Cáncer de piel, asunto a seguir

De las 3127 tumoraciones con pronósticos complejos reportadas en Villa el pasado año, 1505 casos correspondieron a neoplasias de piel.

Pesquisa para detectar lesiones en la piel, en Santa Clara, Cuba.
Profesionales de Cuba, Colombia y Perú realizaron la pesquisa este viernes 2 de febrero en el Parque Las Arcadas de Santa Clara. (Foto: Cortesía de Salud)
Visto: 1959

De 42 personas que acudieron hasta las 11:00 de la mañana del 2 de febrero al Parque Las Arcadas a la pesquisa masiva para detectar irregularidades en la piel, diez presentaron lesiones malignas y otras 12 en estadio premaligno, comportamiento acorde con el hecho de que el cáncer de piel es el de mayor incidencia en la provincia.

Mediante tecnología especializada un equipo de profesionales de Cuba, Perú y Colombia visualizaron alteraciones evidentes que facilitan el diagnóstico temprano y el tratamiento correspondiente en las áreas de Salud.

Las neoplasias inherentes a la epidermis no resultan despreciables, al decir de la doctora Irén de la Caridad González Rodríguez, especialista que atiende el Programa de Tumores Malignos en Villa Clara, si se tiene en cuenta que el territorio reportó al término del pasado año 3127 tumoraciones con pronósticos complejos, y de ellas 1505 casos correspondieron a la piel, con el 95 % en etapa precoz.

Santa Clara, Sagua la Grande, Camajuaní y Placetas son los municipios que más tumores registran en sentido general, y si bien disminuye la incidencia en cifras, no ocurre así con la mortalidad, si se tiene en cuenta que aumenta en edades tempranas (de 30 a 60 años) al evaluar las neoplasias de mama, cérvico uterina, próstata y bucal, a pesar de que la mayoría son prevenibles.

En cuanto a las lesiones de la piel, la doctora Amelia Betancourt Pérez, coordinadora provincial de la atención a este tipo de cáncer, enfatizó en los factores de riesgo, como la edad, las exposiciones solares prolongadas y en horarios inapropiados, sin descartar los antecedentes familiares. 

No menos importante aquellas lesiones que no acaban de cicatrizar o los lunares con cambios de tamaño y coloración.

Las medidas preventivas establecen una estricta precaución con los infantes por la acción acumulativa que tiene la incidencia solar, a la vez que recomendó el uso de ropas protectoras con colores rojos y rosados que disminuyen las radiaciones ultravioletas, así como el empleo de gafas, sombreros o gorras que protejan el rostro.

Será necesario hidratarse con frecuencia, y caminar por la sombra debido a que tanto afecta el sol intenso como el resplandor.

Pesquisas de este tipo se realizan en la provincia desde 2011 como aporte al Día Mundial de Lucha contra el Cáncer instaurado cada 4 de febrero.