El bolero y la canción de luto: murió Lucía Labastida

La querida intérprete fue una de las voces más reconocidas y habituales en el ámbito de los festivales Boleros de Oro y del Centro Cultural El Mejunje, de Santa Clara.

Lucía Labastida fue una de las cantantes más carismáticas y reconocidas de Santa Clara y Villa Clara. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Lucía Labastida fue una de las cantantes más carismáticas y reconocidas de Santa Clara y Villa Clara. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Visto: 4053

Un duro golpe para la cultura santaclareña y de Villa Clara constituyó el repentino fallecimiento de la popular cantante Lucía Labastida, quien murió a los 45 años de edad víctima de una aneurisma, en la madrugada de este 1º de enero del 2020.

Lucila Oílzer Bastida Zamora, su verdadero nombre, nació en Santa Clara, y fue hija del también reconocido cantante y percusionista José L. Bastida (ya fallecido), fundador del icónico grupo Los Fakires.

Inició su vida profesional el 25 de noviembre de 2000 en el célebre Centro Cultural El Mejunje, gracias al apoyo del promotor cultural y director de ese  espacio, Ramón Silverio. Allí Labastida se mantuvo habitualmente en las peñas Arráncame la vida, conducida en las tardes de los lunes por el bolerista José Ramón Vizcaíno, y la del Filin,  todos los sábados, así como en la de Extraños en la noche, protagonizada por la pianista Freyda Anido y su trío.

Participó en otras actividades organizadas en este centro, donde realizó conciertos y se presentó en galas artísticas de los Festivales de Teatro de Pequeño Formato, y durante las Jornadas contra la Homofobia y a favor de las diferencias, desde su primera realización en 2008.

En 2003 formó parte del elenco del espectáculo Roly Hood, organizado por el trovador Roly Berrío, y en el 2005 participó en la gala de recibimiento al entonces Ministro de Cultura Abel Prieto, en el propio Mejunje, y al Premio Nacional de Teatro y de Literatura Abelardo Estorino. También, en homenajes realizados a la destacada actriz Eslinda Núñez y a la poetisa Lina de Feria (Premio Nacional de Literatura 2019).

Lucía fue invitada permanente a las Ferias Internacionales del Libro y la Literatura de Villa Clara, y en actos con la presencia del Héroe de la República, Orlando Cardoso Villavicencio, y el primer cosmonauta cubano Arnaldo Tamayo Méndez.

Estuvo presente en varias ediciones del Festival Boleros de Oro, convocado por la Uneac villaclareña, junto a grandes figuras del género en Cuba, como: Ela Calvo, Mundito González, Orestes Macías, Pablo Santamaría, Alina Torres, Vania Borges, entre otros.

En julio de 2009 realizó una gira por diferentes provincias orientales como parte del proyecto «Mejunje», y en 2011 y 2012 realizó importantes conciertos en el Teatro La Caridad de Santa Clara, con más de dos horas de duración y un repertorio amplio y variado, donde compartió escena con la intérprete Vionayka Martínez y el trovador Diego Gutiérrez.

Mantuvo su propia peña durante varios años en  el Museo de Artes Decorativas, en la cual desplegaba todo su potencial ante su fiel público. Trabajó en otros importantes lugares como los cabarets Venecia y Centro Cultural El Bosque, de Artex, de Santa Clara. En 2013 protagonizó la comedia musical Aquí se enciende la candela, dirigida por Ramón Silverio, y en los dos siguientes años ofreció conciertos en la Casa de la Uneac de Matanzas.

Fue reconocida por el proyecto «El Músico en el barrio», que organiza y dirige la profesora Isabel Díaz de la Torre, realizó cursos de canto con las profesoras Nancy Romeu y Yolanda Martínez, e integró el proyecto «Abriendo brecha», adjunto al Cenesex, dirigido por Mariela Castro.

Fue especialmente invitada para clausurar con un recital la duodécima edición del Festival Nacional Oral Palabras de Invierno, celebrado en Matanzas, en 2015.

Formó parte del drama musical En privado con la Reina, que recoge aspectos de la vida de la gran diva cubana Celeste Mendoza, obra del autor Jorge Antonio Fernández Mallea (Premio David de teatro 2012), bajo la dirección de la primera actriz Miriam Muñoz, directora del grupo Icarón, de Matanzas.

Lucía Labastida perteneció al catálogo de la Empresa Provincial de la Música y los Espectáculos «Rafael Prats», de Villa Clara, y estuvo evaluada como Primer Nivel Artístico.

De acuerdo con Alexis Castañeda Pérez de Alejo, periodista, investigador y promotor de El Mejunje, sus cenizas serán depositadas en esa institución cultural el próximo sábado 4 de enero, a las 6.00 de la tarde, justo al comenzar la peña del filin de la intérprete Zaidita Castiñeyra, espacio que la acogió y la auspició siempre, y de donde salió hacia otros escenarios.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Lorenzo Palmero

    Para todo el que la escucho cantar su fallecimiento representa una gran pérdida para la canción cubana, una de las tantas artistas que tenemos ocultas y que por no tener "padrinos" se queda en su patio, fue Lucía una valerosa mujer, con su voz se estremecian las parecer es del mejunje, cuanta gloria y grandeza en su cantará, si se cantaba a coro sobresalía, su voz era la más alta, la más firme, la más fuerte y la más clara. Decía en ocaciones cerca de la 1:00 subeme el volumen que se despierten los vecinos, tuve la oportunidad de conocerla en los lunes de extraños en la noche en la Peña de Creída nido y quedé fascinado con su voz, tuve la dicha de q me dedicará algunos temas y hoy con me despido pero no la olvidó, en mi memoria y en la de todo aquel q pudo compartir con ella quedará por siempre impregnada su música, su estilo, su arte. No era una mujer perfecta, nadie lo es, con sus defectos y sus virtudes hacia que las noches más tristes fueras pura alegría, hasta siempre grande, "Perdóname conciencia"