Irrepetible y siempre fascinante

Santa Clara arriba este 15 de julio a su aniversario 331 de fundada. Nació gloriosa, santa y clara.

El parque Vidal en una noche de 2019 y antes de agosto de 1923 cuando se inició la demolición de la Parroquial Mayor. (Fotos: Carlos Rodríguez y Centro Provincial de Patrimonio)
El parque Vidal en una noche de 2019 y antes de agosto de 1923 cuando se inició la demolición de la Parroquial Mayor. (Fotos: Carlos Rodríguez y Centro Provincial de Patrimonio)
Visto: 1754

Dicen que fueron 35 legiones de demonios quienes obligaron a un grupo de 18 familias a abandonar la villa de San Juan de los Remedios para fundar otra en el centro de la Isla. Otros, sin embargo, afirman que se debió al constante ataque de los corsarios y piratas que por entonces abundaban en el Caribe.

Son dos versiones idílicas para darle el toque de misterio a la fundación de la nueva villa, que con el tiempo se convertió en capital de la región Villaclara y nudo vital de comunicaciones dada su ubicación geográfica.

Mas la realidad es otra: la causa fue de índole económica, en busca de tierras fértiles para la ganadería y la agricultura. Y así, aquel glorioso día 15 de julio de 1689, se ofició la primera misa al pie de un tamarindo, como afirma la tradición.

La escultura de la Benefactora en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. (Foto: Tomada del sitio de la Universidad)
La escultura de la Benefactora en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. (Foto: Tomada del sitio de la Universidad)

Comenzaba la larga historia citadina que llega ahora al aniversario 331, con una villa convertida en ciudad el 12 de mayo de 1867, por orden de su majestad, la reina Isabel II, y que atesora hechos que la hacen única, irrepetible y siempre apasionante.

Los nacidos en esta ciudad son pilongos por excelencia, aunque no hayan sido bautizados en la pila bautismal de la Parroquial Mayor. Se sienten orgullosos de su Benefactora, Marta Abreu de Estévez, y del guerrillero argentino Ernesto Guevara de la Serna, quien les dio la definitiva libertad en diciembre de 1958, y con esa enorme satisfacción se proclaman hijos de «la Ciudad de Marta y del Che».

Plaza de Recreo, 1881. En la actualidad, Parque Vidal. (Foto: Cortesía del Centro de Patrimonio Cultural)
Plaza de Recreo, 1881. En la actualidad, Parque Vidal. (Foto: Cortesía del Centro de Patrimonio Cultural)

El Parque Vidal, antigua Plaza Mayor, es el corazón de la vida de los santaclareños. Es uno de los más bellos de Cuba y el único que ha sido atacado tres veces durante nuestras guerras libertarias: en 1876, por tropas del general mambí Federico Fernández Cavada; en 1896, por el generalísimo Máximo Gómez, asalto que costó la vida al valiente coronel Leoncio Vidal Caro, y en diciembre de 1958, por las tropas lideradas por el comandante Ernesto Che Guevara.

La villa rechazó el ataque inglés a La Habana en 1762 y envió milicianos criollos a enfrentar a los casacas rojas del rey Jorge III; en tanto, el cabildo santaclareño le declaró la guerra al invasor, en una clara manifestación de patriotismo local.

Hijos insignes como Miguel Gerónimo Gutiérrez y Eduardo Machado, entre otros, encabezaron la Junta Revolucionaria de Villaclara, y el 6 de febrero de 1869 se alzaron contra la Metrópoli española, dispuestos a morir por alcanzar la libertad patria.

(Foto: Archivo)
Teatro «La Caridad» (Foto: Archivo)

También santaclareños ilustres fueron a la manigua en 1895, y otros muchos enfrentaron los males de la República y dieron sus valiosas vidas por la libertad, como el joven Agustín «Chiqui» Gómez-Lubián Urioste, quien, junto a Julio Pino Machado, murió en la flor de la vida al explotarles una bomba que pretendían poner en el Gobierno Provincial.

Pero Santa Clara es mucho más. Es música, poesía, literatura, deporte, cultura, alegría y entusiasmo creador. De villa a ciudad en el siglo XIX, con cinco periódicos circulando entre 1831 y 1860, con la instalación del alumbrado de gas, la presencia desde 1860 del ferrocarril, y la creación, en 1856, del primer Cuerpo de Bomberos.

La réplica de la Torre Eiffel se construyó en la Plaza Mayor de Santa Clara, en febrero 1895. (Foto: Archivo)
La réplica de la Torre Eiffel se construyó en la Plaza Mayor de Santa Clara, en febrero 1895. (Foto: Archivo)

La ciudad estuvo propuesta para ser capital de la Isla, aunque casi nadie lo recuerde, pero también contó con su Torre Eiffel, una réplica de la famosa edificación parisina, situada en el centro de la Plaza de Armas, con 28 metros de alto y 7 metros de ancho, toda de madera y adornada con 25 000 flores de papel.

Aquí el Che dejó inauguradas varias de las más importantes industrias del país: Planta Mecánica, la INPUD (Industria Nacional Productora de Utensilios Domésticos) Primero de Mayo; y SAKENAF (hoy denominada SAREX, dedicada a la producción de sacos de polipropileno), para dotar a la ciudad de un desarrollo industrial hasta entonces inédito.

Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara, Santa Clara. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara, Santa Clara. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Y también acá se atesoran los restos del Guerrillero de América y los de sus compañeros del Destacamento de Refuerzo, quienes vigilantes desde la hermosa Plaza de la Revolución que lleva su nombre, reclaman a los habitantes de esta maravillosa urbe resultados productivos y económicos.

Por esas y otras muchas razones, si ser cubano es un orgullo, haber nacido en Santa Clara es un privilegio.

(Nota: Este artículo fue publicado por el autor en la revista Excelencias, dedicada al 330 de la ciudad.)

Se han publicado 4 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Leo

    Hoy todos los santaclareños tanto pilongos como adoptivos, estamos muy felices por celebrar el 331 aniversario de la villa de Marta y el Che.Tambien pienso es momento de celebrar, aunque con las limitaciones impuestas por el covid 19 y también es tiempo de reflexionar sobre la ciudad que queremos. Por ejemplo, ya la ciudad tiene su historiadora, pero esta función al parecer no incluye la restauración tan necesaria de edificios patrimoniales e históricos, que estan en muy mal estado o en estado de derrumbe, pues si es así entonces hay que buscar de inmediato al RESTAURADOR DE LA CIUDAD Y SU GABINETE, que otras tantas villas del país lo tienen, es algo que urge, pues si no perderemos gran parte de nuestra identidad. También pienso que hay que pensar la ciudad que queremos, ordenada, limpia, atractiva, con avenidas, grandes zonas de áreas verdades, parques, edificios modernos de servicios y de apartamentos, que sus urabanizaciones- repartos- esten verdaderamente urbaizados y pienso que eso se lograría si tuvieramos un gobierno local dirigido por pilongos de nacimiento, que lo lleven en la sangre y no solo por personas que se asignan a cumplir tareas, es algo cultural, que no se puede imponer, hay que nacer con ese sentimiento. Pienso que todos los santaclareños seríamos mas felíces y comprometidos con la ciudad y lograriamos entre todos la ciudad que queremos, bien pensada y conservada. Espero que ya a partrir de mañana comience a prepararce el aniversario 332 de la villa santa, clara y gloriosa que queremos y merecemos.Hay que ponerle pensamiento a esto, sino nuestra ciudad no lograra el desarrollo necesario como bien dijeron hoy en la CMHW, QUE ESTA CIUDAD NO ES SOLO LA CAPITAL DE VILLA CLARA, SINO LA CAPITAL DEL CENTRO DE CUBA.

  • ORLANDO

    Santa Clara, nuestra gloriosa villa, cumple hoy 331 años de fundada, con una posicion geografica envidiable, tiene una historia digna de admirar, tierra de leyendas y tradiciones, de arquitectura eclectica y de grandes logros cientifico-técnicos, grandes acontecimientos, pero si me preguntaran ¿Qué hace grande a Santa Clara?no vacilaría en responder: Los santaclareños.

  • Pedro Diego Perez Morales

    Al parque Leoncio Vidal; entidad encantadora y centro de la ciudad sólo le faltaría que los.autos pudieran parquear con ángulo de 45 grados y fuera mucho mas atractivo y se parecería mas a su antiguo hacer.
    ESTO se ha planteado y está medio parado porque iban a hacer.la ciudad monumento pero en ocasiones carece de visitas y debemos tener una santa clara más viable y acabar con todo lo que le queda al centro.
    Tienen felicitaciones por todo lo hecho pero le falta ese toque de parque de los carros a 90 grados o 45 según estudios y además a una cuadra del bulevar que se posibilitaria un ir y venir constante.
    En los años 95 esto se discutió mucho y no se llegó a consenso y yo lo veo como el parque central de la habana.
    Razones en la asamblea municipal y elevese.

  • peDRi

    Me encanta Sta Clara.!!!!, Felicidades