En verano, le zumba el mango…

Los cubanos, en verano, somos más que dicharacheros, explotados y bullangueros… pero, tranquilos, que la sangre no llega al río. 

Ilustración de Martirena
(Ilustración: Martirena)
Visto: 4662

En estos días de insoportable calor, cuando el cuerpo absorbe la cruda temperatura, los cubanos desordenan la lengua popular. Basta andar por las tiendas, en la cola de la guagua o encima de un transporte público con el espinazo pegado a la puerta y el intercambio de microbios a punto de caramelo.

Si sacaron algún cárnico en el más recóndito lugar, anda piano. A la gente se le va la catalina desde que se anuncia el carro en plena calle. Y cuando llenan la nevera… se arma el sal pa’ fuera. Punto final al lenguaje formal y refinado.

«Yo sí te pongo un bafle», amenaza la joven que parecía no romper un plato. Ella, que estaba tan callada en la sección de los cosméticos, goloseando los creyones de color morado. «Me parece que a usted le patina el coco», continúa juzgando a la osada señora que protagonizó una demencia fugaz, momentánea, para llegar al puesto número uno del desparpajo.

«Me pongo a comer de la que pica el pollo y me quedo en esa, sin perritos para el par de chiquillos que se pasan el puñetero día con la boca abierta: "Mamá, tengo hambre"», refunfuña. Las mujeres de la cola asienten con la cabeza colectivamente, en un acto de aprobación casi misericordioso.

La dependienta, identificada con la joven del soponcio, ratifica sus criterios. «El mío es cuarto bate y me las veo negras en el verano: come por vicio». Una conferencia masiva sobre la etapa estival desvía la incipiente «bronca» hacia un debate amigable, muy familiar. Hasta la desmemoriada, cuasi arrepentida, con la mano en el hombro de su rival, le pone la tapa al pomo: «Muchacha, le zumba el mango».

Así somos, isleños dicharacheros, explotados y bullangueros… pero, tranquilos, que la sangre no llega al río. Entonces, en este verano, viva con calma y que el insoportable calor no le impulse a perder la cordura lingüística. ¡Hasta aquí las clases!   

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.