Celebra el Inivit medio siglo de aciertos agrícolas

Diferentes organizaciones y entidades de la provincia y del municipio dominicano confirieron honores a un colectivo con cinco décadas al servicio de la agricultura.

(Foto: Tomada del Boletín del Inivit/Achivo).
Visto: 1392

Los trabajadores del Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT) jamás imaginaron que un día contaran con el principal banco de germoplasma de plátanos y bananos existente en América, y mucho menos que contribuirían a la sostenibilidad productiva en múltiples renglones agrícolas como fundamento principal para celebrar las cinco décadas de existencia.

Su colectivo protagoniza esta historia como garantía de la disponibilidad de semillas de alto valor genético a través de cultivares de raíces, rizomas y tubérculos de yuca, boniato, malanga y ñame, entre otros, que superan los clones comerciales anteriores, sin apartarlos de los concernientes a plátanos y bananos, calabaza, fruta bomba, hortalizas y granos.

Aun así reina la inconformidad, y su director, el doctor Sergio Rodríguez Morales, considera que solo logran el 50 % de lo que pudieran hacer en una institución cuyos resultados son frutos de un trabajo integrado, de un colectivo consagrado a la Ciencia y surgido de la visión futurista de Fidel.

Para compartir con los obreros asistieron Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la CTC, Julio Ramiro Lima Corzo, integrante del Comité Central y primer secretario del Partido en el territorio, Alberto López Díaz, presidente del órgano de Gobierno en la provincia, Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, el viceministro primero del Citma, doctor Fernando González Bermúdez; y otros funcionarios.

La mirada de los investigadores se sitúa a tenor de los tiempos en el logro de variedades de viandas según las especificidades de cada región del país y de acuerdo con el propósito de hacerlas más resistentes ante los retos impuestos por el cambio climático.

También defienden el precepto de que la mitad del incremento de los rendimientos depende de la calidad de las semillas y de su variedad, mientras la otra parte obedece a los insumos.

El amplio perfil los lleva a definir aquellas tecnologías dirigidas al manejo integrado de plagas y enfermedades, así como al saneamiento necesario para evitar mayores daños; sin embargo sienten como suyo la imposibilidad de que los renglones alimenticios no se vean con prontitud en la mesa del cubano.

En ello influye una larga cadena que incluye la comercialización y los programas de autoabastecimiento municipales, por lo que impera que cada territorio elabore proyectos a partir de sus particularidades.

El consorcio productivo, ubicado en el municipio villaclareño de Santo Domingo, se traslada a los territorios cubanos. Ya suman 62 recorridos de instrucción con vistas a sugerir un cambio de mentalidad de campesinos y productores que ya prefieren las ofertas logradas en el establecimiento, a la vez que constituye un aprendizaje de esos secretos del surco por parte de los científicos.

Durante la jornada de agasajo se reconoció el esfuerzo de los 99 trabajadores con más de dos décadas en el colectivo, otros 29 superan los 25 años, y unos 30 fluctúan entre los 30 y los 40 años de labor. Cinco pilares sobrepasan las cuatro décadas y fueron estimulados de manera especial. Son ellos: Rubén Marichal García, Fermín García Rodríguez, Inocente Marañón Dueñas, Sergio Rodríguez Morales y Alfredo Morales Tejón.

También recibieron distingos los investigadores consagrados, y la nueva cantera de jóvenes, así como aquellos fundadores que convirtieron este sueño en realidad, en especial Miguel Ángel García Rodríguez, quien ya jubilado prosigue con la fuerza de un trabajador activo.

La Medalla Marcos Martí, representativa del Sindicato de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacalero, llegó para 34 obreros con más de 20 y 25 años en el sector, en tanto múltiples galardones de diferentes organizaciones y entidades de la provincia y del municipio dominicano confirieron honores a un colectivo con medio siglo de ciencia e innovación al servicio de la agricultura cubana.

Al resumir la celebración Ulises Guilarte reconoció la meritoria trayectoria de quienes también influyen en el desarrollo y transformaciones tecnológicas de los principales colectivos de esa rama en el país.

El Inivit mantiene por más de 20 años la condición de Vanguardia Nacional entre los múltiples distintivos nacionales y foráneos que no excluye en estos últimos el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).  

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.