Garantiza textilera villaclareña producciones para combatir la COVID-19

Ante los retos impuestos por la epidemia, la Empresa Textil Desembarco del Granma asumió la elaboración de gasas quirúrgicas y tejidos para nasobucos, batas sanitarias y piyamas.

Producción de gasa quirúrgica en la Empresa Textil Desembarco del Granma, de Santa Clara.
La gasa quirúrgica para centros asistenciales de la Salud de Cuba resulta una de las producciones priorizadas por la textilera santaclareña. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Visto: 740
Empresa Textil Desembarco del Granma.
En tiempos de la COVID-19, la Empresa Textil Desembarco del Granma continúa la sustitución de importaciones. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Más de 1 millón de metros cuadrados de gasas quirúrgicas ha producido la Empresa Textil Desembarco del Granma, en Santa Clara, en los últimos dos meses, con destino a instituciones de la Salud.

María de los Ángeles García Hernández, directora técnica y de mantenimiento industrial de esa entidad, informó a Vanguardia que a pesar de la actual situación epidemiológica y de afrontar dificultades a principios del 2020 con las piezas de repuesto y el personal de esa planta, el ritmo productivo tiende a incrementarse, con montos diarios superiores a los 50 000 m² de un renglón que sustituye importaciones.  

Durante esa etapa, también elaboraron 68 000 m² de tejido para nasobucos de centros asistenciales, así como 90 200 m² de tela para piyamas de hospitales que atienden a personas enfermas con la COVID-19 y 75 000 m² para batas sanitarias.

Producción de tela para prendas destinadas a la Salud.
En los últimos dos meses no detuvieron la producción de tejidos para piyamas hospitalarias y nasobucos para el personal de la Salud. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Otro encargo al que no han renunciado lo constituyen los hilos de coser Ariadna, dirigidos fundamentalmente a la Empresa de Confecciones PUNTEX, en La Habana, y los talleres de confecciones textiles.

García Hernández precisó que en estos momentos laboran en la fábrica unos 390 trabajadores y el resto permanece en su hogar para prevenir la epidemia, al formar parte de los grupos vulnerables por su avanzada edad, padecer de alguna enfermedad o ser madre con niños pequeños. Otros están acogidos a la modalidad de trabajo a distancia.

Para garantizar las producciones —teniendo en cuenta que la mayoría de los obreros proceden de seis municipios, además de Santa Clara—, fue protegido el transporte, con un estricto control de las medidas higiénico-sanitarias establecidas para su traslado.

Textilera de Villa Clara produce hilos Ariadna.
Los hilos Ariadna constituyen otro importante renglón de alta demanda dirigido a la Empresa de Confecciones PUNTEX y talleres de confecciones textiles. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

En esa industria, alta consumidora de energía, las estrategias aplicadas le han permitido enmarcarse en su plan. Entre las acciones emprendidas para alcanzar ese objetivo se encuentran: el acomodo de la carga, la paralización en el horario pico diurno y nocturno de equipos no priorizados sin producción continua, la sustitución de luminarias convencionales por lámparas LED, y el control diario del consumo y demanda por áreas.

En la «Desembarco del Granma» concluyeron los compromisos asociados a la COVID-19, y ahora emprenden la producción de tejidos para el uniforme escolar y militar, y la ropa de trabajo del sector agrícola. Sin embargo, como afirmó su directora técnica y de mantenimiento industrial, existe la voluntad de asumir cualquier otra encomienda si fuera necesario.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.