Evalúa Buró Nacional de la ANAP situación en Villa Clara

Rafael Santiesteban Pozo llamó a continuar el trabajo individualizado con los campesinos en el tema relacionado con el cobro de los impuestos por conceptos de utilidades.

Buró Nacional de la ANAP en Villa Clara
Rafael Santiesteban Pozo, al centro, presidente nacional de la Anap, realzó la importancia del campesinado en la producción de alimentos para la población e instó a una mayor vinculación de los dirigentes anapistas con las bases productivas. (Foto: Narciso Fernández Ramírez)
Visto: 853

En una reunión de trabajo presidida por el miembro del Consejo de Estado Rafael Santiesteban Pozo, presidente nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), con los principales dirigentes de Villa Clara se hizo una radiografía de la situación de los anapistas de la provincia más central de Cuba.

Celebrada en Tecnosime, el debate permitió evidenciar los logros y hacer hincapié en las dificultades a resolver de cara al venidero congreso de la organización, previsto para el año 2019, inmerso, además, en el aniversario 60 del Congreso Campesino en Armas, celebrado en 1958, en Soledad de Mayarí Arriba, antigua provincia de Oriente, bajo la dirección del comandante Raúl Castro Ruz, jefe del II Frente Oriental Frank País.

Santiesteban Pozo al abordar el tema de los impuestos a pagar por los campesinos por conceptos de utilidades, calificó el asunto de complejo, pero al que hay que concederle toda la importancia que merece: «Darle toda la prioridad a la tarea. Tomar conciencia, respaldarlo, es lo primero que debe lograrse para asegurar la debida compresión para su pago por nuestros campesinos.

«No se defiende el interés individual de nadie. Estamos conscientes que resulta un proceso complejo, pero si se organiza y ejecuta bien, debe dar los resultados esperados. Siempre habrá preocupaciones individuales y a esas debemos darle respuestas personalizadas.

«Hay que hacer entender su necesidad. Incluso, en lo relacionado con las tierras ociosas, el objetivo final no es cobrar, sino que estas se pongan en explotación y cumplan su debida finalidad de asegurar la producción de alimentos para el pueblo».

Buró Nacional de la ANAP en Villa Clara
La reunión permitió reflexionar acerca de los problemas de la organización en Villa Clara y reveló la necesidad de priorizar la confección de los planes de desarrollo de las cooperativas. (Foto: Narciso Fernández Ramírez)

Sobre la estrategia seguida por la provincia trascendió que ahora se encuentra en la fase de la preparación de las asambleas generales con los asociados, reuniones previstas para el mes de  septiembre: «Si la preparación es buena y se hace todo el trabajo político de convencimiento y explicación, debe salir bien el proceso», afirmó uno de los dirigentes anapistas villaclareños.

También fueron analizados los problemas de afiliación, en una provincia con potencialidades para incrementar la cantidad de miembros, que hoy ascienden a 38 393 asociados, pero que, como aseguró Neisy Santos Silva, presidenta provincial, puede llegar al XII Congreso con más de 40 000 miembros. De esa membrecía, 6648 son mujeres; de las cuales, hay 46 presidentas de cooperativas.

Como aspecto a mejorar resaltó el relacionado con la elaboración de los planes de desarrollo de las cooperativas, por debajo de la media del país. Un asunto de suma importancia para el avance sostenido de esas formas productivas, pues la planificación de sus necesidades resulta vital para seguir adelante.

De igual manera, fue evaluada la dejación voluntaria de la cuota normada por los campesinos. Aspecto donde hay avances, pero no los posibles. Según trascendió hay problemas de integración con las Oficodas para hacer oficial la decisión de dejar de adquirir el producto normado que el campesino produce en su finca y que, por tanto, no necesita.

Énfasis se puso a la compleja situación alimentaria de la provincia, tras las recientes lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, con niveles productivos casi todos por debajo a lo alcanzado en igual período del año anterior. En viandas, un 75 % inferior a lo entregado en el 2017; en hortalizas, un 28 %, y en el rango del 18,7 % por debajo en la producción de carne de cerdo. Todos, junto a los granos, rubros alimenticios claves que afectan duramente a la población.

En todo momento del análisis destacó la voluntad del campesinado villaclareño de resolver los problemas existentes, a tono con la tradición histórica existente de ser vencedores de dificultades y obstáculos.

Santiesteban Pozo recabó un acercamiento mayor a la base productiva, a los campesinos, pues, como reafirmó: «Los campesinos agradecen que se esté cerca de ellos, en las buenas y en las malas».

Participaron en el intercambio con el Buró Nacional de la ANAP, Edelio Torres Pestana, miembro del Buró Provincial del Partido, a cargo de la esfera Agroalimentaria, y Alain Rodríguez León, vice delegado primero de la Agricultura en el territorio.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • spra

    ¿Tantos impuestos a los campesinos estimularán de verdad la producción agrícola?