Comunales, por un servicio de calidad

Sistemáticas insatisfacciones mostró ese sector durante el pasado año. En la actualidad, a pesar de limitaciones económicas, todo reclama de cambio y compromiso ante la sociedad.

Debates críticos del informe del trabajo del sector. (Foto: Luis Machado Ordetx).
Visto: 793

La calidad de los Servicios Comunales, todavía por debajo de los recursos asignados en presupuesto y combustibles, exige de una transformación radical en Villa Clara al constituir una de las prestaciones de mayor impacto en la población, según trascendió en el balance del trabajo del sector durante el pasado año.

Las labores en la recogida de desechos sólidos, los servicios necrológicos, la limpieza de áreas verdes y atención a parques, la reparación de osarios y bóvedas en cementerios, así como la floristería, constituyeron los principales puntos de análisis.

En todas las esferas, incluyendo el empleo de la tracción animal para la recogida de basura, mostraron fisuras. Dolores Pedraza Valle, Contralora Jefe Provincial, al intervenir en la reunión, advirtió en la necesidad de revisar con profundidad los controles financieros y los destinos de portadores energéticos en un sector que gastó más de 78 millones de pesos durante el período, y solo tres municipios (Encrucijada, Remedios y Camajuaní) tienen una contabilidad fiable.

Dolores Pedraza Valle, Contralora Jefe Provincial, destacó la necesidad de controlar los recursos asignados a un sector con marcada incidencia en la atención a la población. (Foto: Luis Machado Ordetx).

Añadió la necesidad de «mirar por dentro los presupuestos, y ser más racional en los gastos y observar dónde se colocan los recursos monetarios de acuerdo con las inversiones», en un período en el cual detectaron violaciones de los exámenes financieros y los insumos asignados.

Todo requiere credibilidad en correspondencia con el beneficio público, refirió Alberto López Díaz, Gobernador en Villa Clara, y transita, recalcó, por la calidad de los servicios prestados en un sector que está presente en toda la sociedad, desde el momento del nacimiento y la educación ciudadana, hasta la muerte.

Precisó que Comunales constituye el segundo sector que más combustible recibe en la provincia, y el tercero en inversiones, pero el trecho por recorrer es largo al no contar, incluso, con una floristería sólida en las municipalidades para satisfacer los anhelos sistemáticos de la población y las instalaciones del turismo, y sustituir de esa forma importaciones o pagos indiscriminados al sector privado.

Las dificultades en la producción de flores, con jardines idóneos a pesar de las limitaciones en adquisición de sistemas de riego, representan costados débiles del sector, y existen pérdidas  económicas reportadas en Sagua la Grande, Cifuentes, Placetas, Santo Domingo y Encruicijada, municipios en los cuales hay que consolidar sistemas de trabajo en la explotación agrícola.

Los proyectos de desarrollo local, inscriptos también en los prestaciones que ejecutan en la cayería norte de la provincia, no prenden por igual en todos los territorios aunque ya se constatan discretos resultados para disponer de jardines y viveros.

Nilka Ramos Méndez, directora provincial de Servicios Comunales, destacó que se enfrentan retos para garantizar asistencias de óptima calidad, incrementar el empleo de carretones en la recogida de basura y ahorrar combustibles, y eliminar deficiencias en la aplicación de pagos salariales a los trabajadores y disminuir las quejas relacionadas con insatisfacciones de la población.

Informó que se trabaja con niños, padres y maestros en 146 escuelas primarias para impulsar la recogida de desechos sólidos en bolsas específicas que facilitan la clasificación de los desperdicios, acción que también se trasladará a edificios del reparto José Martí, en Santa Clara.

López Díaz recalcó que  en ocasiones se proporcionan «malos servicios a pesar de indisciplinas sociales que existen, pero si hacemos bien y sistemáticamente el trabajo la población nos va a apoyar»».

Todo transita desde la existencia de flores y plantas ornamentales, hasta las atenciones que se brindan en funerarias y cementerios y la recogida estable de basura y labores en áreas verdes, parques infantiles y tarjas y monumentos.

El reto es «grande, pero urge fiscalizar y controlar el trabajo» y satisfacer, en correspondencia con los amplios recursos que asigna el país al sector, todos los reclamos del pueblo.

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • GACMTZ

    Pienso que de comunales nada bueno se puede hablar, ¡TODO ES MALO!, hasta para cuando uno se muera, algo que por naturaleza se le hace rechazo, pero si piensas en el mal servicio de necrología, publicado por unos estudiantes de periodismo, titulado “La necrología en Santa Clara está como para morirse, al cual yo le cambiaría por “está para no morirse”, si tienes en cuenta donde van hacer depositados los restos. Todo esto lo conocen las autoridades de la provincia y municipios, sino que a que se dedican, pero no hacen nada. Soy del criterio que primero hay que hacer, que el pueblo vea el cambio y después divulgar los avances. En cuanto a la higiene de la ciudad capital es bochornosos seguir diciendo que se va a mejorar la calidad del servicio, cuando no se ve a nadie barriendo las calles, la recogida de desechos sólidos es un desastre y nada se hace por la disciplina social que ayudaría mucho en este sentido aparte de las cosas que se pueden hacer, como la colocación de recipientes de basura en lugares que lo necesitan, entre otras cosas más como es el ordenamiento del servicio, con itinerarios de los medios encargados de recoger los desechos sólidos. Sobre la disciplina social hay que accionar contra los infractores, tanto de la institución como de la población. Para eso no hay que esperar que nos quiten el bloqueo, digo si hay que quitarlo, pero el interno que tenemos por parte de los directivos, se aumentó el presupuesto y el salario a los trabajadores de esa entidad, y ¿Qué?, la vida sigue igual o peor, sino se acciona en el ordenamiento y en la calidad del servicio que prestan los trabajadores que laboran en esa actividad, así como en mejorar la disciplina social de la población, todo lo que se haga es por gusto, es decir seguir gastando lo poquito que tiene el estado sin que haya un resultado acorde a las posibilidades. En La Habana se están haciendo cosas, divulgado y también cuestionado por la periodista Talía González, cojamos experiencia de esta provincia, al igual que de otras provincias como Santiago de Cuba, que este tema no está así. Dirigir comunales no es nada fácil, pero más difícil se hace sin el gobierno no apoya con todas las instituciones que tienen que ver con esta actividad, la DIS que no hace nada por la disciplina social, ni por nada, es un cuerpo inspectivo que se ha convertido en un paracito de la sociedad, cuestionado por el pueblo. Ayer por Tele-Cubanacan, en el programa que conduce Abel Falcón, plantearon por parte de la población que los inspectores eran corruptos, y el director de la DIS, se desayunó con eso, pidiendo que los denunciaran, y pregunto ¿qué clase de jefe es él que no conoce a sus trabajadores, no sabe lo que hacen en el día a día, ni hace verificaciones para comprobar el trabajo que realizan?, da que pensar. Estoy seguro que todos no lo son, pero si los hay, y con esos hay que actuar, pues están empañando la imagen de la institución y de los que son honestos y hacen su trabajo con calidad. Espero me publiquen, aunque sea un poco duro y directo, pero a los que no hacen las cosas bien hay que atacarlos, si queremos avanzar.
    Saludos
    Gustavo -

  • Abel

    Muy de acuerdo con el comentario de GACMTZ , creo que las instituciones estatales han perdido mucha credibilidad y hay que hacer cosas y que sea el pueblo quién hablé de avances cuando los haya , porque son los dirigentes los que pueden cambiar todo lo mal hecho que está en todos los lugares y por favor que no digan más que el pueblo denuncie , un buen jefe tiene que saber lo bueno y malo que hay en su entorno.