El futuro en manos de la juventud

Entrevistas a jóvenes merecedoras del sello Forjadores del Futuro, que conceden las Brigadas Técnicas Juveniles.

Visto: 826

Las investigadoras Evelyn Fernández Castillo y Arianna Valido Díaz son dos de los jóvenes santataclareños que recientemente recibieron el sello Forjadores del Futuro, que otorgan las Birgadas Técnicas Juveniles (BTJ).

El acto de reconocimiento fue propicio para que ambas compartieran con Vanguardia sus experiencias en el quehacer científico.

Una joven que apoya el desarrollo

Evelyn Fernández Castillo, joven de 29 años, se desempeña como profesora de Psicología de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. El encuentro con las Brigadas Técnicas Juveniles ocurrió desde los tiempos de su vida estudiantil.

Evelyn Fernández, joven distiguida con el sello Forjadores del Futuro.
Evelyn Fernández. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

—¿Qué representa para usted haber alcanzado este lauro?

—En primer lugar, el sello significa un reto, un compromiso con la sociedad, con todas las tareas que nos da la Revolución a nosotros los jóvenes. También, es un reconocimiento a los que pertenecemos a estas brigadas, sobre todo desde el punto de vista de la investigación científica, de los aportes que podamos hacer al mejoramiento de la sociedad en los diferentes ámbitos.

—El sello Forjadores del Futuro es otorgado reconoce los aportes a la ciencia y a la innovación tecnológica. ¿Cuál ha sido su contribución en estos campos?

—Contribuyo, como psicóloga, estudiando problemáticas que están presentes en nuestra sociedad. En mi caso particular, ayudo a prevenir las adicciones en la juventud. Esta es mi mejor forma de aportar a la sociedad cubana.

—¿Cuán imprescindibles son los jóvenes?

—En cualquier área, tanto en el ámbito empresarial como en las instituciones educativas, los jóvenes son un elemento primordial. En primer lugar, porque representan la continuidad del legado que usted como profesor o como trabajador está depositando en aquellos que reciben su trabajo directamente. En segundo lugar, por el encargo social de continuar con ese mismo legado y de poder aportar realmente al desarrollo del país. 

«Los jóvenes están presentes en todos los ámbitos. En todos los espacios se visibiliza la labor que la juventud realiza. Todo ello se demostró recientemente en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes».

—Desde su perspectiva, ¿cuánto más podría hacer para fortalecer el trabajo de las BTJ?

—Siendo consecuente con el trabajo en la base, podría trabajar incluyendo a los jóvenes en proyectos de investigación. Hoy la ciencia convoca a trabajar en proyectos donde no solo esté una especialidad sino que haya un trabajo interdisciplinario y que el joven, además de contribuir a un proyecto de juventud, se permee de la experiencia de otros profesionales.

— ¿Qué falta por conquistar a las Brigadas Técnicas Juveniles?

—Un elemento  importante para la existencia y fortalecimiento de las brigadas es la participación de todos los jóvenes. Y que los que no las conozcan se involucren. Realmente, en muchos centros se hacen importantes investigaciones protagonizada por jóvenes, pero muchos desconocen que pueden participar.

¿Qué diría a aquellos jóvenes que todavían no se ha incorporado?

—Estas brigadas son una forma de socializar, de compartir determinados resultados científicos y técnicos que podemos estar desarrollando desde nuestro puesto laboral. No se necesita un esfuerzo extra sino que es parte de lo que diariamente hacemos. Yo creo que formar parte de las brigadas es la mejor manera que tiene la juventud cubana para apoyar el desarrollo social.

Con metas muy importantes por cumplir, como la de ser madre, Evelyn espera continuar superándose profesional y científicamente para contribuir al desarrollo económico y social del país. 

Las BTJ: «una invitación a la ciencia»

La Unidad de Psicología Experimental, emplazada en la Universidad de Ciencias Médicas «Serafín Ruiz de Zárate Ruiz» de Villa Clara, también tuvo a una joven trabajadora entre las falardonadas con el sello Forjadores del Futuro.

Arianna Valido, joven distinguida con el sello Forjadores del Futuro.
Arianna Valido. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Para Arianna Valido Díaz se trata de un reconocimiento reconocimiento merecido a la actividad científica de las nuevas generaciones, que en su caso, esta realacionada como proyectos preclínicos orientados a toda la actividad médica, farmacéutica y biológica.

¿Cómo se insertó en las Brigadas Técnicas Juveniles?

—Desde que entré a un centro de ciencia me inserté en el movimiento y, aunque no pertenezco a la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas), pude incorporarme a las BTJ, una organización abierta a los aportes de noveles científicos.

«En las respectivas brigadas se realizan eventos y actividades encaminadas a develar los resultados investigativos. Por ello, las BTJ han resurgido y su buen desenvolvimiento es, sin lugar a duda, beneficioso para los investigadores.

—¿Por qué es merecedora de esta importante distinción?

—El sello se les otorga a los jóvenes por la actividad investigativa que hemos efectuado en nuestros centros labores o estudiantiles. Esta distinción no solo se le entrega a profesionales o licenciados, sino también a técnicos que tienen una actividad investigativa prolífica. Conmigo se tuvo en cuenta mis resultados en los fórums científicos de la ANIR (Asociació Nacional de Innovadores y Racionalizadores) y de las BTJ.

—¿Qué importancia tiene este reconocimiento para tu vida laboral?

—Es una invitación a seguir con el trabajo duro que he desarrollado en los últimos años y constituye un motivo de orgullo para mí y para todos los que lo recibieron. 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.