Análisis de la caña y su calidad

Un moderno equipamiento fabricado en Villa Clara determinará la calidad y el precio de la materia prima según el rendimiento potencial de la caña.   

Visto: 335

Un lote de equipos especializados en la toma de muestras de la caña que llegará a los basculadores de los ingenios permitirá, a partir de la próxima zafra, diferenciar los sistemas de pagos de acuerdo con la calidad de la materia prima que aporten las unidades productoras del país.

Prototipo de la desfibradora de caña
Prototipo de la desfibradora de caña en fase de producción. (Foto: Cortesía de la Fábrica de Equipos Agrícolas)

La tecnología, que por vez primera se generalizará en fábricas azucareras cubanas: sondas móviles horizontales y desfibradoras del tallo vegetal, se termina en la actualidad en Villa Clara.

Los aparatos, cada uno con funciones específicas, permitirán después de extraídos los jugos de la caña con el empleo de una prensa mecánica, la recogida de muestras y la realización efectiva del análisis químico del guarapo, afirmó Félix Hernández Blanco, especialista en derivados en la Empresa Azucarera del territorio.

Las pruebas de laboratorio, según las recolecciones de campo, determinarán el rendimiento potencial de la caña y hasta las materias extrañas que contienen las pautas sacadas, confirmó.

Al arrancar la cosecha en diciembre se emplearán estos dispositivos con el propósito de diferenciar los precios de las producciones, contrario a la uniformidad de pagos promedios que existía antes, hecho que validará la calidad de la materia prima y el incentivo de los cosecheros para conseguir mayores ingresos monetarios.

El nuevo sistema de pago de la caña según la calidad, declaró Hernández Blanco, constituye uno de los trascendentales cambios que ejecuta el Grupo Azcuba para, desde las plantaciones agrícolas, impulsar la eficiencia fabril y la disminución de los costos de producción.

También, como resultado del muestreo, mejorarán los parámetros de eficiencia fabril y los costos disminuirán, al tiempo que aumentará la competitividad del azúcar en los mercados foráneos, refirió.

El ingeniero mecánico Miguel Ángel Flores Pita, parte esencial del equipo de trabajo y diseño de la moderna tecnología azucarera. (Foto: Luis Machado Ordetx)

Tanto las sondas horizontales como las desfibradoras se construyen en la Fábrica de Equipos Agrícolas, perteneciente a la División de Talleres Enrique Villegas en Villa Clara, indicó Miguel Ángel Flores Pita, ingeniero mecánico creador de los prototipos.

Precisó que desde hace cuatro años funciona un equipamiento integral que analiza la caña de las plantaciones que recibe el ingenio Heriberto Duquesne, en Remedios, y los resultados conseguidos en centros de recepción y basculadores  —en caso del  tiro directo con camiones—, son positivos.

En la construcción de las sondas horizontales se tuvo en cuenta modelos en funcionamiento en campos de Costa Rica, dijo Flores Pita, y argumentó que se emplea un tractor Yum en el arrastre en tiempos de zafra,  pero cuando concluye la cosecha ese medio rodante con todas sus disposiciones técnicas puede incorporarse a labores culturales en las plantaciones.

La entidad villaclareña (Maquinado y Pailería) entregó, en octubre, 20 equipos de sondas toma muestra, y en noviembre terminarán otros 30 para incorporarlos a los ingenios en producción azucarera, precisó José Rodríguez Zerquera, director de la planta.

Acople experimental del cañón de toma de muestras, aunque en realidad se hará por dos orificios laterales en la cama del camión y sus arrastres. (Foto: Luis Machado Ordetx)

Las sondas, añadió, llevan mangueras, bombas, hidromotores y laminados importados, y su costo asciende a unos 24 877 pesos. La central provincia recibió 8 equipos —aparte del ubicado en Heriberto Duquesne y otro de tecnología brasileña que funciona en Panchito Gómez Toro, en Quemado de Güines—, mientras similar cifra se asignó hace poco a los territorios orientales. En cada caso el implemento va acompañado con sus correspondientes desfibradoras.

Tractor con la ensambladura del cañón toma muestras de sondas horizontales. (Foto: Cortesía de la Fábrica de Equipos Agrícolas)

Ese último equipo, copia brasileña adaptada a condiciones del país, tiene un costo ascendente a 8 080 pesos, y en su montaje se incluyen precios de rodamientos, motor de pizarra y laminados importados, aclaró Rodríguez Zerquera.

Durante el actual mes entregarán 10 equipos, y otros 30 en diciembre con lo cual completarán los pedidos del año. Ahora, aseguró Flores Pita, laboran en prototipos de la prensa, una tecnología nacional, pero mientras tanto no las concluyan los ingenios cubanos utilizarán similares dispositivos, más rústicos, existentes en sus respectivas empresas.

Por tal razón los 52 trabajadores de la Fábrica de Equipos Agrícolas, integrada al Grupo Azutecnia, extienden la jornada laboral para cumplir con los compromisos de terminación de las sondas toma muestra horizontales y las desfibradoras, y precisan detalles para el montaje de la prensa prototipo con lo cual completarán el moderno equipamiento que asignarán a los ingenios cubanos.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.