Manacas-Cascajal: Un polo productivo en desarrollo

Recorrido del vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial y gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, por las fértiles tierras dominicanas.

Plantación bajo riego en el polo productivo de Manacas-Cascajal.
La sabana Manacas-Cascajal ofrece grandes potencialidades para el desarrollo de proyectos locales destinados a la producción de alimentos. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Visto: 1487

Trasladarse hacia el territorio dominicano, a las tierras arenosas de la sabana Manacas-Cascajal, permite vislumbrar un futuro alentador para aportar una mayor cantidad de alimentos a los villaclareños. En un momento en que la comida escasea y son pocos los insumos agrícolas, allí sobra la voluntad de los trabajadores agropecuarios del municipio de Santo Domingo para echar adelante tan importante programa de la Revolución.

Gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, durante su recorrido por el polo agropecuario Manacas-Cascajal, en Santo Domingo, Villa Clara.
El gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, al centro, elogió el trabajo de los directivos de la empresa, a los que consideró los cuadros que el país necesita para salir adelante en medio de las adversas condiciones económicas, epidemiológicas y del férreo bloqueo que vive el país. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Sin conformismo, pues todavía no se satisfacen las necesidades alimentarias del pueblo, el vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial y gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, mostró su complacencia por lo visto y en declaraciones a la prensa afirmó: «Se aprecia un buen desarrollo en cultivos como la papa, las plantaciones de maíz, de yuca, junto a la existencia del tomate para la industria y la población.

«A pesar de las limitaciones de recursos, hemos constatado un alto compromiso de trabajo, tanto del Partido, del Gobierno del municipio como de la dirección de la empresa. Nos comprometen a apoyar lo que hacen, mucho más al saber que han rescatado más de 300 hectáreas que estaban ociosas hacía más de diez años y las han desbrozado de marabú, el que emplean para hacer carbón.

Coles cultivadas en Santo Domingo, Villa Clara.
Hermosas plantaciones de col y otros cultivares predominan en la Empresa Agropecuaria de Santo Domingo. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Cultivo de garbanzo en Santo Domingo, Villa Clara.
El cultivo de garbanzo forma parte de los proyectos locales que pueden desarrollarse en el municipio Santo Domingo. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

«Acá hemos tomado decisiones para seguir avanzando con proyectos de desarrollo local con el garbanzo, con la siembra del maní, que pudiera lograr en el futuro encadenamientos productivos con el sector no estatal de la economía, y con la creación de nuevas casas de cultivo rústicas, las cuales aportarán alimentos y favorecen el empleo. También queremos impulsar la creación de módulos pecuarios destinados a la cría de conejos, carneros y gallinas».

La máxima autoridad gubernamental de la provincia se refirió, también, al impacto favorable que ha tenido la Tarea Ordenamiento, cuya instrumentación arriba a su primer mes: «En las granjas se va completando la fuerza de trabajo y se resuelve el déficit de brazos; se cumple cabalmente la jornada laboral, pues antes solo se laboraba hasta horas del mediodía, y, además, es mayor la productividad del trabajo».

Recorrido por el polo agropecuario de Santo Domingo, Villa Clara.
La exportación del carbón extraído del marabú es rubro importante de la empresa, refirió su director, Alfredo Iglesias. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

El amplio recorrido inició en las plantaciones paperas de Manacas, unas 30 hectáreas de papa nacional para semilla, y continuó por tierras de la Granja Manacas Sur en los bien atendidos sembradíos de yuca, garbanzo, col, boniato y tomate.

El Gobernador se interesó por la siembra del garbanzo, grano muy apreciado y paliativo ante las carencias del frijol, y propuso convertirlo en un proyecto de desarrollo local que le aporte utilidades a la empresa, y se revierta en un mayor desarrollo y estímulo para los trabajadores.

Plantación de papa en Manacas, Santo Domingo, Villa Clara.
La papa en Villa Clara llegará a las placitas y los mercados a partir del 15 de marzo, y deberá extenderse su venta regulada normada hasta el 30 de abril. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Luego el periplo continuó por terrenos recién desbrozados de marabú, unas 13.42 hectáreas en roturación para ser puestas en explotación, tras más de diez años sin uso alguno, y cerró en terrenos de la Granja Urbana, donde dialogó con trabajadores y se interesó por el costo diario del comedor obrero, cuyo monto monetario, según Alfredo Iglesias, director de la Empresa Agropecuaria de Santo Domingo, no rebasa los 13.00 pesos, con un promedio que oscila entre 6.00 y 8.00 pesos.

Alain Rodríguez, delegado de la Agricultura en Villa Clara.
Alain Rodríguez León, delegado provincial de la Agricultura, se refirió al rescate de las plantaciones de piña en la zona de Amaro, famosa en otros tiempos por dicho cultivo, e igualmente insistió en lograr un equilibrio entre los cultivos temporales y los permanentes.

En el polo productivo de Cascajal el recorrido abarcó otras hectáreas de papa de producción nacional, variedad Romano, con un crecimiento vegetativo que augura una buena cosecha. Igualmente se vieron sembradíos de maíz, boniato, calabaza  y garbanzo.

Acompañaron al Gobernador de Villa Clara, el delegado provincial de la Agricultura, Alain Rodríguez León; el primer secretario del Partido y presidente del Consejo de Defensa Municipal, Luis Yoan Díaz López; el intendente municipal, William López del Sol, y el director de la Empresa Agropecuaria de Santo Domingo, Alfredo Iglesias Cabrera, junto a otros compañeros.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • RGG

    Polo productivo manacas cascajal..tal parece algo enorme q produce de todo y q todo esta abarrotado,se ve bien que esas personas no conocieron o no vivieron la época en q cultivos varios manacas llenaban todas las placitas del municipio y más alla que bueno seria saber donde se vende tan solo ese boniato del q hablan en el reportaje,no hablen de tantas hectáreas,digan tantos sacos se cosecharon para q los lectores se den cuenta de esa triste producción de ese polo productivo q no llena ni mantiene las pocas placitas q han quedado en el municipio de santo domingo