¿Qué historia contarán los abuelos de mañana?

Ya suman más de mil vidas robadas por la pandemia de COVID-19 en Cuba. De nosotros depende el final de esta historia.

Personas sin cumplir el debido distanciamiento social.
Mayo de 2021 cerró con el mayor acumulado de casos confirmados y pacientes fallecidos por COVID-19 en Cuba. En este mes se registraron 23 645 contagios y 165 muertes más que en el período comprendido entre marzo y diciembre de 2020. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 1918

«Hace muchos años una pandemia de coronavirus azotó al mundo…», contarán los abuelos del siglo xxii. Sus nietos, entre curiosos y asustados, preguntarán cómo luce un virus con corona, por qué se llevó tantas almas y si atacó a los niños que se portaron mal.

Mujeres sin nasobuco ni distanciamiento social en una calle de Santa Clara.
Aunque Villa Clara mantiene la segunda tasa de incidencia más baja del país, el incremento de los casos confirmados en los últimos 15 días evidencia la indisciplina social y la violación de los protocolos sanitarios. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Los abuelos de mañana recordarán los meses de confinamiento hogareño, sonrisas ocultas y besos prohibidos; buscarán la mascarilla que guardaron con celo, dibujarán el «cachumbambé» de contagios diarios, mostrarán alguna foto con médicos «disfrazados» de astronautas en plena zona roja, y presumirán el récord científico de esta islita caribeña que desarrolló cinco candidatos vacunales en menos de un año.

Regresarán nostálgicos a la simpatía de Chamaquili y a los desvelos del doctor Durán, mientras la sabiduría de los años les permita disimular la ira por quienes envolvieron poblados enteros en cintas amarillas y encendieron al rojo vivo los pronósticos con fiestas clandestinas, visitas inoportunas, viajes caprichosos, colas postergables, la necia convicción de que «a mí no me va a tocar» o la confianza anticipada en solo una dosis de la vacuna.

Pareja de jóvenes con mal uso de la mascarilla.
Con más de 19 000 pacientes pediátricos diagnosticados desde el inicio de la pandemia —más de un millar de ellos menores de un año—, para niños y adolescentes no hay sitio más seguro que el hogar. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Joven sentado en un acera de Santa Clara y con el nasobuco retirado.
El uso del nasobuco, la desinfección de las manos y el distanciamiento físico no pueden limitarse a la presencia de una autoridad policial. La salud siempre cobra una multa más alta. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Para relatar la versión infantil de la pandemia, los abuelos de mañana ocultarán las heridas que más duelen hoy: las mujeres que dieron a luz en estado crítico y se fueron de este mundo sin conocer el llanto o la sonrisa de sus bebés, los ancianos casi centenarios, sobrevivientes de guerras y achaques, abatidos por la indisciplina de un familiar cercano; los pequeños que vieron sus días de juego trastocados por la incertidumbre y el dolor de una sala de terapia intensiva, el vacío abrupto dejado por padres, tíos, hermanos, esposos o amigos, que pasaron de sospechosos a condenados a muerte en un abrir y cerrar de ojos, y la magnitud de secuelas que aún desconocemos.

Ancianos que usan incorrectamente el nasobuco o mascarilla.
Como grupo más vulnerable frente al SARS-CoV-2, propenso a la gravedad y a la muerte, las personas mayores de 60 años requieren un cuidado extra de la familia. Si bien Cuba aspira a inmunizar a toda su población en 2021, ni la cantidad de dosis aplicadas, ni la cifra de cubanos que han puesto su hombro resultan suficientes para renunciar a las medidas higiénicas decretadas desde marzo de 2020. Permanecer en casa es la mejor opción para los abuelos. (Fotos: Ramón Barreras Valdés)

Tenemos ahora la oportunidad de escribir la historia. Solo de nosotros depende que en el relato primen dolor o esperanza, desgaste o superación, impotencia o voluntad, sensatez o ligereza, empatía o desdén, solidaridad o egoísmo, resiliencia o caos. Todavía podemos decidir qué historia contaremos mañana.

Se han publicado 10 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Alejandro libertad

    Vanguardia ha empezado a difuminar los rostros de las fotos Mónica se buscaron algún problema???? Lo digo porque hace algún tiempo levanto polémica un articulo de dayana contra la covid en q en las fotos se veían los rostros de los q usaban mal el nasobuco eso desato opiniones a favor en contra de los foristas, creo q dicho articulo lo retiraron de vanguardia por q no lo he podido ver ni a través de las búsquedas.

    • Mónica Sardiña Molina

      En este artículo tratamos de proteger la identidad de las personas. Independientemente de los rostros, queremos resaltar la indisciplina que pulula en nuestras calles.

  • yuneisy

    debieran verse esos rostros de indisciplinados irresponsables así andan muchas personas q se piensan inmunes

  • Lemuel

    Buen artículo

  • Perla

    Debieran de poner las caras de esas personas irresponsables para que les dé pena y vergüenza. Así con ese tipo de personas indisciplinados no le ganamos a la covid.

  • RP

    Excelente artículo para reflexionar

  • Mónica Sardiña Molina

    Gracias foristas, por leer y comentar, y, sobre todo, por entender la necesidad de protegernos y proteger a los otros, que no siempre son extraños; muchas veces se trata de nuestra propia familia. Saludos y cuídense mucho.

    • jesusa

      ¿Por qué no se muestran los rostros de las personas? El articulo es bueno, ahora se debe mostrar el verdadero rostro de los indisciplinados para que ellos mismos se vean dando el mal ejemplo, eso debe llamar a su conciencia, digo, si la tienen, en Cubadebate se han mostrado los rostros de esas personas sin ocultarlos, ademas de numerosos videos por la TV. no sean tan conservadores, sean Proactivos...

  • yoVC

    creo que la policia aun no esta haciendo lo suficiente contra estas personas que andan sin nasobuco, he visto alrededor del parque personas con el nasobuco mal puesto e incluso comiendo un helado que antes duraba 5 minutos en consumir y que ahora se demoran cuadras en tomarlo (para andar sin el nasobuco puesto), y la policia los ve y no les llama la atencion o les pone una multa, hay mucha indisciplina principalmente entre la juventud, las fotos son evidencia de ellos,
    no se sabe quien podra contar la historia si los abuelos o los nietos e hijos,
    muy bueno su comentario especialmente este parrafo
    .....Para relatar la versión infantil de la pandemia, los abuelos de mañana...........

  • Lázaro El Profe

    La próxima noticia que se publicará para buscar por los ciudadanos en la Gaceta Oficial será la siguiente:
    ¨Publica la Gaceta oficial de la República de Cuba el Decreto Ley sobre la Indisciplina Social como parte del derecho Consuetudinario Cubano¨