Evento internacional destaca perspectivas de Villa Clara en el cultivo de alimentos

Cuba es la sede, por vez primera en América, de una reunión de la Red Internacional de Aroides Comestibles.

Cultivos del Inivit
El evento también enfatizará en los nocivos efectos del cambio climático y la ausencia sistemática de agua para el riego de los cultivos vitales. (Foto: archivo de Vanguardia)
Visto: 2973

Expertos agrícolas de la Red Internacional de Aroides Comestibles (INEA por sus siglas en inglés), escogieron por vez primera a Cuba, entre los países de América, para efectuar la reunión anual que evalúa proyectos de   fomento y mejoramiento de cultivares de malanga, un tubérculo codiciado en el mundo.

Las cosechas y consumos de esa vianda antes formaron parte de las especies subvaloradas. En la actualidad se extienden sus valores nutricionales para el consumo humano, como alimento sano, y paliativo frente a las consecuencias adversas del cambio climático. Los especialistas, procedentes de 21 países de Asia, Oceanía, África, Europa, Centroamérica y el Caribe, escogieron a Santa Clara y las áreas demostrativas del Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit), con el propósito de validar experiencias.

Evento internacional de agricultura en Villa Clara
El Doctor Vicent Lebot, coordinador de la Red Internacional de Aroides Comestibles (INEA), destacó en Santa Clara los aportes del Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit), en su empeño de propagar una agricultura sostenible y enfrentar las adversas consecuencias del cambio climático. (Foto: Luis Machado Ordetx)

El temario del encuentro abarcó aspectos del mejoramiento y propagación de los cultivares de taro, Colocasia esculenta y el cocoyam,o Xanthosoma sagittifolium, por sus nombres científicos. Ambas viandas están consideradas alimentos seguros con fuentes de minerales, antioxidantes y comida saludable, dijo el Doctor Vicent Lebot, coordinador del grupo visitante. Apuntó asimismo que el interés por el cultivo y comercialización de la malanga alcanza mayores dimensiones en el mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), destaca producciones anuales superiores a los 2 millones de toneladas, pero las cifras son mayores, de acuerdo a observaciones puntuales. También subrayó que apreciar las plantaciones demostrativas del Inivit, en Santo Domingo, constituye un privilegio para especialistas y agricultores.

«La experiencia científica resulta excepcional porque allí transfieren conocimientos a otras regiones del mundo en cultivares de yuca, boniato, plátanos y bananos, así como frutales», destacó. En la bienvenida, Sergio Rodríguez Morales, Doctor en Ciencias Agrícolas y director-anfitrión del centro de investigación de Villa Clara, precisó que a un lustro de formada la Red de Aráceas, existe otra percepción universal en la necesidad del desarrollo y  producciones de raíces, rizomas y tubérculos tropicales y subtropicales.

Acotó que el Inivit, próximo a cumplir medio siglo de existencia, jamás logró la obtención de híbridos de malanga, y ahora gracias a la coordinación de la Red Internacional, cuenta con cultivares de cruzamiento por semilla y sistemas de mejoría clonal que convierten al tubérculo en resistente a la sequía o a plagas y enfermedades.

Esa institución dispone, además, de uno de los mayores bancos de germoplasma del continente, así como de 125 cultivares de la malanga  Colocasia, y de 104 del tipo Xanthosoma, reseñó Rodríguez Morales.

También valoró las posibilidades de intercambio científico, acopio de bibliografías y de traspasos tecnológicos que brinda una reunión de expertos del mundo dedicados a la obtención de una vianda de probado valor humano en la alimentación de niños, ancianos y enfermos.

El martes la comitiva laboró en sesión plenaria el análisis de experiencias recogidas en 26 países de los cinco continentes, y se recalcó en la ampliación de bases de mejoramiento y diversidad genética para conseguir  simientes de mayores rendimientos agrícolas.

La sesión del miércoles se dedicará a recorrer áreas del Inivit. En las precisiones habrá una relatoría teórica que dejará mayores intercambios de puntos de vista sobre la agricultura sostenible y el enfrentamiento a enfermedades y plagas que   dañan las plantaciones de malanga.

De igual modo, se enfatizará en los nocivos efectos del cambio climático y la ausencia sistemática de agua para el riego de los cultivos vitales en la alimentación humana y animal. 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.