Pasión de Jutíos y Ñañacos

Las parrandas de Vueltas, Camajuaní, arriban a sus 119 años de existencia este 2 de febrero. Por su valor patrimonial y artístico, recibieron el Premio Memoria Viva 2018.

Carrozas de los barrios Jutíos y Ñañacos, de las parrandas de Vueltas, en Camajuaní, Villa Clara.
Carrozas de los barrios Jutíos y Ñañacos, de las parrandas de Vueltas, en Camajuaní, Villa Clara. (Foto: Yordany Lugo López)
Visto: 1148

Este sábado 2 de febrero, Día de la Candelaria, las parrandas de Vueltas tienen un motivo mayor para celebrar: el Premio Memoria Viva en la categoría Preservación de Tradiciones, conquistado gracias a la labor investigativa de Alejandro Batista López.

Entre Jutíos y Ñañacos ya se sabe que la batalla será férrea y que en ella siempre prevalecerá la pasión de los contendientes, lo cual mantiene vivo en el tiempo el añejo festejo. Mas, sobre los detalles de la investigación, resulta oportuno conversar con Alejandro.

—¿Cuál fue el objetivo del proyecto?

—Otorgar permanencia para el futuro a las centenarias parrandas de Vueltas y a los elementos integradores que la distinguen.

«Los testimonios ofrecidos por personas de la localidad —Consejo Popular de Camajuaní—, han sido muy valiosos, pues conocen bien el trabajo, destreza y práctica de varias generaciones de artistas autodidactas, dígase carpinteros, pirotécnicos, vestuaristas, dibujantes, escultores, artesanos...Todo ello, acompañado con los maravillosos sucesos ocurridos a más de un siglo de existencia, pues la parranda cumple ahora 119 años.

Alejandro Batista, investigador.
De izquierda a derecha,Yunior Herrera Báez, presidente de los Ñañacos, Alejandro Batista López, y Héctor Fleites González, presidente de los Jutíos. (Foto: Cortesía de Alejandro Batista)

—Y en concreto, ¿qué propone?

—Salvaguardar arte e imaginación, transmitir a las nuevas generaciones la magia propia de la expresión simbólica popular, captar y descubrir los artistas del futuro para hacer imperecederas estas fiestas, educándolos en el arte popular y en la destreza creativa. Además, mantener vivo el lenguaje oral, cargado siempre de poesía, delirio, fanatismo y emotividad afectiva, único en este poblado.

— ¿Qué elementos resalta?

—Enmarca momentos importantes de las parrandas y su proyección sociocultural a otras comunidades, con aportes que la distinguen del resto de las festividades. Hechos extraordinarios en esta celebración; arte popular, vida y obra de los artistas que hacen la parranda. Es una aproximación a las diversas expresiones artísticas que practican sus barrios Ñañacos y Jutíos y su diferencia con las demás comunidades que realizan este tipo de fiesta popular.

—¿A quién dedicas el premio?

—A mi padre. Él me llevó de la mano a conocer la parranda voltense a través del rescate literario; a mi madre, con la cual laboré en el barrio Ñañacos por más de 10 años, aunque terminé mi labor como parrandero en el barrio Los Jutíos.

«También, a Conrado Colón (Cumba) y a Roberto Hernández (Coco) quienes hicieron posible que la parranda viviese en los últimos 50 años y, en especial, al joven proyectista —ya fallecido— Lester Santana Hernández, que dio gloria y luz a la parranda voltense por varios años.

Se han publicado 4 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • YKSS78

    Es reconfortante leer esta publicación que dignifica la parranda voltense y sobre todo hace gala de nuestros antecesores, es cierto que como esta ninguna se vive de corazon, con pasión y deseo de defender lo que somos digase ÑAÑACO - JUTIOS, sus pobladores se sienten orgullosos de ella. Mencionas a precursores recientes pero fueron muchos los que a lo largo de estos 119 años aportaron a esta tradición que hoy legamos a nuestros hijos para que en un futuro siga siendo la PARRANDA VOLTENSE la más fanatica de todos los tiempos.

  • luis

    Premio muy merecido, visito vueltas en sus parrandas y creo que hoy fía es donde más se conserva la pasión de dos barrios q luchan por ser cada día mejores, es la parranda mas aguerrida, mas fuerte ybpor ende mas conservada en su sentido. A pesar de q constantemente se estén aludiendo a otros pueblos... Honrar honra.

  • raul

    Es la mejor parranda de Cuba hoy. Merecido.

  • enrique

    El gobierno de camajuani debía apoyar más estas fiestas y no subestimarlos como habitualmente hace.