La doctora Lidia es una madre feliz

La doctora Lidia ha podido comprobar en carne propia cuán difícil resulta cumplir con las misiones internacionalistas y cuidar de su familia.

Doctora Lidia González Agüero y su familia,
«Mi familia es todo: mi esposo es maravilloso y tengo una hija adorable. También tengo hermanas, sobrinos e hijos de sobrinos. Por ella y por la vida, y por Cuba, voy a seguir siempre agradecida», confiesa la Dra. en Medicina General Integral Lidia González. (Foto: Cortesía de la entrevistada)
Visto: 2452

Dice que Haití fue una misión hermosa, llena de momentos imborrables. Que en Brasil estuvo en un pueblito como de novela, con una sola calle y una única capilla. Que el día que marchó a otro lugar, por órdenes del ministerio, la gente salió a las calles porque nunca habían tenido a un médico que no les cobrara.

Lidia González Agüero tiene poco más de una década de fuertes misiones internacionalistas, aunque aún no tenga definida la suma exacta de años por América: Bolivia, Haití, Venezuela, Brasil, Guatemala...

Doctora villaclareña Lidia González Agüero, integrante de la Brigada Henry Reeve en Belice.
Doctora villaclareña Lidia González Agüero, integrante de la Brigada Henry Reeve en Belice. (Foto: Cortesía de la entrevistada)

Sin embargo, la primera vez que salió del país, por poco no aguanta.  «Ailed tenía 18 años y me dijo: tú no eres la única mamá que está cumpliendo misión».

Acabo de conocer a estas dos mujeres para la entrevista. Ailed me había hablado de la fortaleza de su madre y, sin embargo, ahora comprendo de dónde nace la suya.

La doctora Lidia sabe que ser médico significa saldar una deuda pendiente con la humanidad, aunque ha podido comprobar en carne propia cuán difícil resulta cumplir paralelamente con esa gran tarea y cuidar de su familia.

«En el año 2003, inició el primer período de misión de mi madre. Yo todavía estudiaba en Instructores de Arte. No había tanta comunicación como ahora: recibíamos correos por su trabajo y llamadas una vez al mes, cinco minutos. Las cartas demoraban dos meses», revela Ailed y puedo notar su regocijo.

Pero la doctora Lidia tiene más «hijos» orgullosos. Me cuenta de su amor por Cristofer, «el hijo de mi sobrino Roly, un niño bello que después de trece años finalmente visitó Cuba». Hablando de él, le  brota una lágrima de adoración.

Me dice que le sobran los ahijados sin bautizar, pequeños que gracias a ella nacieron felices a pesar de ser frutos de embarazos no deseados o de madres adolescentes. «Guardo con mucho cariño esos recuerdos maravillosos del Condado santaclareño».

Pero tras esa madre de tantos, esposa de Bienve, el marinero», se esconde una profesional implacable:

«Siempre ha sido una doctora brava, recia con los que se aprovechan de otros. Dice que no da recetas para hacer botiquines y te juro que es así, pues en la casa solo hay curitas y jarabes», dice Ailed.

En pocos minutos Lidia logra ganarse mi empatía. Asombra tanto camino recorrido. Cuánto ha de saber interpretar a la gente… Aprovecho para preguntarle por las madres latinoamericanas que ha conocido y ella insiste en que nada tienen que ver con las nuestras.

Doctora Lidia González junto a la brigada médica internacionalista de Cuba.
(Foto: Cortesía de la entrevistada)

Bolivia, Haití, Venezuela, Brasil… en septiembre pasado regresó de Guatemala y ahora, tras la emergencia sanitaria impuesta por la COVID-19, marchó hacia Belice, segunda ocasión en la que trabaja con la Brigada Henry Reeve .

«Me enteré de esta última misión estando en el trabajo. Mi madre me llamó y me dijo, siempre en tono fuerte: "Me voy a La Habana”. Yo sabía el resto, pero esta vez es más alarmante, más dura... Siempre cierro los ojos y le pido a Dios y a la Virgen por ella, porque mi mamá siempre ha sido de las que están en donde se necesite».

Se han publicado 13 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Ailed

    Agradezco mucho a la periodista Yinet, por esta bella entrevista a mi familia, es muy emocionante para nosotros que el periódico de nuestra ciudad refleje la labor de mi mamá cumpliendo esta misión por la Covid-19, muchas gracias.

    • Yarilis Darraido Rodríguez

      Desde Caibarién vimos la publicación y nos dio gran alegría saber de ustedes.Tuvimos el gusto de conocerlos como familia en el tiempo que vivieron en este pueblo y no los olvidamos.

  • Luis

    Siempre que leo y escucho estás historias comentó con mis colegas que debían preguntar también y publicar cuantas misiones nacionales tienen por ejemplo en lugares de la provincia con difícil acceso y también fuera de la provincia

    • Ailed

      Señor Luis, mi mamá fue una de las primeras médicos de familia en Manicaragua, a finales de los 80,luego 11 años en Caibarién donde estuvimos hasta finales de los 90,sobre todo en Caibarién fue tiempos duros del período especial, un esposo marinero, una niña pequeña y gracias a los vecinos de esa población y su abnegación al trabajo ha salido adelante, yo tenía que ir a las guardias con mi mamá en una bicicleta porque no teníamos familia en Caibarién, vi suturas y diagnostico bajo la luz de un quinqué y así estaban todos los médicos jóvenes como ella, la salud antes que nada.

    • ARGELIA

      Luis ,yo misma te voy a responder tú pregunta ,Lidia cumplió misiones nacionales 6años en las lomas más intrincadas de Manicaragua y luego 10 años un poquito más cómoda en Cabairien

    • Bienve:Lidia comenzó su misión en 1986 cuando escogió MGI en lugar de Radiología

      Lidia te queremos

    • Bienve:Lidia comenzó su misión en 1986 cuando escogió MGI en lugar de Radiología

      Es maravilloso estar en el periódico como familia recordar a personas que escriben sus comentarios un abrazo grande Bienve

  • María del Carmen Núñez

    Lidia: que orgullo para nuestra Santa Clara, para Villa Clara para toda Cuba, una gran madre, esposa, amiga y sobre todo muy profesional, gran emoción he sentido al leer este artículo dedicado a ella y su hermosa familia, la Patria os contempla orgullosa ya que eres grande pero muy grande Lidia González Agüero.

  • Adelaida

    Lidia, nuestra compañera, Jefa en los primeros años de creación de los Centros Comunitarios de Salud Mental, la psiquiatría, psicología, trabajo social acercado a la comunidad, jefa, compañera, amiga, la "" tia"" de nuestros hijos.
    Buena persona, magnifica profesional, admirable familia, y ya x ustedes mismos en esta entrevista, cuán sacrificada, solidaria .
    Cuidate amiga, que te queremos

  • María del Carmen García Jorge

    Lidia me honra con su amistad y aunque casi nunca nos vemos estamos ahí una para la otra. Felicidades a ella y a su linda familia.

  • María del Carmen García Jorge

    No solo por Latinoamérica, por Manicaragua, Caibarién y Santa Clara también estuvo presente en los primeros años después de graduarse como médico, dejando siempre su espontánea sinceridad en todos cuantos la conocieron. Felicidades. Un abrazo

  • ARGELIA

    MI HERMANA TODA UNA GUERRILLERA ,ES ASÍ ,COMO MISMO DICE LA ENTREVISTA, MI MAMA COMO TODOS LES DECIAMOS ESTABA MUY ORGULLOSA DE ELLA ,SOLO TE PIDO CUIDATE ,ESTA BATALLA ES DURA PERO SEGURO LA GANAREMOS

    • DraLidia

      Luis
      Si quieres saber ,puedes dirigirte a Sectorial de Salud,desde q me gradué,cumplo cada tarea asignada,pués sii tengo misiones nacionales dede Jibacoa,hasta Jaguey Grande.