Cuando una obra se hace leyenda

La obra Che, del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Ernesto Guevara resulta una hermosa tradición de este centro villaclareño, interpretada por sus estudiantes generación tras generación. 

Estudiantes de onceno grado del IPVCE de Santa Clara
Integrantes de la obra Che de onceno grado del IPVCE. (Foto: Enrique Moreno Gimeranez)
Visto: 1439

Ensayaban en la mañana frente al alegórico mural de la Ciudad Escolar. Al fondo, la imagen del Guerrillero Heroico, y en los pasillos muchos se detenían a escucharlos. Los actores no parecían aficionados si juzgamos la intensidad y la entrega en sus interpretaciones. Solo un uniforme azul con monograma naranja de letras pequeñas permitía identificarlos como estudiantes del IPVCE.

Esa noche realizarían su primera presentación de la obra Che, a teatro lleno, frente a todos sus compañeros. Atrás quedarían los fragmentos de texto —repetidos tantas veces hasta memorizarlos—, las ausencias a algunos turnos de clase y los días que renunciaron al tiempo libre para un ensayo. Habían escuchado tantos consejos para articular mejor cada palabra, para evitar los nervios, para «estar a la altura de la generación precedente»… Esa fecha marcaría su puesta en escena más importante, luego de tantos sacrificios.

¿Qué ha motivado a generaciones de estudiantes a continuar esta tradición? ¿Cómo una obra de teatro se convirtió en parte inseparable de la historia del IPVCE? ¿Cómo se mantiene viva décadas después de su estreno?

Su nombre es Che

De acuerdo con el Dr. Daniel Bulgado, subdirector de la Ciudad Escolar, la institución cuenta con esta obra desde finales de los años 70 del pasado siglo, gracias al esfuerzo de varias personas, especialmente de Eloy Montenegro, y por la decisión del Grupo Teatro Escambray de donarla a la entonces Escuela Vocacional Comandante Ernesto Guevara.

«Desde su primera presentación fue pasando de generación a generación de alumnos, como una hermosa tradición de nuestro centro. Importantes figuras de la cultura cubana como Vladimir Cruz han integrado su elenco y también otros reconocidos profesionales de la provincia y del país. En la actualidad, se presenta en fechas relacionadas con la vida y obra de Ernesto Guevara: 14 de junio y 8 de octubre, y también antes de partir a la caminata estudiantil a Caballete de Casa.

Profesor Daniel Bulgado junto a estudiantes de onceno grado del IPVCE de Santa Clara
El profesor Daniel Bulgado ha sido uno de los principales impulsores de esta tradición. (Foto: Enrique Moreno Gimeranez)

«Es la mejor forma de mostrarle a los jóvenes una síntesis de la biografía del Che, de una manera completa y estremecedora. Por esta razón, siempre nos hemos esforzado mucho en cuidar este patrimonio artístico del IPVCE. Numerosas personas e instituciones han pedido la obra y hemos respondido en todas las oportunidades que la misma no debe salir de los muros de nuestro centro», expresa Daniel Bulgado.    

La obra Che se representa con 13 integrantes: un músico, 11 soldados y el personaje de Ernesto Guevara. Los propios protagonistas, con ayuda de profesores e instructores, preparan a sus futuros sustitutos.  Estos últimos se seleccionan de acuerdo a sus aptitudes en un casting, en el cual pueden participar todos los interesados.   

Hecho historia, señora, hecho historia...

Jarem Díaz Castillo y Jenifer Castillo Ballester confiesan que lloraron de emoción la primera vez que presenciaron la obra. «Dentro de poco elegiremos a nuestros relevos. Siempre buscamos en los jóvenes la facilidad de expresión y entonación, y trabajamos con ellos para que la obra quede igual o mejor que la anterior».

Por su parte, el estudiante de duodécimo grado David Ernesto Rufín Alvarado tiene el honor de interpretar a la figura del Che. «La representación de mi personaje implica emoción de inicio a fin. Recuerdo que la primera vez en el teatro estaba nervioso y con miedo a fallar. Hoy me siento orgulloso con mi papel en la obra por su significado, su ejemplo para las nuevas generaciones, y especialmente, para el estudiantado».

David Ernesto Rufín Alvarado, estudiante de duodécimo grado del IPVCE de Santa Clara
David Ernesto Rufín Alvarado, estudiante de duodécimo grado, interpreta al Guerrillero Heroico en la obra de teatro. (Foto: Enrique Moreno Gimeranez)

Sentados en el piso, conversamos con los miembros de elenco de onceno grado. Entre risas y anécdotas Jorge Ignacio Peña Pérez me contó que fue el último en presentarse al casting de su año y conquistó el papel del Che. Mientras Dainierys Sotolongo Alonso asegura que antes de los ensayos muchos no se conocían y ahora se han convertido en mejores amigos.

Víctor Manuel Ballate sonríe al decirme que también los integrantes de la obra Che conquistan popularidad en la escuela. «Casi siempre las muchachas quieren saber quiénes somos lo actores y se interesan mucho por quién representa al Che. Más allá de esta cuestión, te permite crecer como ser humano: superar tus nervios, perder el miedo escénico y mejora tu oratoria frente al público».

«A cada fragmento debes ponerle sentimiento y es imposible no emocionarte al describir escenas de la vida en el campamento guerrillero, escenas que pertenecen al Diario del Che en Bolivia. Cuando narro lo acontecido el 1 de octubre, pienso que es el mes en que se produce el asesinato, por eso siempre le ponemos el mayor empeño al final, para demostrar que vive entre nosotros», agrega Christian Monserrat Lleonard. 

Antes de desearles éxito en su primera presentación, les pregunté a estos estudiantes de preuniversitario por su profesión futura. Casi todos sueñan con la Medicina, otra feliz coincidencia con el Guerrillero de América. «Esta carrera resulta una tradición en mi familia. El Che fue médico y trasmitió a las personas esperanza, sobre todo a los más necesitados. Será un honor y un orgullo seguir sus pasos en el futuro», manifiesta Daniel Soutuyo Mirabal.

Para hablar de la historia del IPVCE de Villa Clara debe hacerse obligada mención a la obra Che. Decenas de generaciones de actores y espectadores, décadas de exhibición y aún estremece el alma y los corazones de esos muchachos, que como Guevara, vuelven al camino con la adarga al brazo.

Se han publicado 14 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Joaquín

    Es verdad que es una obra hermosa estudié en ese centro y soy de la Generación 37, mi mamá fue una de las actrices de la primera obra Che y con mucho cariño atesora cientos de anécdotas relacionadas con esta obra, incluido el guión original. No fui nunca parte del elenco pero fui testigo del sacrificio de mis colegas y me emocioné con cada una de las puestas en escena. Mi escena preferida, la hacían Adriana Dávila y Yusabel Oves. También se del empuje del profe Bulgado, quien es el principal promotor del rescate y de mantener generación tras generación esta hermosa obra.

    • Dahomey

      Hola Joaquín tienes absolutamente mi apoyo Somos de esa misma Generación 37 Y siempre me vienen los hermosos recuerdos de esos días inolvidables Una obra que no era representa ppr actores prfesionales pero que te llegaba hasta lo mas profundo del alma cuntas veces la pusieran en escena Saludos AdrianOjeda#7G37

    • Enrique

      Muchas gracias, Joaquín, por tu comentario y por compartir tus recuerdos sobre la Obra Che. Es uno de los mejores recuerdos del IPVCE.

    • Roly

      es una obra única, yo tuve el placer de estudiar en el IPVCE y ver la obra es algo genial y hermoso,

  • Carlos Luis

    Tuve el privilegio de estar en la biblioteca sobre el Comedor 2 cuando Teatro Escambray trajo la obra a la Vocacional, luego la disfruté muchísimo con Raulito Durán, Francisco Gattorno (Popi) y por último Vladi Cruz, luego todos excelentes actores profesionales. Sin lugar a dudas parte de nuestro orgullo de "vocacionaleros".

    • Enrique

      Gracias por su opinión. La obra es un orgullo de todas las generaciones que han transitado por el IPVCE, y formaron parte de su elenco importantes figuras del cine y la televisión, como usted señala. Saludos

  • alexis manuel

    Desde 1982 y hasta el 86, en que me gradúo de 12 grado, pertenecí al elenco, recuerdo a mis compañeros, Tony, Popa, Omar Valiño, Ileana Lamadrid, Griselda Monteagudo, Isel Lemus, Julio Armando, Lenay y otros que ahora no recuerdo, son muchos años. Me encargaba además de mis textos, de disparar la ametralladora al final. Respecto a esta parte de la obra, recuerdo que eran solo 3 disparos los programados pero me las arregle para conseguir mas balas salvas y todos estivimos de acuerdo en que una ráfaga cerraría por alto la puesta además de que daría un buen golpe dramatúrgico ya que en ese momento final por lo general, el publico lloraba y hasta nosotros derramábamos alguna que otra lágrima. Pues lo pusimos en practica en una representación que hicimos en el teatro de la propia Vocacional con motivo de la visita que estaba haciendo por todo el país un grupo de latinoamericanos que apoyaban la campaña de Fidel para no pagar la Deuda externa de los países pobres pues como él mismo decía, era impagable. Entonces estabamos llegando al final de la representación, con los exranjeros venía un policía de la motorizada y al parecer estaba extremadamente cansado de dar tanta rueda desde La Habana, se quedó dormido a media obra y cuando sonó la ráfaga final en abanico, iluminando con el fuego todo el escenario, el hombre despertó y dió un salto, se sacó la pistola P-32 y apuntó para todos lados en medio de los aplausos atronadores, fue algo dramático, pero nosotros después, lo que hicimos fue reir y reir. Esa obra la escribió Durán, integrante del Grupo de Teatro escambray, para la gira que hicieron por Angola, los hijos de él estudiaban en la Vocacional y entonces se montó, el primer Che fue Francisco Gatorno (Popito), con él Danis Lima y Vladimir Cruz entre otros, nosotros fuimos formados por ellos, desde el 8vo grado, empezamos con la obra Matad a la muerte, dedicada a las victimas del sabotaje del avión de Barbados.

    • Enrique

      Muchas gracias Alexis por compartir estas anécdotas que forman parte de la historia de la Obra Che. Nuestro saludo

    • ismenia

      gracias alexis, de verdad no recordaba que también ustedes habían formado parte del elenco, ahora busco en mi memoria y es como si los estuviera viendo, fueron excelentes continuadores de quienes representaron la obra por primera vez.

  • Sandra

    Eso me trae gratos recuerdos de la época del pre, yo fui una de las integrantes de la obra Che, la recuerdo con mucho cariño, me alegra muchísimo que siga en pie la tradición, gracias al profesor Bulgado.

    • Enrique

      El profesor Bulgado merece nuestro reconocimiento por su dedicación todos estos años al mantenimiento de esta tradición, así como todos los estudiantes y profesores que han permitido preservarla durante décadas. Saludos Sandra y gracias por comentar.

    • Mayelin mas

      Tive el privilégio de participar de ESA escuela maravillosa. Anho 1995ao 1998.muy buen tiempo . Y hoy desde Brasil lo recuerdo

  • robe

    Enrique muy buen articulo. Siempre me estremecio la Obra Che, es un tumulto de emociones. Honor para el Dr Daniel Bulgado, que se he encargado de mantenerla y salvarla. Yo estuve en el casting pero no fui elegido, siempre admire lo bien que la hacian mis compañeros. Generacion 39, 2012-2015

    • Enrique

      Muchas gracias Robe por tu comentario y compartir tus experiencias con esta obra. Coincido contigo es un cúmulo de emociones para actores y espectadores. Me agrada mucho que este trabajo permitiera conocer las opiniones de tantas generaciones. Saludos