Ratifican importancia de fomentar agricultura urbana en Santa Clara (+Video)

La agricultura urbana y familiar constituyen alternativas que pudieran hacer frente al déficit de alimentos en Santa Clara. 

Recorrido por la agricultura urbana y familiar
Otro de los objetivos de la visita al sector agrícola constituyó la evaluación del funcionamiento de los sistemas de riego, así como las maquinarias. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Visto: 567

La agricultura urbana constituye una de las principales alternativas para hacerle frente al déficit de alimentos en la población santaclareña. Así constataron las máximas autoridades de la provincia en un recorrido por diferentes bases productivas del municipio.

Con el objetivo de diagnosticar el funcionamiento de las estructuras agrícolas, la delegación municipal del Ministerio de la Agricultura rindió cuenta ante las nuevas estrategias que persiguen fomentar la productividad, el autoabastecimiento y la agricultura familiar, en un momento donde los organopónicos de la ciudad enfrentan una difícil situación.

Agricultura urbana, Villa Clara
A pesar de la escasez de recursos para la agricultura, las malas prácticas en la cosecha de los cultivos también atenta contra el resultado final. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Según el informe presentado ante las autoridades, las 27 formas productivas existentes en el municipio, hasta el momento, han sobrecumplido los planes de acumulado de siembra de hortalizas, granos y frutales, con 101%, 123% y 115%, respectivamente.

La cosecha de viandas, a un 87%, se ha visto frenada por el déficit de semillas de malanga y yuca. Mientras, el programa del maíz ha sido cumplido en un 129%. Por su parte, las ventas de acopio se encuentran al 84%.

La detección de incumplimientos en los programas de prioridad, la concepción de planes cómodos, las malas prácticas de cosecha en los cultivos —amén de los problemas consabidos relativos a la falta de combustible, insecticidas y fuerza de trabajo—  fueron algunos de los tópicos abordados con mayor fortaleza por las autoridades, sobre todo en la Empresa Agropecuaria Valle del Yabú.

Casa de cultivo, Valle del Yabú
Casas de cultivo, Valle del Yabú
Casas de cultivo, Valle del Yabú
Las Casas de Cultivo, de conjunto con la Universidad Central, trabajan sobre la base de tecnología de punta. Los resultados, enfocados en el abastecimiento del turismo, son alentadores. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Julio Ramiro Lima Corzo, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, instó a encadenar los procesos productivos como una solución alcanzable. En este sentido, realzó las potencialidades de la Biofábrica Empresa de Semillas y el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP), de la Universidad Central de Las Villas.

Nieve Ramo Rodríguez, jefa de brigada de la Biofábrica, explicó que los índices de producción de la empresa son muy altos: 134%, de un millón de vitoplantas planificadas. Aseguró que estas cifras pueden responder a las demandas de la reproducción del plátano, la malanga y la yuca en Santa Clara.

Una de las formas productivas son las Casas de cultivo, dedicadas fundamentalmente al abastecimiento del turismo, donde se cosecha tomate, pepino, pimiento y hortalizas. La motivación salarial, con una media de 1800 pesos, constituye uno de los principales aspectos que favorecen la estabilidad del colectivo de trabajo. 

Según Juan Rolando Mesa, jefe del módulo, en los últimos cuatro años «han tenido un rendimiento de 156.4 toneladas por hectárea. Hemos trabajado de conjunto con la Universidad y nos ha dado como resultado un incremento de un 36.4 %. El principal logro está entre los tres factores técnicos: el riego, el fertirriego y la capacitación», argumenta.

La cooperativa Ovidio Rivero posee 1119.5 hectáreas, dedicadas en su mayor porciento a la ganadería. Sin embargo, la siembra de cultivos varios, entre los que se destacan las plantas proteicas para la alimentación animal, ocupa un espacio representativo en la zona.  

Marta Rodríguez Rodríguez, vicepresidenta de la Ovidio Rivero, señaló haber mantenido la productividad gracias al esfuerzo de los cooperativistas. Ante la escasez de combustible para las labores agrícolas, los trabajadores hacen frente a la proliferación de hierba con yuntas de bueyes en cada una de las áreas.

Recorrido por la agricultura urbana y familiar
Los módulos pecuarios son otra de las iniciativas que intentan autoabastecer las formas productivas. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

«Nosotros nunca hemos dejado de tener el módulo pecuario. Hemos tratado de mantener los conejos, los carneros. Ahora tenemos problemas con los porcinos, pero también los hemos incluido en el plan. Tenemos que mantener el autoabastecimiento de nuestros propios cooperativistas y si podemos abastecer los puntos de venta también lo haremos», explica Rodríguez Rodríguez.

En el balance, sobresalieron propuestas de diversificación de cultivos, crianza de carneros y chivos, reforestación de áreas urbanas, siembra de plantas ornamentales, propuestas de huertos y fomento de la inserción de los patios familiares en la cadena productiva, entre otros.

(Cámara: Carlos Rodríguez Torres)

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.