Compromiso de producir comida para el pueblo

En la plenaria agrícola se acordó sembrar producciones de ciclo corto y enfrentar a revendedores y especuladores.

Plátano de Lugardita
Las fuerzas del huracán arrasaron con miles de hectáreas de plátano. (Foto: Manuel de Feria/Archivo).
Visto: 411

Villa Clara fue muy afectada por el huracán «Irma», y la agricultura no fue excepción, incluida la cañera, con severos daños en las plantaciones y los techos de los centrales azucareros.

Las fuerzas del huracán arrasaron con miles de hectáreas de plátano, yuca, arroz, frutales, maíz, y bosques; causaron daños a cerca de 1500 casas de curar tabaco;  a 110 naves porcinas y 162 avícolas; a 142 vaquerías y a más de 2000 colmenas. Incluido el café en la montaña, de igual manera severamente afectado.

Pero, como afirmara Julio Ramiro Lima Corzo, presidente del Consejo de Defensa Provincial, quien dirigió la plenaria con los representantes de las 550 formas productivas de Villa Clara, efectuada el vienes en el teatro del IPI Lázaro Cárdenas, no es tiempo de lamentarse y ahora se requiere del crecimiento de los revolucionarios:

«La Revolución tiene plena confianza en los campesinos, en los obreros agrícolas, en los cooperativistas, en los agricultores todos, y acá en Villa Clara hay que dar el salto en la agricultura. Para el 30 de septiembre, aniversario 21 del histórico discurso de Fidel en la Plaza del Che, deben de estar recuperados los huertos y organopónicos y desarrollar un esfuerzo que nos permita revertir la situación actual y elevar los rendimientos productivos en todos los renglones, a fin de asegurar la comida del pueblo».

Héctor Luis Torna Martínez, delegado provincial de la Agricultura, a partir de un llamado conjunto con la Anap y Azcuba, que involucra a los Sindicatos Agropecuario Forestal y al Azucarero, instó sembrar cultivos de ciclo corto, para lo cual se dispone de la totalidad de la semilla, excepto en la col y la cebolla, al requerir de importación; con énfasis en el boniato y el maíz, con el fin de acopiar sus producciones el fin de año.

Torna Martínez llamó a recuperar el plátano, intercalando la siembra de frijoles y maíz; a elevar las producciones de leche y carne, ahora favorecidas con las lluvias asociadas a Irma; preparar bien la siembra de tabaco y recuperar los aposentos destruidos; así como fortalecer el papel de Acopio.

«Se va a comprar todo lo que se produzca, y Acopio deberá balancear las producciones en Villa Clara y toda aquella que pueda gestionarse en otros territorios, sin dar margen a los revendedores y especuladores».

Al respecto, el presidente del Consejo de Defensa Provincial, Julio Ramiro Lima Corzo, dijo que no se permitirá el aumento de los precios de los productos agrícolas, debiéndose mantener los que existían antes del paso del huracán:

«Hay que cerrarle la brecha a los revendedores, y que los cuerpos inspectivos, la Fiscalía y el Minit aseguren el cumplimiento de la legalidad. Todos los hechos de acaparamiento serán debidamente divulgados para que el pueblo los conozca. Además serán dadas facilidades a las cooperativas y formas productivas para que puedan vender directo al pueblo».

Ahora más que nunca hace falta el diálogo, el esclarecimiento, el intercambio con la gente, pues la recuperación de los daños de Irma llevará tiempo, reflexionó Lima Corzo ante los presentes.

«Hago un llamado al compromiso, al corazón de todos, a convertir las palabras en hechos y actuaciones concretas. El juramento de que «Yo soy Fidel» hay que materializarlo en todos los lugares.

«Confiamos plenamente en el campesinado cubano y sabemos que la agricultura en Villa Clara saldrá adelante. Será su compromiso por el aniversario 20 de la llegada de los restos del Che y su Destacamento de Refuerzo a Villa Clara, por los 50 de su caída en Bolivia, y por el 90 cumpleaños de Abel Santamaría; el segundo de Fidel en las acciones del 26 de julio de 1953».