IBP: Entre la biotecnología y el humanitarismo

El Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP), adscrito a la Universidad «Marta Abreu» de Las Villas, no se detuvo en tiempos agudos de pandemia y realizó importantes donaciones al sistema de Salud.

El Instituto de Biotecnología de las Plantas entregó un donativo al policlínico Roberto Fleites (Malezas), de Santa Clara.
Hasta el policlínico Roberto Fleites (Malezas), de Santa Clara, llegó el gesto solidario del colectivo del Instituto de Biotecnología de las Plantas. (Foto: Tomada de la cuenta de Twitter del IBP)
Visto: 1260

Cuántas historias se han protagonizado en tiempos agudos de pandemia; muchas quedan en el anonimato y deben conocerse. Diría que entre los colectivos con sitial de vanguardia en Villa Clara aparecen los del sistema de la Ciencia y la Tecnología que, sin abandonar sus objetivos, hicieron mucho por la vida.

Sepa que el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP), adscrito a la Universidad «Marta Abreu» de Las Villas, no se detuvo y llegó hasta el policlínico comunitario Roberto Fleites (Maleza), de la capital provincial, con su carga material, pero con el sello de la solidaridad.

El director del IBP,  Dr. en Ciencias Osvaldo Fernández Martínez, recuerda que las donaciones incluyeron frazadas de piso, jeringuillas plásticas, nasobucos, toallas, jabones de lavar y de tocador, paquetes de gasa quirúrgica, cubos plásticos y pacas de algodón. 

Osvaldo Fernández Martínez, director del Instituto de Biotecnología de las Plantas.
Dr. en Ciencias Osvaldo Fernández Martínez, director del Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) de Villa Clara. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Algunos de estos renglones en cifras considerables; sin embargo, el accionar del colectivo no quedó solo en la referida área de Salud, y quizás el gesto más notorio ocurrió en aquellas jornadas fatídicas de la falta de oxígeno en la provincia.  

«Nunca olvidaré que fue un sábado de los que nunca desearía acordarme. Estábamos en el hospital universitario Arnaldo Milián Castro en un momento crucial. Ante el llamado de si existían instrumentales o dispositivos que ayudaran a compartir el gas medicinal no faltó la respuesta.

El Dr. Osvaldo Fernández recuerda que donaron casi todos los spliters que tenían y que en aquella jornada estaban presentes galenos del hospital general Mártires del 9 de Abril, de Sagua la Grande, deseosos también de tener sus dispositivos.

«Entregamos casi la totalidad de los que teníamos. También se distribuyeron para el hospital placeteño Dr. Daniel Codorniú Pruna, y al María del Carmen Zozaya, radicado en la Villa Blanca, por lo que cubrimos cuatro centros hospitalarios fundamentales».

Vale agregar que el IBP, el valioso complejo de la Biotecnología de la provincia y del país, también desmontó determinado equipamiento de su uso cotidiano para ponerlo en función de la existencia.

Al mirar estos momentos Osvaldo Fernández Martínez y todo su colectivo llevan la satisfacción interna: «Había que darlo todo para salvar a nuestros semejantes» en respuesta a lo que expresara el más grande de todos los cubanos, José Martí: «Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad».

Sin duda, hombres y mujeres realizados, con un corazón entregado a la humanidad.

 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.