Semillas de alta calidad genética y fitosanitaria, premisa indispensable del IBP

El retorno a la normalidad no ha sido traumático para el Instituto de Biotecnología de las Plantas, debido a la propia disciplina mantenida en el agudo tiempo del SARS-CoV-2.

Osvaldo Fernández,director del IBP.
A las motivaciones presentes en el colectivo se deben los resultados del centro, asegura el Dr. Osvaldo Fernández Martínez, director de la institución. (Foto: Ricardo R. González)
Visto: 1276

La severidad de los tiempos pandémicos trató de minimizar los proyectos desarrollados por el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) de Villa Clara; sin embargo, su colectivo hizo «camino al andar» en su afán de lograr semillas de alta calidad genética y fitosanitaria.

Contra viento y marea, el objetivo fue cumplido de acuerdo con las valoraciones de su director, el Dr. C. Osvaldo Fernández Martínez, y el retorno a la normalidad no ha sido traumático para la institución, debido a la propia disciplina mantenida en el agudo tiempo del SARS-CoV-2, al lograr realidades apoyadas en un pensamiento estratégico, sin violar los protocolos sanitarios establecidos.

Logro de embriones en el IBP.
El logro de embriones ha representado la simplificación del proceso productivo. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Así avanza el centro, adscrito a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, con notables aportes en una carpeta productiva e investigativa que extiende el espectro general de ofertas en el plano internacional, no solo en Centroamérica, sino en otras latitudes.

Sin dar la espalda a los requerimientos de la provincia y del país, el IBP presentó una estrategia de cómo Villa Clara puede incrementar sus rubros exportables.

«Uno es el jengibre, pues se iniciará las exportaciones hacia determinados países, tanto fresco como deshidratado, al tiempo que no faltan las proyecciones con la piña», según el Dr. Fernández Martínez.

Otro paso alentador incide en la aplicación de embriones que han resultado de gran beneficio para las biofábricas cubanas y su venta a los campesinos, pues por la modalidad de vitroplantas era necesario transportarlas en equipos de gran porte.

Plantas ornamentales obtenidas en el IBP.
La cartera del IBP es notoria e incluye la producción de plantas ornamentales. (Foto: Ricardo R. González)

«En medio de la infección por coronavirus representó la simplificación del proceso, si tenemos en cuenta que hace unos cinco o seis años atrás se cargaban rastras destinadas a la provincia de Granma, para poner un ejemplo».   

Las utilidades económicas logradas por la institución contribuyen a la economía de la nación, y otra parte es empleada en las transformaciones de la infraestructura del centro, en beneficio de la tecnología, el confort y la renovación del equipamiento.

Osvaldo Fernández reconoce que es bastante exigente con su colectivo, «y como digo las cosas en directo y sin rodeos, tengo que admitir las enormes motivaciones de quienes integran nuestra plantilla; a ellas debemos el logro de resultados», precisó.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.