Boulevard II: Buen servicio y mejor pan

La panadería del Boulevard, así conocida por su ubicación, está entre las más destacadas de su tipo en Santa Clara y goza del reconocimiento popular.

Venta de pan en panadería Bouevard 2, de Santa Clara.
Un flujo de venta ininterrumpido prueba de la calidad y aceptación de los panes que elaboran en la panadería Boulevard 2, de Santa Clara. (Foto: Narciso Fernández Ramírez)
Visto: 1219
Panadería Boulevard 2, de Santa Clara.
(Foto: Narciso Fernández Ramírez)

«Vengo casi a diario y compro el pan de la merienda de mis hijos. Le puedo decir que aquí se vende el mejor pan de Santa Clara y el servicio es siempre rápido y complaciente», afirmó Emelina, una de las clientes habituales, que hacía la pequeña cola al momento de visitar la Panadería Boulevard 2, al mediodía de este jueves 25 de enero, Día del Trabajador de la Industria Alimenticia. 

Ubicada en la esquina de las calles Plácido e Independencia, en pleno centro del Bolulevard santaclareño, la pequeña unidad perteneciente a la Cadena Cubana del Pan reluce por fuera y por dentro, con una higiene impecable y un ritmo productivo ininterrumpido de 24 horas y los 365 días del año.

«Ni el paso del huracán Irma detuvo el ímpetu de trabajo, al contrario. Solo estuvimos paralizados unas 24 horas por falta de fluido eléctrico y reanudamos enseguida la producción, pues era cuando el pan hacía mucha más falta a la gente. Mantuvimos tandas de 280 panes con un intervalo de 20 minutos y un flujo permanente sin parar durante 3 o 4 días», explicó Orli Matos Matos, su administrador desde hace 13 años y un hombre que conoce todos los secretos del oficio.

El colectivo de 13 trabajadores tiene una juventud extrema en los panaderos, quienes laboran en dos turnos de 12 horas cada uno. Las ventas diarias oscilan entre los 10 000 y 12 000 pesos, como resultado de la variedad de tipos de pan que ofertan: corteza dura, polvoreados con azúcar, suave, integral suave, de bocadito y el llamado de molde, incluida una modalidad para diabéticos, hecho con el 100 % de salvado.

Elaboración del pan en panadería Boulevard 2, de Santa Clara.
El turno de trabajo de ocasión muestra la juventud de los panaderos y su profesionalidad, lo que distingue a esta panadería santaclareña. (Foto: Narciso Fernández Ramírez)

Al ser la única panadería santaclareña de venta directa al público en la que los procesos productivos son visibles para todos los concurrentes, allí se extreman las medidas higiénicas y se trabaja con esmero para satisfacer al cliente y evitar críticas y señalamientos. 

Orli Matos, administrador de la panadería Boulevard 2, de Santa Clara.
Orli Matos, el administrador, se siente orgulloso de su colectivo laboral, quienes son incondicionales al trabajo y muy responsables. (Foto: Narciso Fernández Ramírez)

Sus resultados del 2017 fueron excelentes, con ventas que superaron en $1 190 121 pesos en moneda nacional —el plan previsto—, los que le hicieron acreedora de la condición de Fábrica Destacada. Y para este 2018 aspiran a una mayor variedad de las producciones, con la incorporación del pan con ajonjolí, el pan con perro caliente, y el pan con cubierta de chocolate, experiencias que ya se aplican en unidades de su tipo en la capital del país. 

La panadería Boulevard 2 (Especialidades) arribará en junio de 2018 a sus 15 años de fundada y emplea una tecnología de procedencia italiana con altos niveles de obsolescencia; tanto en su horno, como en dos de sus cinco estufas:

«A diferencia de otras panaderías de la ciudad, la nuestra tiene que hornear el pan de manera casi manual y hay tres estufas hechas con la inventiva de trabajadores de la Empresa. Aún así nos mantenemos a la vanguardia, tanto en los niveles productivos, como en la calidad del pan», afirmó Orli, el experimentado administrador.

Panadería Boulevard 2, Santa Clara.
(Foto: Narciso Fernández Ramírez)

Y mientras la jefa de Turno, Liset Rodríguez Marichal, nos mostraba los diplomas y reconocimientos ganados a lo largo de los años, el flujo productivo continuó sin interrupciones, sin que tampoco se detuviera la venta del gustado pan, cuya fragancia característica inundaba todo el entorno e incitaba su compra. 

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Mardoscar

    Buenas, sigo diciendo, porque es bueno todo lo bueno que se haga para el pueblo. Mas quisiera aclarar algo, dirigentes de la provincia y de la industria ligera o no. Si en verdad tomaran esas mismas iniciativas con las panaderías existentes y las modificaran a tal maquillaje como estas del boulevard santaclareño, seria muy apreciado por el público que se expendieran panes de esta clase al pueblo y chaito el pan de Pánfilo, que no tiene sabor, ni vistilla, ni forma casi, ni es muy agradable al tacto, pero aun así mata el hambre de quien lo consuma. Creemos que se pueden reestructurar las panaderías a este nivel, ah que hay que cobrarlo a peso el pan conchales, si de todos modos el de menudo, no trae nada, solo cascara de trigo, por lo menos este tiene sabor, forma, olor a pan, y una vista muy linda. Avancemos en cosas así, pero cuidado con aminorar los ingredientes después que pasara lo mismo que con las vegetas panaderias de antaño. He dicho.

  • lisbeth

    Soy asidua clienta de esa panadería, me queda muy cerca y ese pan es el preferido de todos en mi casa. Como dice el artículo buen olor y sabor, panaderos jóvenes, algunos vecinos de la comunidad, ejemplos de disciplina y responsabilidad. Felicidades.