El sol salió en Manicaragua

El municipio montañoso sufrió los mayores embates de las lluvias provocadas por la tormenta tropical Eta y ahora debe levantarse para su recuperación.

Poblador de Jibacoa sacando ropa a secar después de la tormenta.
Después de la tormenta, ¡levantarse y seguir adelante! (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Visto: 1179

Dentro de varios años, los habitantes más jóvenes del municipio de Manicaragua contarán a sus hijos y nietos cómo vivieron la difícil experiencia de enfrentar las intensas lluvias e inundaciones que cayeron tras el paso de la tormenta tropical Eta, entre los días 9 y 10 de noviembre del 2020.

Presidenta del Consejo de Defensa Provincial, Yudí Rodríguez Hernández, visita Manicaragua tras la tormenta tropical Eta.
Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del Consejo de Defensa Provincial, junto a las máximas autoridades de Manicaragua, no perdieron tiempo para tomar las medidas necesarias para evitar pérdidas de vidas humanas. (Foto: Carolina Vilches Monzón)

Más de 40 millones de metros cúbicos de aguas derramadas en apenas 24 horas sobre una sola área geográfica —traducidos en aproximadamente más de 300 mm en el pluviómetro— pusieron en alerta a las máximas autoridades de los consejos de defensa de la provincia y del municipio. El panorama pintaba complicado y difícil por las zonas afectadas e incomunicadas; no obstante, las rápidas movilizaciones contribuyeron a minimizar los daños, y lo más importante, evitar la pérdida de vidas humanas.

Sin perder un segundo 

Recogida de café en Jibacoa.
Recogida de café en Jibacoa.

Desde las primeras horas de la mañana del martes 10, Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del Consejo de Defensa Provincial (CDP), acudió a observar personalmente la situación en la zona montañosa. Junto a Mileidy González González y Noel Chinea Pérez, presidenta y vicepresidente del consejo de defensa manicaragüense, respectivamente, analizaron las informaciones preliminares que llegaban, minuto a minuto, de los daños y el resguardo de las personas.

Groso modo, se cuantificaron unos nueve asentamientos incomunicados por daños en alcantarillas y puentes, entre ellos, la zona del Bagá, fragmentada en varias comunidades; afectaciones en 80 viviendas, pérdidas en frijol, yuca, boniato, así como en parcelas de organopónicos y el tabaco.

En cuanto al café se pusieron en peligro alrededor de 8000 latas, por lo que urge la movilización de fuerza de trabajo para recoger la mayor cantidad posible.

De los puentes se perjudicaron unos 13, como el que comunica a los pobladores de El Cacao con la cabecera municipal. Este perdió la baranda de la cual se sostienen los transeúntes, por lo que se les pidió a los habitantes no pasar hasta tanto no se estabilice la situación.

Asimismo, sufrieron una grave avería el puente del río Los Pasos, conocido como el de Clemente, el Guamajal, del Consejo Popular 2, que quedó inutilizado por la crecida del río Ciego Olaya, entre otros.

Varias personas sufrieron de manera intensa la furia del agua. El matrimonio de Tamara Hernández y Héctor Jiménez, con sus dos hijos, nunca pensaron que un día el agua les hiciera pasar el susto de su vida.

En la comunidad de La Moza, donde residen, la micropresa El Cubano, cercana al pueblo, se desbordó. El agua llegó casi a la altura de sus cabezas y se mojaron la mayoría de sus pertenencias. Otras familias también recibieron la arremetida de la naturaleza.

Damnificados por la tormenta tropical Eta en Manicaragua.
La damnificada Tamara Hernández y uno de sus hijos conversan con Alberto López Díaz, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, quien les ofreció todo el apoyo necesario. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Hasta allí llegó un grupo de autoridades de la provincia y el municipio, encabezado por Alberto López Díaz, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, para interesarse por la integridad física de los damnificados y brindarles todo el apoyo necesario.

La luz después de la lluvia  

Manicaragüenses movilizados hacia la recogida de café.
Manicaragüenses movilizados hacia la recogida de café.

En la jornada siguiente, pudo observarse con mayor amplitud las afectaciones y se analizaron las acciones para las posteriores labores recuperativas.

En camino hacia la zona montañosa se observó una disminución de las aguas sobre el puente de Pretiles, que en horas anteriores había interrumpido la comunicación. No ocurre así con el río Jibacoa, el cual mantiene inundada la carretera hacia la comunidad de Can Can y Topes de Collantes, en un punto cercano al pequeño poblado Luis Lara, situación que debe mantenerse varios días.

Allí estuvieron jóvenes integrantes de la Brigada Especial del Ministerio del Interior (Minint), así como la de Rescate y Salvamento del Cuerpo de Bomberos, para apoyar con botes el cruce hacia el otro lado de la carretera.

Una de las grandes preocupaciones radicaba en las miles de latas de café. Pero sin importar los obstáculos y los impedimentos del monte, más de 200 personas juntaron sus voluntades y esfuerzos para recolectar el preciado grano en la Unidad de Producción Cooperativa La Herradura, un paso decisivo ante el alto pico de maduración propiciado por la humedad del suelo.

Paisaje campestre de Manicaragua, Cuba.
A pesar del peligro de las intensas lluvias, la belleza del paisaje montañoso se mantiene inalterable. (Foto: Carolina Vilches Monzón)

La recuperación es ahora lo más importante. Una tarea que se hace más placentera por no haberse perdido una sola vida, a pesar de la furia de la naturaleza.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Güinia de miranda

    Aqui se sigue sin mencionar que los dos puentes en el camino de gûinia a fomento quedaron destruidos por completo,el que esta sobre el rio jicaya y el de mabujina,estan incomunicados varias comunidades la mayoria coperativas y es sabido que dicho camino entre güinia y fomento ya que dejo de ser carretera hace años ni el municipio ni la provincia nunca lo han vuelto a asfaltar a pesar de los cientos de planteamientos en las asambleas de rendicion de cuenta,alegando siempre el gobierno falta de presupuesto ojala reparen pronto los daños de estos puentes ya que sabemos por experiencia de la lentitud en situaciones parecidas ya que dicha via no parece tener ningun interes economico a pesar de dedicarse miles de personas en estos lares a la agricultura.

  • #

    Será sol

  • NICASIO VÁZQUEZ (v.C.)

    Y hablando de ciclones y tormentas. Este 19 de Noviembre se cumplirán 35 años del cruce del Huracán Kate por el norte villaclareño. Los corralillenses no lo podremos olvidar pues acabó con las construcciones y viviendas en nuestras playas El. Salto, Ganuza, Sierra Morena y La Panchita. Aunque muchas cosas no pudimos recuperar, al ,menos nos quedaron tras la visita de Fidel, 3 hermosas bases de Campismo Popular y la carretera Corralillo-Santo Domingo