«Lo peor que pueda pasar es que tengamos prensa pública sin influencia pública»

Periodistas de Villa Clara analizaron la necesidad de un nuevo tipo de relaciones entre la institucionalidad y la prensa, así como de ganar credibilidad ante un público cada vez más diverso.

Pleno de la Upec en Villa Clara.
(Foto: Tomada del perfil de Facebook de Enrique Moreno Gimeranez)
Visto: 1292

Con el corazón en la mano y mirando de frente, tal como agradecemos los cubanos y, quizás como pocos, quienes trabajamos en los medios de comunicación. Así llegó Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), al balance territorial que este martes 11 de junio tuvo lugar en la Escuela Provincial del Partido «Carlos Baliño«, en Villa Clara. 

Su intervención inició con las palabras exactas, ni más ni menos, de lo que anhela y precisa el gremio: «Construir un nuevo modelo de prensa pública para el socialismo, implica la construcción de un nuevo tipo de relaciones entre la institucionalidad y la prensa. Ya quedó atrás la época en la que eran los medios clásicos quienes centraban y controlaban la información: perdieron la hegemonía de las influencias. Los medios públicos no somos los únicos que erigimos paradigmas, o sea, urge cambiar radicalmente la forma en que generamos contenido».

Pleno provincial de la UPEC en Villa Clara.
Ricardo Ronquillo, presidente de la UPEC (al centro), encabezó el pleno de los periodistas villaclareños. (Foto: Tomada del perfil de Facebook del periodista Enrique Moreno Gimeranez)

El presidente de la UPEC enfatizó asimismo en los desafíos inminentes de ejercer el periodismo en un contexto transversalizado, ya no solo por una competencia deshonesta en las redes sociales y otros espacios en Internet, sino por las propias rupturas generadas por ineficiencias internas y que dan al traste con la elemental obligación de informar bien, cuando toca, con inmediatez y precisión.

«Lo peor que pueda pasar es que tengamos prensa pública sin influencia pública. La credibilidad de los medios ha sufrido fracturas graves en los últimos tiempos, y este modelo tiene que estar en capacidad de construir los consensos necesarios. Los nuestros tienen que ser los medios fundamentales para las audiencias, porque lo cierto es que tenemos el control sobre el sistema de prensa, pero no tenemos a los públicos».

Periodista Abel Falcón Curí, en el pleno provincial de la UPEC en Villa Clara.
(Foto: Tomado del perfil de Facebook de la periodista Lisdey Rega López)

Varios reporteros de distintas generaciones, como Dalia Reyes Perera, Lourdes Rey Veitía, Alfredo García Pimentel y Abel Falcón Curí, entre otros, levantaron la «adarga» para llevar a debate temas reiterados, incisivos, que aún después de décadas de denuncia continúan boicoteando la labor diaria de los reporteros: las carencias de una política salarial deprimida, secretismo, limitaciones del rol de la prensa a simple vocera de resultados, inmovilismo, migración profesional y las dilaciones de medidas largamente demandadas.... 

La actualización de los rumbos sobre los que hoy se proyecta la nueva política de comunicación —aún por aprobar— constituyó un espacio de especial interés, a cuyo análisis aportó otras perspectivas Rosa Míriam Elizalde, vicepresidenta primera de la UPEC. Existen intereses comunes, insatisfacciones y propuestas para lograr hacer más y mejor en el terreno de la comunicación social. 

Ronquillo Bello apostó por la transparencia y el compromiso, asumido desde el pleno convencimiento de que «la prensa no puede conducir al descrédito de las instituciones públicas de la nación. Sin embargo, se tienen que legitimar esos vínculos desde la legalidad, lo cual implica obligaciones de ambas partes y contribuye a la credibilidad del discurso periodístico». 

Al balance de la UPEC villaclareña asistieron, además, las máximas autoridades del Partido, el Gobierno y la UPEC en la provincia, así como miembros del ejecutivo nacional y territorial.  

Se han publicado 7 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Guillermo

    Importante que la prensa se reinvente y consolide, deje de ser >, deje de ser sentida por la población como la que tiene el deber y la responsabilidad de resolver problemas, hay que reconocerla en su justa dimensión, está para informar sí, pero también para investigar, ayudarnos a reflexionar, darnos todas las caras de la información, denunciar y sobre todo para ser RESPETADA, que lástima cuando vemos artículos, comentarios, programas que tratan asuntos medulares de nuestra sociedad, sus carencias y necesidades, sus realidades y sin embargo en muchas ocasiones no reciben respuestas y si las reciben casi nunca las conocemos, las soluciones a los problemas las tienen que dar otros, la prensa existe y existe para bien de la Revolución, por esa esta frase dice mucho >, la prensa es un servicio a la sociedad y sus líderes, y tanto políticos como administrativos, tienen que ver en la prensa espacios de solución y no espacios para justificar, tienen que ver a los comunicadores como amigos y no como personas a las "que hay que esconderle la bola", hay que acabar con el "no poder divulgar", los comprometidos con la información veraz, sin hipercriticismo ni dobles intenciones, sin ánimos sensacionalistas, todos son importantes, no importa el medio en el que publiquen esa información.
    De nada servirá a la prensa hacer su labor diaria si continúa encontrando puertas cerradas y oídos y ojos que no quieren escuchar ni ver, entendamos, la prensa es un arma al servicio de la Revolución.

    • Guillermo

      Ruego al moderador que cuando considere necesario quitar alguna parte de lo escrito por mí, lo haga del todo y así se evitan la aparición de errores gramaticales como: "...deje de ser >, deje de ser sentida", frase incompleta que sin embargo parece repetida por quien escribe y no es así, ya que después del primer "deje de ser", escribí otras palabras, igual sucede con: "...por esa esta frase dice mucho >...", que debió decir "por eso" y que evidentemente la frase que "dice mucho", fue suprimida, no me opongo a que alguien quizás con más conocimientos de gramática o de técnicas para escribir corrija lo que escribo aunque pierda parte de su esencia, lo que no puedo entender es que se haga mal o de forma incompleta, de todas maneras creo que lo escrito debe ser respetado en su totalidad y publicarlo tal y como se escribió, espero me responda, gracias.

    • Moderador

      Estimado Guillermo, por el respeto que usted y todos nuestros lectores merecen, le aseguro que ni su comentario, ni ningún otro se adultera o modifica. Lo publicamos íntegro o no. Gracias por escribir y continúe. haciéndolo..

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez

    Enhorabuena. Con el corazón latiendo y al pueblo sirviendo es también una buena filosofía que incentiva a los periodistas. Sin dudas, la Prensa debe ofrecer, además de información, modelos de comportamiento y los mejores valores que deben ser compartidos y enaltecidos entre los villaclareños y cubanos. Sea el Balance ocasión propicia para llegar, más y mejor, al universo territorial, así como rejuvenecer y mejorar la entrega cotidiana. No es utopía que los medios se conviertan en referente para informar y formar. Saludos y éxitos. Gracias.

  • LAP

    Muy bueno lo escrito y en este caso recordar siempre a nuestro Apostol. 'LA PRENSA NO ES IRA INSULTANTE, ES EXAMEN, CONSEJO, PROPOSICION".

  • Fernando

    Los momentos actuales generan adaptarse a ellos en todas las esferas, el periodismo no se excluye de esto.
    Yo concibo que el buen periodista, este que hace su trabajo PROFECIONALMENTE, identificado y comprometido con la Revolución, su labor ofrece un importante instrumento para incidir en el desarrollo tanto económico como social, denunciar, criticar, exigir, reconocer son de mucha importancia para un país y su población que transita hoy por un camino estrecho que no deja posibilidad de equivocarnos.
    Temas como disciplina social, mal trabajo de funcionarios públicos, obligaciones y derechos dan la posibilidad de hacer grandes tesis, pero no debe de haber controladores políticos de ninguna noticia por dura que sea, sin llegar a caer en la falta de respeto, la humillación y el desprestigio.
    En nuestra sociedad hoy se ha puesto de manifiesto muchas irregularidades en todas las esferas y nadie siente la presión que se le controle y que bueno sería que un periodista preparado, honesto y comprometido denuncie, critique y saque a la luz lo que los responsables de esas actividades, no quieran resolverlas por las razones que sean.
    Deben existir leyes que protejan a estas personas que hacen esta tarea, que tengan un salario digno y se le pague algo más por los buenos resultados en trabajos periodísticos que generen beneficios para muchos.
    El periodismo en muchos países son una espina difícil, han descubierto desde corrupción hasta historias bien contadas de personas o grupos de ellas que hacen el bien en una sociedad, nosotros no podemos tener un periodismo que se limita a decir lo bueno, las efemérides, decir las cosas malas de cualquier esfera para mí nos compromete a hacerlas mejor y lo más importante nos da la cultura de lo que es el bien del mal.
    Necesitamos una sociedad culta, responsable, disciplinada con el cumplimiento de las normas y regulaciones, como tambien gobernantes y autoridades serios comprometidos, honestos y concientes de constribuir a mejorar cada dia y pendientes de no ser objeto de un buen trabajo periodistico.

    • Liena M. Nieves

      Hola Fernando, nunca mejor dicho! Gracias por su confianza en este gremio de luchadores. Saludos y que tenga una linda semana