Enseñanzas artística y deportiva: listas para retomar el curso

A partir de la mejoría de la situación epidemiológica en la provincia y el país, los centros educacionales de las enseñanzas artística y deportiva elaboran estrategias para enfrentar con éxito el reinicio de las actividades lectivas.

Los alumnos del nivel elemental de Ballet realizarán una prueba final de Ballet y otra de Repertorio. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 803

La formación de talentos deportivos y culturales ha caracterizado durante años a la provincia. En la actualidad, los procesos docentes del Centro Provincial para la Enseñanza Artística, la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Héctor Ruíz Pérez y la Escuela de Profesores de Educación Física (EPEF) Manuel Fajardo, se han visto afectados a causa de la Covid-19. A partir de la mejoría de la situación epidemiológica en la provincia y el país, cada una de estas instituciones elaboran estrategias para enfrentar con éxito el reinicio de las actividades educacionales.

Enseñanza artística organiza sus especialidades

El Centro Provincial para la Enseñanza Artística en Villa Clara ha previsto, en relación con la Dirección Provincial de Cultura, una estrategia para la recuperación de las actividades educativas en la institución educacional. Para su puesta en práctica, se han concebido tres fases que se desarrollarán a partir de que la dirección del país indique el reinicio de las actividades docentes. El centro ha dividido este procedimiento en el proceso de incorporación del personal docente y no docente, el reinicio del curso escolar 2019-2020 y el inicio del curso escolar 2020-2021.

La primera fase del proceso buscará la puesta a punto del centro con el objetivo de recibir a sus estudiantes. En ella se llevará a cabo el aseguramiento de las condiciones higiénico-sanitarias y del transporte para el traslado de los trabajadores y estudiantes de Villa Clara, según Marcelino Eduardo Prieto Herrera, coordinador de la enseñanza artística de la dirección provincial de Cultura.

Las asignaturas de cada especialidad requerirán de cuatro semanas para la sistematización de los contenidos teóricos y prácticos. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Otras acciones a tomar en esta primera etapa sería el diagnóstico y análisis de las actividades encomendadas a los docentes para este espacio de tiempo. Además, se prevé la organización de elementos fundamentales para el correcto funcionamiento del centro como los horarios, el internado, la guardia docente y los sistemas evaluativos para los alumnos. En el caso de la preparación metodológica, se toman en cuenta diversas variantes con el objetivo de aplicar la que mejor se adapte a la situación actual.

Además, «en esta primera fase se aprobarán los tribunales que acometerán los procesos docentes pendientes en las diferentes especialidades, por ejemplo los exámenes finales estatales del cuarto año. Al mismo tiempo, se desarrollarán estrategias para asegurar el proceso de ingreso de los estudiantes al nivel medio, es decir, el pase de nivel», aclaró Prieto Herrera.

La segunda fase de esta estrategia comenzará a partir de la reincorporación de los estudiantes para reiniciar el curso 2019-2020. Se dispondrán de ocho semanas para la recuperación de las actividades educativas. El centro cumplirá las indicaciones emitidas por el Ministerio de Educación para todos los niveles educacionales. No obstante, también se cumplirán acciones particulares relacionadas con la enseñanza artística.

Las asignaturas de cada especialidad requerirán de cuatro semanas para sistematizar los contenidos teóricos y prácticos, recuperar la forma física de los estudiantes y trabajar en su entrenamiento técnico. Durante las semanas cinco, seis y siete, los alumnos realizarán pruebas finales en las asignaturas esenciales de la especialidad. Las demás materias serán evaluadas con seminarios integradores, trabajos prácticos y a partir de los resultados de las evaluaciones sistemáticas.

Según refiere el informe de la Dirección Provincial de Cultura, los estudiantes de nivel elemental de música, de tercero y cuarto grados, se evaluarán con prueba final de Instrumento y actividades teórico prácticas de Iniciación Musical. Los de quinto y sexto tendrán exámenes de Instrumento, Apreciación Musical y Solfeo. Mientras, los de séptimo y octavo grados tendrán ejercicios finales de Instrumento, Apreciación Musical y Solfeo, además de la evaluación sistemática de Teoría de la Música.

Para el nivel medio de música, se aplicarán pruebas finales de Instrumento, Solfeo, y Música de Cámara. A esto se suma un seminario integrador de Historia de la Música Universal e Historia de la Música Cubana. El resto de las asignaturas culminarán con las evaluaciones realizadas.

La especialidad de danza, tanto para nivel elemental como medio, culminará con exámenes finales de las materias de Técnica de la Danza, Ballet y Folclor. Los alumnos de nivel elemental de ballet realizarán una prueba final de Ballet y otra de Repertorio. Los de nivel medio tendrán pruebas finales de Dúo Clásico, Danzas de Carácter, Ballet y Puntas. Para el perfil profesoral de esta especialidad también se aplicará un examen de Metodología del Ballet.

Con respecto a los estudiantes de teatro, se tomará en cuenta el recorrido en todas las asignaturas teóricas, mientras las materias prácticas dispondrán de un examen final integrador. Los alumnos de artes plásticas tendrán una prueba final de Historia de las Artes Visuales. El resto de las asignaturas cerrarán con las evaluaciones desarrolladas hasta el momento. Por su parte, los de la especialidad de circo serán evaluados a partir de los resultados en el curso escolar.

«Las captaciones para el ingreso al nivel elemental tendrán lugar a partir del reinicio del curso. Para danza y ballet (estudiantes de cuarto grado), la tercera vuelta del proceso tendrá lugar en las semanas uno y dos, mientras sus exámenes se realizarán en la tercera y cuarta semanas. Para la especialidad de música (alumnos de segundo y cuarto grados) se desarrollarán los talleres en las primeras tres semanas, con examen en la cuarta semana», aclara el informe de la dirección de Cultura.

Prieto Herrera destacó también que están previstos los conciertos, presentaciones y exhibiciones de los estudiantes, al menos de años terminales, en salas como el teatro La Caridad o la sala Caturla de la biblioteca provincial Martí, en la medida de las posibilidades según la situación epidemiológica.

Por otra parte, los exámenes de concurso se realizarán, por especialidades, en las semanas cinco, seis, siete y ocho a partir del reinicio del curso. Mientras, el proceso de ingreso al nivel medio tendrá lugar en la sexta semana para los estudiantes de música y danza, y en la séptima para los de ballet. El ejercicio de graduación de los estudiantes de cuarto año de las especialidades de Música, Teatro y Artes Plásticas se organizará en la quinta y sexta semanas.

Concluido este proceso, el Centro Provincial para la Enseñanza Artística pasaría a la tercera fase de su estrategia de trabajo. En ella se realizarán acciones como la entrega pedagógica, el proceso de matrícula para el nuevo período, la preparación de las estructuras y del personal docente y la organización del centro para dar inicio al curso escolar 2020-2021.

Sistema de Educación Deportiva: aumentar la capacidad física y cumplir con la academia

El sistema de educación deportiva en la provincia ha trabajado durante este período con el objetivo de dar cumplimiento a las indicaciones del Ministerio de Educación y del Presidente del INDER. Para ello, se han creado estrategias que permitan recuperar las actividades docentes de todas las enseñanzas del sistema.

Según la MSc. Ivis del Pino Toledo, Subdirectora provincial de Docencia, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la Dirección de Deportes en Villa Clara, «a partir de las especificidades de la EIDE como centro de preparación de atletas de alto rendimiento y de la EPEF, con sus sedes municipales, se han establecido tres fases para el restablecimiento del proceso docente. La primera tendrá como objetivo el aseguramiento de las condiciones para el reinicio del curso, una vez que la dirección del país lo determine».

Una segunda fase estaría destinada al reinicio y culminación del curso escolar 2019-2020. «Este proceso consta de diez semanas, a partir de reincorporación de los docentes en la primera semana y de los estudiantes en la segunda. Este curso no tendremos juegos nacionales escolares ni olimpiadas juveniles», señaló Del Pino Toledo.

La EIDE Héctor Ruiz alistará sus instalaciones para recibir nuevamente a los estudiantes (Foto: Archivo)

En lo académico, las primeras semanas de esta fase estarán destinadas a la sistematización de los contenidos impartidos. Luego, se procederá a la aplicación de trabajos de control parciales y las evaluaciones finales a partir de seminarios integradores de las diferentes asignaturas. Con respecto al proceso de entrenamiento deportivo, se comenzará con un mesociclo introductorio para trabajar las capacidades físicas generales. «Su objetivo es mejorar el déficit provocado por la pandemia», aclaró Del Pino Toledo».

Para la EPEF, esta fase contará con ocho semanas. En las cuatro primeras se impartirán los contenidos de asignaturas que no llegaron al 70% de la docencia. El resto del tiempo se empleará en evaluaciones finales, revalorizaciones y extraordinarios. Las asignaturas de formación general tomarán en cuenta los resultados evaluativos obtenidos hasta el 23 de marzo. Los estudiantes que deban presentar sus trabajos de culminación de estudios emplearán las tres primeras semanas en la aclaración de dudas y trabajo con tutores. En las tres restantes se planificarán los ejercicios de defensa.

Por las características del sistema de educación deportiva, la tercera fase, destinada a la puesta en marcha y desarrollo del curso 2020-2021, tiene un gran peso. En este período se realizarán importantes ajustes al sistema de preparación.

«Hasta el momento estamos estudiando la aplicación de estas modificaciones en los diferentes niveles de enseñanza. Para ello, incluso partimos del seguimiento realizado hasta el momento de la preparación en casa por parte los estudiantes de cada deporte. La duración del curso se acomodará a partir de su fecha de inicio», destacó Del Pino Toledo.

El análisis y estudio de las condiciones actuales ha sido fundamental para la planificación del reinicio del proceso docente, tanto en el caso del sistema de educación deportiva como de la enseñanza artística en Villa Clara. Luego del restablecimiento de las actividades, solo faltaría la correcta aplicación de cada estrategia y fase de trabajo para lograr que, tanto el talento artístico como el deportivo, se sigan cultivando con éxito en los niños y jóvenes de la provincia.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.