Elogio merecido a los colegas

Antes, durante y después del paso del Huracán Irma, los periodistas de la provincia han desarrollado una destacada labor reporteril.

Periodistas de Villa Clara durante el ciclón Irma.
Algunos de los periodistas que laboraron durante el huracán «Irma». (Foto: Collage realizado con fotos tomadas de los perfiles de Facebook de los periodistas).
Visto: 654

Ante los destrozos de «Irma» la prensa villaclareña supo crecerse. Locutores, técnicos de audio, directores de programas y periodistas de la emisora provincial de radio CMHW lograron mantener una programación especial ininterrumpida.

Como de costumbre el móvil de la Doblevé, con su anfitrión Abel Falcón Curí nos mantuvo al tanto de la situación del sistema eléctrico, las comunicaciones, el abasto de agua, la pasteurizadora y otros alimentos. También la colega Dalia Reyes Perera se mantuvo horas sin dormir con tal de transmitirle a la audiencia las declaraciones del Presidente del Consejo de Defensa Provincial, Julio Ramiro Lima Corzo.

El joven y talentoso periodista Enrique Moreno Gimeránez se estrenó con transmisiones en vivo desde Caibarién. En todo momento se refirió a que el pueblo debía tener confianza en las autoridades, porque somos herederos de un espíritu de laboriosidad inculcado por el invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Tampoco faltaron los reportes de los corresponsales de los 13 municipios de la geografía villaclareña. Con especial destaque para los provenientes de las emisoras municipales Radio Caibarién, Radio Sagua y Radio Placetas.

Fueron más de 900 horas consecutivas de transmisión especial, en los que los trabajadores de la emisora no descansaron. Muy oportuna fue la idea de enlazar las transmisiones por el teléfono 42212122, así como a través de las frecuencias 101.5 y 93.5 de la FM para ser captada por los celulares.

De tal manera la población se mantuvo bien informada. Lo mismo hizo el telecentro Telecubanacán con pases en vivo al Sistema Informativo de la Televisión Cubana y mediante una trasmisión especial desde el propio canal.

Los profesionales de la prensa trabajaron con la premisa de que el periodismo es una actividad con alto grado de responsabilidad social y, sobre todo, de servicio público.

Como señala la felicitación de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), se gestaron alianzas que permitieron una colaboración permanente entre colegas de la radio, la televisión, la prensa escrita y la digital para mantener las transmisiones en todas las circunstancias y por todos los medios posibles.

«Demostraron que el periodismo cubano obedece al interés colectivo, tiene una vocación eminentemente social y una altura ética digna de los herederos de Martí y de Fidel», señala la carta.

Para los colegas de Vanguardia van también estas líneas de glorificación. Los lectores pueden ver sus nombres en cada reporte. Específicamente en las dos últimas ediciones. Primero el rotativo circuló el viernes 7 como adelanto a los preparativos en las fases de alerta y alarma. Luego hicimos una edición especial en la fase recuperativa.

Existe un equipo que trabaja desde el anonimato, y es el de la web. A ellos correspondió y corresponde mantener informado al mundo de lo acontecido antes, durante y después del paso del potente huracán Irma. Bien desde la edición digital, bien desde los perfiles institucionales en las redes sociales de Facebook y Twitter, no hubo descanso.

A los corresponsales nacionales de Granma (Freddy Pérez Cabrera), Trabajadores (Lourdes Rey Veitía) y Juventud Rebelde (Nelson García Santos. A las de Radio Rebelde (Minoska Cadalso Navarro), Radio Progreso (Bolivia Tamara Cruz Martínez), a los periodistas de la Agencia Cubana de Noticias. A todos llegue este elogio merecido.

  • Dorestes

Ahí faltan nombres de muchos periodistas, técnicos, y hasta choferes del sistema de radio, televisión y prensa plana. Incluso se omitieron a quienes, desde la avanzada de la información, pasaron el ciclón en Caibarién y por lo que vi en páginas de Facebook, carecieron de alimentos y agua potable y en vigilia difundieron noticias por el mundo sobre lo que ocurría allá. No importó horas de sueños y sobresaltos. Las informaciones, desde el viernes por la noche y durante todo el sábado y días siguientes, salían disparadas hacia el mundo. Loables méritos, según leí en http://cubanosdekilates.blogia.com/2017/091101-laureles-irma-y-caibarien.php, tienen los trabajadores, directores de programas, técnicos y periodistas de la emisora CMHS de Caibarién, los primeros que recibieron los embates de las ráfagas del huracán Irma cuando azotó Villa Clara. Desde allí los corresponsales de la ACN Marta Hernández y Arelys Echevarría, Luis Machado, de Vanguardia, Máximo Luz y su equipo de trabajo y Moreno Gimeránez, socializaron la información para Cuba y el mundo. Ninguno dirá nada. Son humildes y sencillos profesionales que por años saben crecerse y conocen, como Martí, que "toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz", pero olvidarlos es irrespetuoso porque estuvieron en la primera trinchera de la información, y siempre lo estarán en cualquier otro frente que convoque el país o los estragos naturales. Gracias a esos periodista el mundo estuvo al tanto, con conocimiento de causa y objetividad de primera mano, de todo lo ocurrido. Gracias a los periodistas por informar la verdad, y a Villa Clara que como todo el país se levanta de los estragos de un ciclón devastador.

  • Juan Antonio Hernández Caraballo

Los periodistas villaclareños han trabajdo durante y despues del paso del huracán de manera tremenda, son ejemplos de voluntad; su prestigio sigue creciendo, siempre he tenido un alto concepto de los periodista de Villa Clara.

  • Yamilet

Merecido reconocimiento, inclaculable el esfuerzo y dedicación de todos los profesionales de la prensa, sobre todo, en momentos como estos, atrás dejan la casa y la familia para servir a todos, con la información, con la explicación oportuna...Felicidadessssssssss a todos, bien sabemos cuanta entrega y virtud los acompaña...sigan con su pueblo que los necesitamos....a todossssssssss ....