Reanuda funciones Laboratorio de Electrofisiología del Cardiocentro villaclareño

Los estudios permiten el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del ritmo cardíaco mediante métodos no invasivos.

Visto: 2308

Luego de cinco años de inactividad causada por la rotura del equipamiento vital reanudó sus acciones el Laboratorio de Electrofisiología del Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara.

Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara.
Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara. (Foto: Tomada de Internet)

La reapertura fue posible gracias a un donativo que incluye el único generador de radiofrecuencia instalado en Latinoamérica para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del ritmo cardíaco mediante métodos no invasivos.

Ocupa lugar preponderante el seguimiento a las arritmias, y ello posibilita la determinación exacta de las irregularidades en el ritmo y su solución más apropiada, por lo que muchos expertos consideran la utilidad al poder diagnosticar y tratar esta dolencia mediante la ablación con catéter.

Ello permite la aplicación de calor o frío en el punto donde se produce este trastorno del ritmo cardíaco en que el músculo puede latir demasiado rápido (taquicardia), marcadamente lento (bradicardia), o de manera irregular.

Un equipo de multidisciplinas interviene en el proceso recomendado cuando otros exámenes no ofrecen la información necesaria sobre dichas irregularidades que provocan síntomas importantes, o resultan definitorios estos estudios para el diagnóstico del enfermo.

El costo total está valorado en unos 75 000 euros, en tanto el dispositivo de radiofrecuencia, específicamente, asciende a 14 000 bajo una técnica concentrada en el aspecto eléctrico del corazón, debido a que cada latido del órgano está condicionado a una mínima descarga eléctrica.

Dicho proceder beneficiará a los más de tres millones de habitantes en la región central, desde Villa Clara a Camagüey.

Para su reapertura fue necesario reconstruir todo el local al no contarse con el soporte del sistema de luces, cuyo peso aproximado es de una tonelada. También se realizaron labores de impermeabilización de la cubierta.    

La Electrofisiología inicia a finales de la década de los 60 en los Estados Unidos y en países europeos como Holanda. Ya en los 80 y principio de los 90 se perfecciona la técnica hasta la aplicación de otras variantes que han prolongado la vida de pacientes con riesgo de morir de manera súbita.