Melissa y la familia campesina

La voluntad de cubanos de contribuir, a partir de la producción, con el reforzamiento de alimentos en instituciones de Salud en Villa Clara. Un gesto altruista que multiplica la unidad de todos.

La doctora Anaisa Amores junto a su paciente Melissa Tápanes.
La Dra. Anaisa Amores Ramos (al centro) junto a Melissa, su paciente. (Foto: Luis Machado Ordetx)
Visto: 1892

Melissa, la joven, se tragó las palabras. No eran necesarias. Los ojos, a veces, mostraban deseos por dejar correr una lágrima por las mejillas, pero optó por prestar atención a lo dicho a su alrededor. Mil recuerdos pasaron por su mente en la contemplación de aquel escenario. Hoy la muchacha es feliz. Siente el cariño de la Dra. Anaisa, quien le palmotea los hombros mientras en susurro se escucha: «Eres guerrera».

Hospital pediátrico universitario José Luis Miranda, de Villa Clara.
El pediátrico de Villa Clara, con 61 años de fundado, constituye una institución de referencia médica en el país. (Foto: Luis Machado Ordetx)

A otros allí presentes se les hizo un nudo en la garganta, y hasta Monguín y Marlén, los padres de Melissa, expresaron en sollozos el profundo agradecimiento a médicos, paramédicos y personal de servicios del hospital pediátrico universitario José Luis Miranda, de Santa Clara. Es la obra de un país, contó el humilde progenitor de la muchacha, quien rememoró aspectos de su niñez sencilla, en la cual cada cubano recibía una esmerada atención médica. Hoy también constituye un momento inviolable que convierte a Cuba en recinto de privilegio para el mundo.

Odel (Monguín) Tápanes Moya, convertido hace años en uno de los mejores ganaderos en la producción de carne y leche para ventas a las industrias, no vaciló, desde la finca El Porvenir, en la comunidad de Wilfredo Pagés, en Cifuentes —de mutuo acuerdo con la esposa Marlén Núñez—, en llevar a vías de hecho un compromiso, considerado mínimo en comparación con un hecho asistencial que transformó los rumbos de la familia.

El campesino Odel Tápanes Moya y el Dr. Jesús Sánchez Pérez, director del hospital pediátrico villaclareño, realizan los trámites pertinentes para concretar la donación.
Trámites de rigor en la entrega de la donación, el miércoles pasado, antesala del Día del Pediatra en Cuba, en conmemoración del natalicio del profesor Ángel Arturo Aballí Areñano. A la izquierda el Dr. Jesús Sánchez Pérez, director de la institución. (Foto: Luis Machado Ordetx)
Documento que acredita la legalidad del sacrificio bovino.
Documentación del sacrificio del bovino tras los aportes productivos del ganadero de Cifuentes. (Foto: Luis Machado Ordetx)

El Dr. Jesús Sánchez Pérez, director del pediátrico villaclareño, al recibir de manera diferente a Melissa y sus progenitores, afirmó que allí acontecía un hecho inusual. Por vez primera acogían una donación proveniente de la familia de una antigua paciente. Todo  reforzará la alimentación de los enfermos alojados en la institución.

Las palabras del galeno emocionaron. Marlén y Monguín  afirmaron que en adelante no detendrán otros envíos. En Cifuentes, comentaron, integrantes de lo que un día será el movimiento productivo de Los Valientes, se sumarán al vínculo con la institución en suministros gratuitos de viandas, granos y cárnicos.

No será por obra y gracia de un gesto altruista del distinguido ganadero, quien entregó de manera voluntaria la carne de un toro lechero que rebasó las 1300 libras. Es la decisión de muchos hombres y mujeres que, más allá de pensar en los 50 000 pesos reportados por la venta del animal en masa limpia —un 53% del peso corporal—, piensan en colocar los esfuerzos y los frutos personales en el momento y el sitio que más lo reclama el país.

Hoy Melissa Tápanes Núñez —estudiante de la sede pedagógica Félix Varela, de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, en Santa Clara—, tras los años de intervención quirúrgica y tratamientos especializados en la sala de Oncohematología, muestra otra sonrisa: la permanente satisfacción de una normalidad que la asiste de por vida.

El ganadero cifuentense Odel (Monguín) Tápanes Moya realiza la donación de carne de res al hospital pediátrico de Villa Clara.
Odel (Monguín) Tápanes Moya, luego de cumplir con todos los pasos, a la llegada a la institución médica, reconoce que la donación solo constituye un «grano de arena» para el bienestar de la Salud Pública cubana. (Foto: Luis Machado Ordetx)

Esa constituye la ilusión, y no representa, como dijo Marlén, una retribución por los servicios asistenciales que recibió la joven hija como cualquier otro ciudadano. Es la decisión de aportar, como socios de la Cooperativa de Créditos y Servicios Filiberto González Mujica, no lo que sobra, y sí lo que se tiene como patrimonio único que acerca a unos y otros al escenario actual de todos los cubanos.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Luis

    Ojala todas las personas benficiadas con la atencion medica en el pediatrico y a los cuales se les han salvado a sus niños tuvieran ese comportamiento, no de regalar nada al medico o la institucion, sino recordarlos, saludarlos, la mayoria ni te saludan fuera de la institucion, al contrario le pasas por el lado y te viran la cara. La verdad que admiro a estas personas. Lo escribe un medico de ese hospital

  • Omar Montes

    Buenos días:
    Hace poco leí un artículo sobre el Hospital infantil de Santa Clara conocido popularmente como ONDI (La ONDI que nunca existió celebra sus 60 años del periodista Ricardo R. González) y en él se hace referencia a que este hospital infantil nunca existio y ahora Luis Machado Ordex hace referencia en el artículo (Melissa y la familia campesina) que el Hospital Pediátrico tiene 61 años de fundado, quizás hasta con el nombre de Hospital Pediátrico tenga menos años esta institución. Poseo fotos del año 1958 donde el hospital estaba construido en el área de consulta, lobby y algunas salas, estas las pueden encontrar en el archivo de historia de la ciudad, personalmente se las envié a su director, pienso que debemos revisar cuidadosamente las fuentes para no incurrir en errores como este.
    Saludos
    Omar Montes

  • Odslys Moya Viltres

    Excelente gesto de altruismo para esos agradecidos padres, felicitaciones