Camajuaní ganó la sede con el trabajo de sus hijos

Declaraciones de Dilky Ponce Expósito, presidenta del Consejo de Defensa Municipal y su primara secretaria en el territorio camajuenense.

Pobladores de Camajuaní tras decretarse el fin de la cuarentena en uno de los barrios de este municipio.
El pueblo de Camajuaní respondió con disciplina y responsabilidad, y evitó la propagación de la peligrosa COVID-19. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 776

Tras darse a conocer la nota del Buró Provincial del Partido que concedió a Camajuaní la sede de las actividades centrales de Villa Clara por el 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional, y aniversario 67 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, Vanguardia dialogó con Dilky Ponce Expósito, presidenta del Consejo de Defensa Municipal y primera secretaria del Partido en el territorio camajuanense.

«Al conocer la noticia recordamos enseguida los días donde tuvimos focos abiertos en diferentes consejos populares y la constante vigilancia epidemiológica en los dos eventos de transmisión local de la COVID-19, incluidas las dos cuarentenas. Vivimos días de tristeza, desesperación, inquietud, pero entre tantos sentimientos, lo más visible, era el deseo de vivir de nuestra gente.

«Pasamos de ser un pueblo parrandero a ser disciplinados, responsables y comprometidos para cortar la transmisión. El escenario fue muy complejo, sobre todo, para lograr el propósito de minimizar la movilidad de la población y disminuir los riesgos, para lo cual se adoptaron diferentes medidas, en especial la atención a las familias vulnerables.

«Hoy, cuando han transcurrido 67 días después del último caso diagnosticado positivo, festejamos con júbilo la noticia, que nos compromete a trabajar más, seguir produciendo, ser disciplinados, cumplir los planes y brindar servicios de calidad. Para eso contamos con el pueblo camajuanense, que estamos seguros continuará dando lo mejor en apoyo a todas las tareas y medidas que se implementen en el municipio».

También, el propio miércoles 8 de julio, el Buró Provincial del Partido en Villa Clara evaluó dos temas de vital importancia: la situación de la pesca en el territorio, tanto de agua dulce como de plataforma, y los preparativos para la venidera zafra azucarera 2020-2021.

Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del Consejo de Defensa Provincial, y Dilky Ponce Expósito, presidenta del Consejo de Defensa Municipal de Camajuaní.
Dilky Ponce Expósito, primera secretaria del Partido en Camajuaní, dialoga con Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del Consejo de Defensa Provincial de Villa Clara, en un recorrido durante la cuarentena en el Consejo Popular #2 de ese municipio. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

La máxima dirección política de la provincia insistió en lo mucho que falta para satisfacer las necesidades de la población, y exigió una mayor entrega de los trabajadores de ambos sectores en momentos de suma complejidad en el mundo y en Cuba provocados por la COVID-19. A su vez, reconoció la consagración mostrada por dichos colectivos, que no cesaron sus labores y garantizaron la salud de sus obreros.

En relación con la zafra existen atrasos sustantivos en la siembra de caña, pues en la campaña de primavera no se cumplieron los estimados, que deben ser saldados en los meses venideros, sin dejar de involucrarse en la preparación de la industria. «Hay que volcar al pueblo a las labores movilizativas de la siembra», reclamó Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del Consejo de Defensa Provincial y primera secretaria del Partido en el territorio.

Personal de la Salud en Camajuaní.
Reconocimiento a los valientes de las batas blancas, quienes estuvieron siempre en la primera línea por la defensa de la vida. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

La pesca de plataforma muestra indicadores favorables, aunque con mayores potencialidades productivas, tal como expuso el director, Enrique Plaza Mildestein. La acuicultura de agua dulce prioriza el incremento de la siembra de alevines, con un déficit de más de 18 millones, y, según el director de la Empresa Pesquera Villa Clara Pescavilla, René Peña Carrazana, la entidad aspira llegar a los 31 millones necesarios, con la ampliación de sus estanques, la estimulación de la cría intensiva de peces entre productores individuales, y la introducción de nuevas especies de peces y crustáceos.

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Escéptico

    Apartàndonos de las acciones que se realizaron por la covid-19, sinceramente no sé qué le habrán visto a Camajuaní para otorgarle dicha sede.

  • Alexey

    No se que indicadores se tomaron en cuenta ,si es por el enfrentamiento a la covid o por otro motivo , es cierto que mantuvieron buena disciplina durante las cuarentenas ,pero y a dónde dejamos los demás municipios que también tuvieron una excelente disciplina, tanto hací que no reportaron ni un solo caso durante todo el período ni antes ni después.