Problemas de la cultura, subjetivos y solucionables

En el balance de Cultura del 2019 se observó cuántos problemas subjetivos pueden resolverse con planificación, fuerza de voluntad y ganas de hacer.

Festival Longina.
Visto: 717

Si algo caracteriza los informes de balance del sector de la Cultura es su transparencia y objetividad al evaluar las problemáticas y asuntos por resolver. Se tiene muy claro que nada aporta regodearse en los logros, sino que hay que concentrarse en librar los obstáculos y desterrar las principales deficiencias para poder avanzar y aplicar con éxito la política cultural.

Ello se apreció en el recién concluido balance provincial realizado el día 9 de enero por los trabajadores de la Cultura en Villa Clara, para evaluar la labor realizada durante el 2019.

Balance de Cultura en Villa Clara.
En el Balance Provincial de Cultura de Villa Clara se analizaron disímiles problemáticas. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Al pasar revista a los problemas, se comprueba que varios requieren de dinero y fuertes inversiones; sin embargo, otros solo necesitan de fuerza de voluntad, ingenio, planificación e, incluso, amor, así como del concurso de todos los actores implicados para salir adelante.

Un ejemplo de ello es no haber logrado diversificar las actividades de uso polivalente en todas las instituciones cinematográficas del sistema. Ahí no se necesitan grandes recursos monetarios, solo una buena programación y deseos de crear.

A raíz del descenso de la asistencia del público a las salas de cine durante los últimos años y por situaciones con recursos para las proyecciones, se hizo necesario diversificar el uso de las instalaciones cinematográficas. Ya sea con exposiciones, obras teatrales y humorísticas, conciertos musicales, entre otras ofertas; estas instalaciones pueden ser muy útiles, pero en muchos lugares se mantienen subutilizadas.

También se observó la insuficiente inserción de las unidades artísticas del catálogo del Movimiento de Artistas Aficionados categorizado y de los instructores de la Brigada José Martí en la programación cultural de las comunidades.

Vincular más los grupos y proyectos al trabajo comunitario resulta primordial para expandir y aplicar la política cultural, que propone acercar el arte a las masas. En ese sentido, urge un estrechamiento entre los delegados de los consejos populares, promotores e instituciones culturales para idear acciones en ese sentido.

Serguey Pérez, director de Cultura en Villa Clara.
Serguei Pérez Pérez, director de Cultura en Villa Clara. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Otra de las principales deficiencias tiene que ver con que no en todos los equipos de trabajo los cuadros perciben la capacitación y superación como una inversión que redunda en beneficios para los resultados integrales de la entidad que dirigen. Tampoco se aprovechan todos los espacios diseñados con ese fin.

Por suerte, Villa Clara posee un Centro Provincial de Superación para la Cultura con una vasta experiencia y resultados encomiables, por lo que existen óptimas oportunidades para la preparación de los cuadros.

Otra situación adversa es la escasa presencia, en la programación habitual de los municipios, de unidades artísticas subvencionadas de la música, el teatro y la danza, lo cual puede ser perfectamente solucionable solo con un buen trabajo y voluntad de los programadores y el concurso de las instituciones culturales locales.

Estos son algunos ejemplos de las problemáticas existentes en el sector cultural villaclareño. Para el año 2020 urge entonces que  los responsables las enfrenten con ganas de hacer y de cambiar la realidad, que va más allá de sumas cuantiosas y enormes inversiones.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Expectador

    Considero que las actividades culturales han mermado mucho en comparación con una década atrás, principalmente en los municipios de VCL.
    En las carteleras culturales publicadas cada semana, existen actividades que nunca se llevaron a efecto, principalmente aquellas planificadas para los barrios o asentamientos rurales y suburbanos. Y esto se reitera con una frecuencia muy preocupante.
    También las casas de la cultura permanecen largos periodos de tiempo sin brindar actividades, ni las que pudieran ser ofrecidas por grupos aficionados. Es como si esas instituciones no existieran.
    Recuerdo cuando cada semana, al menos una vez, esas casas se engalanaban con alguna propuesta cultural. Eso casi ha pasado al olvido. Y se le extraña.

    • Adán

      Amigo expectador, mis saludos para usted. Pero debe ser mas explicito pprque la casa de cultura Juan Marinello de Santa Clara no para en cuanto a las actividades que se realizan en las semanas de cada mes. Eso puede usted comprobarlo pasando por alli. Saludos

    • Adán

      La casa de cultura de Santa Cara de lunes a domingo tiene actividades y nocturnas de martes a domingo