Villa Clara fortalece sus acciones medioambientales

«Juntos por un medio ambiente sano y equilibrado» es el lema de Cuba para presidir la jornada por el 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente. En los próximos días se conocerá la sede de las celebraciones en el país y las provincias destacadas.

Visto: 2676

Logo del CitmaEntre las cuatro direcciones fundamentales que enfrenta la delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Villa Clara figura el seguimiento a la contaminación a fin de revertir el panorama que presenta la calidad ambiental.

La tarea incluye, además, al resto de los organismos y a la población, si se tiene en cuenta aquellas entidades que atentan directamente contra las fuentes de abasto o dejan sus huellas sobre estas para resultar los principales contaminantes en el territorio.

Figuran entre estos: la Empresa Porcina, la Industria Alimenticia, AZCUBA, el Ministerio de Industrias, Recursos Hidráulicos, Comunales y algunas instituciones de Salud.      

En conferencia de prensa la Dra. María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Citma en Villa Clara, enfatizó que estas experiencias serán replicadas en los municipios, a la vez que se preparan encuentros con organismos a fin de chequear la implementación de la Tarea Vida o Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático.

Durante los primeros días de junio Villa Clara acogerá un taller sobre el perfeccionamiento de las políticas del sistema ambiental con participación de expertos nacionales, a tenor de que la percepción de riesgo resulta uno de los elementos aún débiles a escala poblacional.

Es propósito que los municipios costeros realicen jornadas de limpieza de la costa a partir de movilizar a sus propias comunidades, colectivos de trabajo y escuelas con fines didácticos. Y se tratará de trabajar en los ríos santaclareños tan maltratados, a pesar de las acciones anteriores que contaron con un amplio movimiento de masas.

«Juntos por un medio ambiente sano y equilibrado» es el lema de Cuba para presidir la jornada por el 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente. En los próximos días se conocerá la sede de las celebraciones en el país y las provincias destacadas.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez

    ¡Cuidemos todos el medio ambiente, y con ello la vida y la salud! Es común la responsabilidad con la preservación favorable de los factores físicos, químicos y biológicos que tienen una influencia decisiva en los seres humanos. Valen cuantos esfuerzos sean necesarios para promover sanos estilos de vida, concienciar sobre el saneamiento básico, contribuir a la prevención de las enfermedades y la generación de ambientes salutogénicos. Mucho puede y debe hacer la sociedad en su conjunto, cada comunidad, familia y cubano para disfrutar de un medio adecuado, sin contaminación, sin humo de tabaco (sea propio o ajeno), ni insalubridad. Entre todos podemos reducir los riesgos ambientales. Sirva el Día Mundial del Medio Ambiente para multiplicar buenas y sanas prácticas en la convivencia y el cuidado de cada entorno. Gracias.

  • Jose Alberto

    Pregunto, a caso el excremento de los caballos regado por todas las calles de Santa Clara no contaminan el medio ambiente, ademas no se sabe que el poseedor de un equino que no posee tierra, los cuida practimente dentro de su casa en la propia ciudad y eso no contamina a los vecinos. Quien o quienes responden o hacen responder por estas otras indisciplinas, estamos minado de esta plaga.
    Jose Alberto

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez

    Ciudad que simula un hipódromo. Reeditamos, más o menos, un breve comentario del 23 de noviembre de 2013, publicado en la Mesa Redonda “La urbanidad sobre la mesa”, cuyo título obedecía entonces (y parece vigente) a la excesiva cantidad de equinos que arrastran un carretón en nuestra Santa Clara querida; sus heces fecales continúan por doquier, afectando la limpieza de una ciudad que suele caracterizarse en su historia por la pulcritud de sus calles y la higiene comunal. Heces y orina de caballos no debían continuar dominando el panorama de la capital de Villa Clara, en calles, aceras y las suelas de los zapatos, así como en el aire en forma de molestos aerosoles. Estos deshechos se trasladan a hogares e instituciones, incluyendo policlínicos y hospitales, y constituyen un riesgo potencial para la salud. La convivencia irracional con animales domésticos no está exenta de riesgos para la salud. El pelo de caballos puede ser un factor sensibilizante para una alergia; y los animales que no estén estrictamente controlados por un veterinario y convenientemente vacunados, pueden ser causa de enfermedades en las personas (zoonosis). No son pocos los que consideran excesiva la cantidad de caballos en zonas urbanas de Santa Clara; una ciudad que por momentos parece un hipódromo.