Logo de Sexeando

Familias «made in Cuba»: finalmente diversos

«Después de siete constituciones —desde la de Guáimaro, en 1869, hasta la aprobada en 1976— por primera vez se habla en la isla en términos de pluralidad en cuanto a los diferentes tipos de familias».

Pareja homosexual con hijo
(Foto: Carolina Vilches Monzón)
Visto: 1234

                                                                                                     «Lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal».

Friedrich Nietzsche

ARTÍCULO 68. El matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común […].

Veintidós palabras. Al menos, son las que han fijado en la agenda pública de la nación la mayoría de los cubanos: serenos o sorprendidos, dispuestos al aplauso o al rechazo más agrio, sincerados y partícipes de los prejuicios de un país, o incapaces de asimilar que no hay cambio ni desarrollo posible mientras la felicidad y los derechos de los seres humanos no constituyan una prioridad dentro de las futuras legislaciones.

El Artículo 68 vino a «alzarle la falda» a la isla. Mientras, se levantan barricadas de opiniones, intereses y reclamos pensados casi siempre sobre lo individual, y no desde el consenso para una sociedad donde no existan ciudadanos de segunda, atomizados en una periferia que trasciende lo subjetivo.

Todos tienen su versión. Los de la «familia original», temerosos por la «moral pública», los desafíos de una educación con enfoque de género y los supuestos picos negativos en la natalidad si se aprobase una Constitución que asimila bodas con dos novias; los que aman a sus semejantes, asidos a la esperanza de legalizar su unión para nunca más quedar al margen del margen, y poder criar una familia sin etiquetas.   

Sin embargo, para el Dr. Reinerio Rodríguez Corría, profesor titular de Derecho Civil y de Familia en el Departamento de Derecho de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, la repercusión e indudable impacto del Artículo 68 en los debates populares —tanto a niveles emergentes como organizados—, no resulta más que una reacción predecible por su trascendencia a corto plazo y el aparente «factor sorpresa» de una modificación cocida, a fuego lentísimo, durante el último par de décadas.

Banderas gay
(Foto: Tomada de Internet)

«El 68 no resulta, en lo absoluto, el más importante de los artículos del Proyecto de Constitución de la República de Cuba, pero hemos comprobado que logró desviar la atención no solo de las demás  modificaciones que propone la nueva carta magna, sino dentro del propio tema de las relaciones familiares: a nuestra consideración, allí se esbozaron propuestas tan o más interesantes e igual de ineludibles.

«Después de siete constituciones —desde la de Guáimaro, en 1869, hasta la aprobada en 1976— por primera vez se habla en la isla en términos de pluralidad en cuanto a los diferentes tipos de familias, lo cual queda expresado en el Artículo 67».

—En  materia de derechos humanos, ¿cuánto repercute este reconocimiento en las futuras modificaciones a la legislación vigente?

—Hasta ahora, el Código de la Familia (Ley No. 1289/1975), constituye en Cuba la ley que regula a un solo tipo de familia, y no porque así quede expresado en su propio nombre, sino debido a que en todos sus artículos uno se percata de que nuestra legislación solo reconoce a la familia nuclear. Es decir, a la tradicional, surgida de un matrimonio monogámico y heterosexual que tiene hijos. Cada reglamentación de ese cuerpo legal se refiere y actúa sobre elmatrimonio y los hijos  nacidos de esa unión; sin embargo, en la realidad cubana actual convivimos con núcleos muy heterogéneos.

Familias cubanas
Familias cubanas
Familias cubanas
(Fotos: Tomadas de Internet)

«Hoy tenemos hogares perfectamente funcionales en los que solo está uno de los dos progenitores. O sea, que no se trata de reconocer nomás a la clásica madre soltera, sino también a los padres solteros o separados que asumen la crianza de los menores, y eso es, sin dudas, una familia nuclear que tiene que regularse. Otra consecuencia de los divorcios reside en la aparición de las familias ensambladas o reconstituidas —que son las formadas por personas que disolvieron su vínculo amoroso y se unen con otros divorciados para crear un nuevo hogar, al que incorporan a los hijos del matrimonio anterior y a los que nazcan de la nueva unión—.

«A la par, en un contexto donde la emigración legal o por vías ilegítimas, así como las misiones internacionalistas, han reubicado a los abuelos y a parientes cercanos en el rol de plenos responsables por la guarda y cuidado de los infantes, emergieron las llamadas familias extensivas o ampliadas. No obstante, estos tiposde relaciones no se contemplan en el actual y claramente atrasado Código de la Familia, por lo que la modificación en la que nuestra carta magna habla en términos plurales, permitirá la regulación de todas esas cuestiones en una futura legislación».

—O sea, si se refrenda el matrimonio entre dos personas, deberíamos esperar numerosas reformas que repercutirán en la forma de hacer valer y cumplir la legalidad en Cuba, y no solo en lo referente a las relaciones entre cónyuges.  

—La aprobación del Artículo 68 implicaría modificaciones radicales en el plano de la legislación especial, y no solo en el Código de la Familia, sino sobre el Código Civil, la Ley de Notarías, la del Registro del Estado Civil o el Código Penal. Por ejemplo, en el artículo 69, numeral 196, se habla sobre el tema de la investigación dela paternidad, cuando dice que el Estado garantiza dicho reconocimiento mediante los procedimientos legales adecuados. «He ahí una mejora sustancial respecto a la legislación cubana en uso, la cual no contempla este particular y ha generado, durante 43 años,tantas dudas con el tema de los exámenes de ADN y de otras pruebas biológicas que solo se realizaban excepcionalmente o de manera muy limitada. Ahora el sistema legal y de salud deberán crear los mecanismos para asegurar tales gestiones, por lo que reafirmo, desde unaperspectiva jurídica, que tanto el 67 como el 69 superan, por su alcance social, al ya famoso Artículo 68».

¿Será cierto que en algunos países la homosexualidad aún es un crimen?

Infografía(Infografía: EFE)

 

9
Países en el mundo contemplan la no discriminación por razones de orientación sexual en sus constituciones


72
Establecen leyes para garantizar la no discriminación en entornos de trabajo


43
Poseen disposiciones legales contra delitos de odio


23
Aceptan el matrimonio igualitario


28
Contemplan la unión civil (derechos similares al matrimonio)


76
Continúan persiguiendo judicialmente a las personas por su homosexualidad  

(Fuente: BBC Mundo 2018 y EFE)

—Sin embargo, las estadísticas nacionales aseguran que la unión legal de las parejas homosexuales representa la punta de lanza de los debates. ¿En cuáles aspectos de la nueva legislación deberíamos enfocarnos los cubanos para argumentar mejor nuestra decisión al respecto?

—El término igualitario se emplea a nivel global porque parte de la idea de que no hayan ni discriminación ni desigualdad de derechos para las personas de un mismo sexo que deciden unirse legalmente, tal y como sucede con las parejas heterosexuales.

De acuerdo a la forma en que se plantea en la nueva carta magna, al variar el concepto de cónyuge cambiaría la idea de matrimonio que hay en Cuba. Pero, ¿qué implicaciones jurídicas tendría dicho reconocimiento, más allá del aspecto constitucional?

«En primer lugar, esas personas van a adquirir, o ya lo hicieron, un conjunto de bienes en común que integrarán una comunidad matrimonial de bienes, la cual se somete a reglas de administración y de distribución en caso de divorcio, como mismo aplica a los matrimonios heterosexuales. La legalización de la unión homosexual trasciende además al plano hereditario o sucesorio pues, como muchos conocen, se han dado casos muy injustos entre personas de un mismo sexo que convivieron durante décadas, y que tras el fallecimiento de uno, el otro ve limitados sus derechos hereditarios.

«No resulta menos cierto que la ley permite que testemos a favor de quien decidamos, pero también establece una limitación, que es la  existencia de herederos especialmente protegidos, o sea, de personas que dependían económicamente del fallecido y que tienen derecho a que se les reserve la mitad de la herencia. En un matrimonio heterosexual el cónyuge puede ser heredero especialmente protegido; sin embargo, las parejas de un mismo sexo, sin reconocimiento legal, no tendrían esa condición o beneficio, aun cuando fueran insolventes».

Pareja de novios homosexuales
(Foto: Tomada de La Jiribilla)

—¿Ni siquiera los años de convivencia, y/o la aportación a los tribunales de pruebas que demuestren la tenencia de una comunidad de bienes, protegen actualmente a las uniones homosexuales?  

—La confección del testamento constituye un acto voluntario, pero en Cuba existe muy poca cultura en ese sentido. Con frecuencia se dan casos en que uno de los dos fallece y el procedimiento de distribución de los bienes comunes no deviene de acuerdo a la lógica popular. Tendría que hacerse una declaratoria de herederos, y la ley establece que los llamados a la misma son los parientes, ascendientes, descendientes, o el cónyuge sujeto sobreviviente —viudo o viuda—. El compañero de una unión homosexual no legalizada no tiene la condición de cónyuge y, por ende, de viudo o viuda,  y solo con la aprobación del matrimonio igualitario adquirirían el derecho pleno a la herencia.

—Hablamos de hogares diversos, de protección, de legado, de futuro… ¿la aprobación del Artículo 68 garantizaría per se que los matrimonios de personas del mismo sexo puedan convertirse en una familia con descendencia?

—Después de un mes de debates, ya es un hecho que la mayoría de las voces en contra de esta legislación se basan en el posible derecho a la adopción de niños que conquistarían las parejas gays. Si nos regimos por lo que dice hoy el Código de la Familia, con la adquisición del concepto jurídico de cónyuge, ya podrían optar de manera conjunta por esta alternativa para convertirse en padres o madres. Incluso, dicha ley instituye que un cónyuge puede adoptar al hijo del otro en una familia reconstituida, cuando uno de los padres hubiera fallecido o dé su consentimiento.

«No obstante, debido al desconocimiento general, el argumento básico de este proceso es obviado por una gran parte de las personas. El Código de la Familia, en su Artículo 99, establece dicho fundamento en el interés superior del menor que necesita ser adoptado — en consonancia con los principios de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, de la que Cuba es signataria—. O sea, que la ley en ese sentido no se ha proyectado, ni lo hará, como una solución a los problemas de infertilidad de las parejas heterosexuales, como tampoco ocurrirá con los matrimonios homosexuales, impedidos de la posibilidad de procrear de manera natural.

Bandera gay
(Foto: Tomada de Internet)

«A qué nos lleva eso: evidentemente, dicho principio se mantendrá en la legislación, así se le modifique, por lo que no será discriminatorio que un tribunal le niegue la adopción a una pareja gay, pues lo mismo ha ocurrido con matrimonios heterosexuales, por considerar que no sería beneficioso para el menor. Además, se registra poca incidencia en el plano jurídico, pues en Cuba los procesos de adopción constituyen casi una rareza».

—Es decir, aun con modificaciones, el Código de la Familia continuará rectorando este asunto con rigor inalterable.

—Otros, sin embargo, han movido su pensamiento por la tangente de las posibles «iniciativas», y ya vaticinan la normalización en la isla de figuras únicamente imaginables en novelas y largometrajes extranjeros: bebés no deseados cedidos por las madres y vientres de alquiler en busca del mejor postor. En el primer caso, el Código de la Familia aclara que la patria potestad constituye un derecho irrenunciable de los dos padres, mientras que la maternidad subrogada no se regula en Cuba. O sea, legalmente, dicha posibilidad no existe.

«En la isla no tenemos una ley de reproducción asistida, como ocurre en otros países, y en el Código de la Familia ni siquiera se menciona el tema —aclara el profesor Rodríguez Corría—. Esta alternativa sí funciona hoy en el sistema nacional de salud como tratamiento a los problemasde parejas heterosexuales infértiles, por lo que sus normas reguladoras son estrictamente de derecho médico.

«El procedimiento más común resulta la inseminación artificial homóloga, en la cual se utiliza el semen del esposo, pues la fecundación heteróloga —realizada con semen de otro hombre— solo se realiza en Cuba de manera muy casuística. En resumen, esta clase de terapia constituye la última opción, cuando ya se agotaron todas las demás. Si en un futuro proclamáramos una ley de reproducción humana asistida, es posible que cualquier persona podría hacer uso de dichos servicios para tener descendencia, pero con lo que hay hoy en día, no existe ningún tipo de posibilidad ni acceso para las parejas homosexuales».

Cifras de reproducción asistida:

Desde 1978 hasta la actualidad
nacieron 5 millones de bebés por técnicas de reproducción asistida.

Alrededor de 1,5 millones
de ciclos de tratamiento se realizan anualmente en el mundo que culminan con el nacimiento de 350 000 niños.

(Fuente: Comité Internacional de Monitoreo de Tecnologías de Reproducción Asistida (ICMART), en Ankara, Turquía)


Legislaciones de países respecto a la reproducción asistida:

Países con legislación específica vigente:
Suecia, Dinamarca, Noruega, España y Alemania.

Proposiciones de Ley:
Francia, Portugal, Italia, Austria y Bélgica.

Países con normativa general (Decreto Ley o normativas dirigidas a profesionales):
Portugal, Bulgaria, Hungría, Austria, Francia, Suiza y Holanda.

Países con enmiendas en el Código Civil:
Bélgica, Bulgaria, Grecia, Hungría, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Suecia, Suiza, Bosnia-
Herzegovina, Croacia, Macedonia, Montenegro, Serbia y Eslovenia.

Países con recomendaciones médico-éticas:
Irlanda y Suiza.

Resto:
Vacío legal.

(Fuente: Tesis de maestría de María Rebeca Riesco Aguayo, Universidad de Concepción, Chile, 2013)


Gestación subrogada (madres sustitutas):

Expresamente prohibida en países como:
España, China, Francia, Holanda, Alemania, Suiza, Italia, Austria y algunos estados de EE. UU. (Arizona, Michigan, Nueva York, Kansas, Luisiana, Nebraska e Indiana).

Sin fines de lucro:
Reino Unido, Portugal, Grecia, Canadá, Australia y algunos estados de Estados Unidos, como Washington.

Permitida en todas sus formas:
Rusia, Ucrania, algunos estados de EE. UU. y Georgia.

Permitida para sus residentes en:
Tailandia y Sudáfrica.

Vacío legal:
Resto de los países. 

(Fuente: LifeBridge Agency, agencia de maternidad subrogada con sede central en Barcelona, España)

—¿Estarán preparadas las instituciones y la población para coexistir respetuosamente con los principios de diversidad que ampara el Artículo 68?

—Para mí, lo más relevante de la reforma constitucional no se limita a señalar si uno está a favor o en contra del matrimonio igualitario, sino que podamos ofrecer, desde una perspectiva jurídica, informaciones y argumentos no siempre explicitados, aunque habrían de encauzar el voto de cada cual. La idea es que la población puede decidir desde la racionalidad y el conocimiento de causa, y no movidos por la homofobia.

«Las relaciones homosexuales son tan antiguas como la humanidad misma, y no por votar por el no, quienes estén en contra lograrán suprimir que los seres humanos asuman un proyecto de vida acorde a su orientación sexual. Es posible que no todos los resistentes cambien de parecer, pero quizás se dé que, al reconocer las tantas implicaciones y consecuencias de este artículo en el plano jurídico, puedan generarse cambios de actitud en un sentido más justo y humanista».

Se han publicado 7 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • curbelo

    Debates como estos son propios de un pueblo poco preparado a participar en la construcción de su constitución. Las personas no se han detenido tan siquiera a leer que existen o faltan artículos que plasmen el interés y compromiso de la nación y sus dirigentes por combatir la pobreza y la desigualdad, que existan artículos que establezcan que “ha cada cual según su capacidad…según su trabajo y… según la riqueza que cree” u otras garantías tan importantes como el derecho inalienable que debe poseer cada ciudadano cubano frente a cualquier extranjero a cada pedacito de esta isla, sea trabajo u ocio.
    Simples chismes y comentarios de esquina… nuestra especialidad.

  • Capiro Cubanacan

    Están haciendo lo imposible por cambiar nuestros conceptos de toda la vida.

    "Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre"
    "Después del amor de una mujer, no hay nada más hermoso que la amistad"
    "Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro"
    ¿Cuál es la fuerza de la vida, y su única raiz, sino el amor de la mujer?. (t. 5, pág. 174, párr. 1, lín. 21)
    "En el amor del hombre y la mujer, la ternura infatigable y galante es la dote de esencia, que asegura al efecto luenga y sólida vida: en el amor del hombre y la libertad, la felicidad es la condición del goce permanente de la amada." (t. 9, pág. 340, párr. 4, lín. 8

  • Sonny

    Muy interesante el artículo. El profesor ha hecho toda una valoración de cómo de ve hoy el "fenómeno", cómo lo recoge la actual constitución y el código civil y la nueva constitución que se propone. A mi forma de ver este artículo en especifico constituye una excelente muestra del humanismo de nuestro pueblo, por el que tanto se ha luchado. Es excelente que todos se ven en igualdad de derechos y deberes y que no existan limitantes jurídicas al respecto. Al final nuestra sociedad va a ser siendo como hasta ahora... ese artículo no va a transformar la sociedad. Todos tiene claro lo que quieren y como lo quieren así que por que surja una nueva ley no significa que la sociedad toda se "vire de cabeza" como muchos alegan.

  • ariel

    Creo que existen muchos temas mucho más importantes que discutir sobre el proyecto de Constitución que el matrimonio igualitario o el artículo 68 pero, si como se plantea, ha desviado la atención de los debates, entonces sería inteligente llevar a consulta popular este artículo solamente, a parte del proyecto en general.

  • Olga

    Solo espero que Soro no esté detras de esto, no entiendo tanta prisa por cumplir con esta orden de la ONU, cuando muchas otras tan necesarias y justas se han pasado por alto.

  • Ayda

    Segun me he documentado en artemisa solo el 1% de la población estuvo de acuerdo en el matrimonio igualitario en cada centro de trabajo el debate a sido tajante y aun asi lo siguen metiendo, quieren colar algo con lo que nadie a estado de acuerdo o rectifico algo con lo que la gran mayoria no esta de acuerdo entonces para que el debate? si no se toma en cuenta las opiniones lo quieren meter de cañonazo, es un derecho humano que dos personas del mismo sexo puedan contrar matrimonio adoptar un niño ect y los derechos humanos de ese niño adoptado donde estan? quien los defiende? es acaso normal para un niño? que formación le vamos a dar a ese niño? cuabndo ese niño llegue a la escuela el bulim no se lo va a quitar nadie hei tu el de las dos mamas oh mejor el de los dos papas y ven aca como se le explica a ese niño quien es su papa de los dos papas y cual de ellos sera la mama todo un niño traumado frustrado que se les de el matrimonio igualitario ok pero adoptar?????? ellos cuando tomaron la desición de ser homosexuales sabian que no podian tener hijos entonces que? por que? acaso me van a decir a mi que estoy poco preparada en el tema? yo diria que estoy demaciado preparada en el tema pq soy madre ante todo matrimonio igualitario ok pero adopcion NOOOOO

  • Yaima

    Lo más serio de todos estos cambios no es el matrimonio en sí, la parte más preocupante es la inclusión en el Tema IV Articulo 40 donde se incluyen los términos "Género" e "Identidad de Género" donde traerá como consecuencia la implementación de un programa educativo con "Enfoque de Género" visualizado en la Resolución Ministerial 139 del 2011 donde van a educan a nuestros niños en la idea que no son ni hembras ni varones, sino que la sexualidad es un proceso que se va creando. Estudios de Instituciones Internacionales sobre el tema defienden la idea que los estudios de género son perjudiciales para la salud mental de los niños. Ahora todos hablan de defender DERECHOS si perfecto que tengan leyes que los protejan y si quieren casarse pues bien que se casen, pero ¿dónde esté el derecho de nuestros hijos de desarrollarse en un ambiente sano e inocente?, donde está su derecho de decidir su sexualidad sin ser influenciado ni manipulado psicológicamente? Pienso que fuera de defender unos derechos más bien están fomentando el auge de estas tendencias. La ideología de género solo traerá confusión en los niños que todavía no están en una edad madura de su personalidad y por eso son más fácil de manipular y desorientar con ideas erradas acerca de su sexualidad. Cambiar el paradigma tradicional podría afectar en gran medida a la niñez, que crecerían profundamente confundidos en una recta conciencia de identidad masculina o femenina. Dejemos crecer a nuestros niños en paz, libres de estas ideologías erradas, lejos de cualquier propaganda sexual. Que se fortalezca en ellos la identidad de su sexo con el que han nacido y esto tendrá consecuencias positivas en la formación de su personalidad. Que no desaparezcan las bases de la familia tradicional para que logremos una sociedad más fortalecida. Piensen en esta frase tan bella de nuestro Héroe Nacional cuando dijo: "Los Niños son la Esperanza del Mundo." .... Que queremos para nuestros niños...