Neruda, el incógnito

De la última visita a Cuba del poeta chileno Pablo Neruda, y algunas precisiones del viaje que no hizo a Santa Clara para una lectura de versos en la Universidad Central. 

Periódico El Villareño anuncia visita de Pablo Neruda a Santa Clara, Cuba, en diciembre de 1960.
Edición del periódico El Villareño correspondiente al jueves 22 de diciembre de 1960 anuncia la presencia del poeta Pablo Neruda en Santa Clara. (Fotocopia: Luis Machado Ordetx)
Visto: 791

Noticias contradictorias obligan a rebuscar en viejas papelerías. Unos afirman. Otros niegan. Así también ocurre en testimonios orales. Todos dejan una duda relacionada. ¿Fue cierta la estancia del poeta chileno Pablo Neruda en Santa Clara?, allá por el último mes de 1960 cuando lo invitaron a un recital público en la universidad villareña.

Poeta Pablo Neruda.
El poeta chileno en meditación literaria. (Foto: Tomada de Internet).

La primera confusión la trae Neruda y su tiempo: 1950-1973, ensayo publicado en 2008 por David Schidlowsky. Ahí se indica que el autor de «Canción de Gesta» (1960) y su segunda esposa, Matilde Urrutia, estarían el 17 y 18 de diciembre en recitales en bibliotecas, escuelas, y en particular en las universidades de Oriente y Central de Las Villas, según sugerencia que les hizo Osvaldo Dorticós Torrado, el entonces presidente cubano.

Según el diario Sierra Maestra, el propio Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basoalto (1904-1973), Pablo Neruda, señaló: «Ahora me voy al interior el lunes, para conocer de cerca cuánto se está haciendo en toda Cuba. Por cierto, que el Señor Presidente se mostró muy interesado en que visite diversos lugares que me indicó». Tal vez entre los sitios mencionados estuvo la bola del recorrido por Santa Clara, y académicos y periodistas presurosos organizaron un acto y dieron curso a la información.

Uno de los biógrafos, Volodia Teitelboim, nada dice. Tampoco el acucioso Pablo Neruda en Cuba y Cuba en Pablo Neruda (2005), de Ángel Augier. En Neruda y Cuba (2008) Vladimir Ferro González destaca que el escritor sudamericano y sus acompañantes fueron de Camagüey hacia La Habana.

Nicolás Guillén, Pablo Neruda y otros intelectuales, en Argentina en 1947.
Nicolás Guillén, Poeta Nacional de Cuba, junto a Neruda y otros intelectuales, en 1947 en Argentina. (Fotocopia: Luis Machado Ordetx)

Nadie informa. Todo es silencio. Tampoco dicen el porqué el poeta olvidó el compromiso pendiente que tenía desde mediados de diciembre con la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, centro de estudios que separó hotel y restaurante para el agasajo.

Neruda llegó a La Habana el lunes 5 de diciembre, y por fortuna, tendría en el recuerdo a la ciudad de Santa Clara. Justo desembarcó en el muelle de igual nombre cuando, procedente de Génova, el paquebot Enrico Dandolo atracó en el término de viaje. Días después, disfrutaría del filme Historias de la Revolución (en tres relatos), de Tomás Gutiérrez Alea, donde sale a relucir la batalla que se desencadenó en la antigua capital villareña.

Tal parece que Santa Clara y su Universidad Central estaban en la mirada del recorrido al centro-oriente de Neruda en su tercera estancia en Cuba, precedida por las de 1942 y 1949. La primicia la trajo El Villareño del lunes 12 de diciembre, que tras el titular: «Neruda en la Universidad», añade que «Próximamente y por invitación de la Universidad Central de Las Villas ofrecerá un recital de sus poemas en el Teatro Universitario el gran poeta revolucionario […] El señor Paquito Martín nos comunica que pronto se informará la fecha de dicho evento artístico y revolucionario».

Pablo Neruda en su visita a Viñales, en Pinar del Río, Cuba.
Neruda en el Valle de Viñales según las apreciaciones de viaje que dejó en la revista Islas el naturalista Manuel Rivero de la Calle. (Fotocopia: Luis Machado Ordetx)

Días después Neruda contará a Fayad Jamís que dentro de las sorpresas literarias que encuentra «está un libro de cuentos de Onelio Jorge Cardoso, publicado por la Universidad Central de Las Villas. Cardoso es uno de los mejores cuentistas de América», dijo en entrevista para la revista INRA, con lo cual el poeta resalta el conocimiento que tiene del centro docente y de la casa editorial villareña.

Informaciones sucesivas siguen en El Villareño, del miércoles 21, que publica: «¡Bienvenido Don Pablo!». Apunta que «Mañana la ciudad de Santa Clara tendrá la oportunidad de escuchar poemas revolucionarios del gran poeta chileno Pablo Neruda, desde el Auditorium de nuestra Universidad Central». Al día siguiente el titular del rotativo añade: «Pospuesta presentación de Pablo Neruda para mañana», y el cuerpo de la noticia indica: «Un telegrama recibido en la mañana de hoy en la Universidad Central da cuenta que el poeta Pablo Neruda, que habría de ofrecer un recital de sus poemas en la noche de hoy, no podrá encontrarse en esta ciudad hasta la mañana del viernes, por estar visitando cooperativas en Manzanillo junto con el Ministro de las Fuerzas Armadas Comandante Raúl Castro y con el poeta Manuel Navarro Luna».

Dice El Villareño: «Mañana viernes, con toda seguridad, el poeta Neruda estará entre nosotros y con ese motivo se le ofrecerá un almuerzo en el Venecia, para por la noche, a la misma hora, presentarse en la Universidad Central y ofrecer sus poemas revolucionarios».

Efectivamente, el martes 20 de diciembre por invitación del Comandante Raúl Castro Ruz, Neruda y su esposa andan por Moa, y lo acompaña Manuel Navarro Luna, en actos de graduación de integrantes de las Milicias Campesinas.

Llegó el día acordado, viernes 23 de diciembre, el rotativo precisa: «No podrá presentarse hoy Neruda en la Universidad». «Se nos informa de la Universidad Central de Las Villas que la presentación, primero anunciada para la noche de ayer y después fijada para la de hoy, del gran poeta Pablo Neruda, ha quedado suspendida por ahora, debido a un compromiso que el mismo tenía con el Primer Ministro, doctor Fidel Castro, de presentarse esta noche en la CTC.

Caricaturas de Pablo Neruda realizadas por Adigio Benítez y Toño Salazar.
A la izquierda, Neruda visto por el pintor y caricaturista cubano Adigio Benítez. A la derecha, el poeta según la mirada del ilustrador Toño Salazar (Fotocopias: Luis Machado Ordetx)

«Neruda, a su paso por Santa Clara, personalmente explicará la imposibilidad de estar aquí en la noche de hoy, a las autoridades universitarias y organizaciones revolucionarias que lo habían invitado, circunstancia que se aprovechará para ofrecerle un almuerzo en el Venecia, terminado el cual continuará viaje a la Habana», refiere la información.

Al menos la revista Islas, de la Universidad Central, amparó el escollo con la publicación (mayo-agosto) de 1961 de la «Salutación a Pablo Neruda», de Silvio de la Torre, un ensayo corto que serviría de presentación al poeta entre los villareños. Todo infiere, en síntesis, que el poeta chileno jamás estuvo en Santa Clara, la ciudad que pretendió acogerlo.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.