Soberana 02 en brazos de la infancia

Ya se vacunan en Villa Clara los niños entre dos y diez años.

Jean Miguel junto a su mamá en los trámites previos a la vacunación.
Jean Miguel junto a su mamá en los trámites previos a la vacunación. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 729

Ninguna previsión está mejor dirigida a quienes alimentan esperanzas y merecen todas las energías del mundo, aunque las reacciones resulten múltiples e inesperadas por la complicidad de la edad. En esta campaña de vacunación se pensó en la infancia que ya recibe la primera dosis de Soberana 02 con la intención de cuidarlos ante las amenazas de una temible pandemia.

Al vacunatorio instalado en el policlínico Santa Clara, de la capital provincial, llegó Marbelys Noriega Martín acompañada de su pequeño Jean Manuel Aguiar Noriega.

Él tiene apenas tres años que me lo señalaba con sus dedos para que no me equivocara, y a lo mejor se preguntaba los motivos de por qué su mamá lo había llevado hasta allí ante un panorama que no tenía piñatas, ni globos, ni resultaba festivo.

Cuenta Marbelys que la doctora de su consultorio avisó a la casa que sería vacunado este sábado y como familia disciplinada acudió sin falta a la cita.

En el momento de la verdad el pequeño manifestó su temor.
En el momento de la verdad el pequeño manifestó su temor.(Foto: Ramón Barreras Valdés)

Poco a poco ganamos la confianza del pequeño, algo receloso al ver la grabadora, pero quien no ocultó que le gustan las fotos y estar junto a mamá y papá.

Más no se le puede pedir más para la edad de un niño que al decir de su progenitora es enfermizo y por suerte en estos momentos presenta buen estado de salud.

Todo parecía normal hasta que llegó el momento crucial con las reacciones propias de los infantes al ver una jeringuilla. Mientras otros apenas ni se enteraron del «pellizquito», Jean Manuel resultó lo contrario, hubo que batallar y lograr el objetivo.

Junto a él muchos niños y niñas aguardaban, todos con sus diminutos nasobucos y algunos hasta llevaron esas mascotas de peluche que arropan sueños o deseos y resultan una especie de confidentes en el camino de las fantasías.

Licenciado Luis Barrios Ravelo,  coordinador de todos los vacunatorios adscritos al policlínico Santa Clara.
«Comenzamos este sábado a vacunar, proseguiremos el domingo y el lunes para luego emprender la recuperación. Recordemos que son tres dosis, las dos primeras con Soberana 02 el primer día y luego a los 28 días, y una tercera con Soberana Plus a los 56 días», enfatiza el licenciado Luis Barrios Ravelo, coordinador de todos los vacunatorios adscritos al policlínico Santa Clara. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Para la Dra. Ania Martín García, al frente de la vacunación en la dependencia santaclareña y el licenciado Luis Barrios Ravelo, vicedirector de enfermería y coordinador de todos los vacunatorios adscritos al policlínico Santa Clara, resultará un fin de semana dedicado a «los que saben querer» en un universo que abarca a 1 810 infantes comprendidos de dos a diez años.

De acuerdo con las estrategias los más pequeños, hasta los cuatro años, recibirán el inmunógeno en la propia institución, y a partir de los cinco años en adelante se inmunizarán en los sitios vacunales correspondientes y certificados para esta área de Salud.

En días posteriores comenzará la recuperación dirigida a aquellos que por determinadas razones no pudieron hacerlo en el tiempo indicado; sin embargo, sería injusto si no dijera que este proceso, en la etapa más tierna de la vida, no resultó feliz en varios puntos de Santa Clara y de algunos municipios de la provincia.

Quizás por los cambios repentinos en el programa, por el aplazamiento de la fecha inicial, por el hecho de coincidir el cronograma con un fin de semana, o por el ya marcado hábito de los cubanos a las colas hubo descontento de los padres y fallas en el funcionamiento de ese horario «escalonado» en el que se reparten las horas en pequeños grupos a fin de evitar aglomeraciones.

Algo a tener muy en cuenta para no lacerar nobles propósitos. Y más cuando se trata de criaturas que llegan como regalo inestimable que alegran la vida.

Se han publicado 6 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Lala

    Bueno si descontentos y fallas en la organizacion vamos hablar entonces no podemos dejar de mencionar al policlinico Malezas q el sabado estuvo bastante mal organizado, yo queti q llegara algun periodista en ese momento o algun directivo de salud alli para q vieran lo q se formo, tal parecia q habian carnavales, una matazon para entrar en el local, la cola perdida porque las personas se colaban, otros se colaban por una puerta q tenia el centro por atras, quisiera q hubieran visto eso. Yo me preguntaba quien habia organizado eso y lo mas triste del caso q los q estaban organizando el flujo de persona eran las seños y promotoras de los programas educa a tu hijo y las pobres no podian hacer nada porque las madres y padres se aglomeraban en la puerta para q no se les colara nadie, en fin.....

  • Odenis

    Pues yo no tengo quejas del area vacunatoria q le toco a mi niño, q por demas es su propia escuela el seminternado Viet Nam Heroico. Alli todo estaba muy bien organizado, profesores y personal de salud bien agiles y ya les digo todo rapido y bien organizado, nosotros llegamos con mi niño a las 10:10 mas o menos, pasamos directo al area de entrevista con los medicos despues a llenar un listado con los datos del niño por la escuela luego a vacunar y despues a esperar la hora de observacion, asi con ese flujo rapido y sin espera de ningun tipo a las 10:20 ya estaba en una silla observandolo y 11:30 ya estabamos en la casa, al contrario del area de salud del policlinico malezas q habia un mar de niños y adultos el sabado, q.mi prima vacuno su niña alli y yo me erizaba cada ves q miraba para alli, estuvo todo muy mal y lo mas triste del caso q si por casualidad habia algun niño contagiado si saberlo como se iban a contagiar inocentes alli. Enseguida lo primero q me vino a la cabeza fue el dia siguiente q le tocaba al mio, q si yo me tropesaba con esa barbaridad q se formo en ese lugar, pero gracias a dios ya les digo todo fue muy diferente a como lo vivi el sabado, ASI Q MUCHAS FELICIDADES PARA EL SEMINTERNADO VIET NAM HEROICO POR SU BUEN TRABAJO.

  • Carlos Fonseca

    Que bueno, maravilloso, nuestros niños estan siendo vacunados, pero OJO, por lo menos en MEDICINA DEPORTIVA donde le toco a mi niño la ORGANIZACION fué PESIMA...COSA QUE DEBEN DE VER BIEN COMO LA VAN A ORGANIZAR, citaron a un circulo infantil (no importan cantidad de niños) y tres escuela para una misma HORA....POR FAVOR¡¡¡¡¡

  • RAUL Rodriguez Medinas

    Deseo q todos los niños sean vacunados y que empiecen las clases y se tomen todas las medidas en las escuelas y centros de atención

  • Mary

    Si de organización se trata tomen el ejemplo del S/I Camilo Cienfuegos, desde la entrada al centro donde nos recibe la sonrisa de Raquel la subdirectora, el saludo afectuoso de Jóse nuestro director. La alegria que se escucho en la voz de la guitarrista a quien no conozco y el acompañamiento de la dulce Lourdes escondida dentro del disfraz del Capitan Plin fue el perfecto acompañamiento de nuestros niños. El personal de salud que nos atendio haciendo gala de profesionalidad, con una encuesta detallada de las afecciones de nuestros infantes, explicando con detalles a aquellas madres que sus principes habian padecido la covid el procedimiento para estos. El comedor convertido en vacunatorio, inmaculado y una seño que hizo que el temido miedo al "pinchazo" desapareciera. Al pasar al área de recuperación la atención de los futuros profesionales de la salud fue constante,preocupados y ocupados a cada instante por las posibles reacciones. Pasada la reglamentaria hora nos despedian hasta la próxima. MUCHAS FELICIDADES Y GRANDES EXITOS PARA EL SEMINTERNADO CAMILO CIENFUEGOS POR SU ADNEGADO TRABAJO Y DEDICACIÓN.

  • Juan José

    Quiero dar las gracias al personal de salud pública y educación por la excelente atención que tuvieron con mi niña de 7 años en el vacunatorio de la Secundaria Básica "Capitán Roberto Rodríguez" de Santa Clara. Todo ocurrió de buena manera; fueron amables y profesionales, estuvieron siempre atentos a mi niña, en verdad se los agradezco muchísimo. Felicidades por el buen trabajo que llevan a cabo, de manera abnegada y responsable.