El marxismo, vivo y latiente

Una nueva edición del libro Marxismo y antimarxismo en América Latina, del Dr. Pablo Guadarrama González, fue presentado en la sede de la Uneac villaclareña.

El doctor Pablo Guadarrama defiende hechos polémicos desde el marxismo. (Foto: Mary Lenia Pérez Cazorla)
El doctor Pablo Guadarrama defiende hechos polémicos desde el marxismo. (Foto: Mary Lenia Pérez Cazorla)
Visto: 1705

«El socialismo no va a morir fácilmente mientras existan sociedades injustas como el capitalismo», expresó el Dr. Pablo Guadarrama González, escritor, filósofo y profesor emérito de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV), en la presentación de su libro Marxismo y antimarxismo en América Latina, que tuvo lugar, este miércoles, en la casa de la Uneac de Villa Clara.

La primera edición del ejemplar nació en Nicaragua, a mediados de los años 80, cuando estaba a punto de derrumbarse la URSS y el campo socialista. Luego de varias revisiones, llega ahora a Santa Clara su cuarta edición, actualizada hasta el año 2017 y publicada por la editorial cubana Ciencias Sociales.

El autor, con una destacada trayectoria en el campo de la investigación de asuntos filosóficos, analiza en el texto la evolución de las ideas socialistas, y en especial marxistas, en el continente, así como las críticas que han afrontado estos pensamientos.

La cuarta edición del libro está a la venta en la Casa de la Uneac de Santa Clara. (Foto: Mary Lenia Pérez Cazorla)
La cuarta edición del libro está a la venta en la Casa de la Uneac de Santa Clara. (Foto: Mary Lenia Pérez Cazorla)

Demuestra que, de una forma simultánea y anterior a la aparición del marxismo, existieron pensadores socialistas latinoamericanos como el argentino Esteban Echeverría y el brasileño José Ignacio Abreu y Lima, cuyo ideario evocaba una sociedad que abogaba por el humanismo y la justicia social.

Los doctores María Teresa Vila y Rafael Pla León, ambos profesores de la carrera de Filosofía en la UCLV, hicieron la presentación del libro y enfatizaron en la necesidad de utilizar métodos que motiven a los estudiantes universitarios a interesarse en estos temas.

Se han publicado 4 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Brayan

    El titular está erróneo por favor arreglar q no es latiente es latente. Por favor arreglen el error y no publiquen este comentario. Gracias

    • Moderador

      Gracias por comentar, siempre cada criterio tiene un gran valor para nosotros, pero esa es la palabra correcta. Le copio lo publicado en el periódico Granma sobre esas mismas palabras y su mejor uso:
      Latente o latiente ¿Cuál usar?
      Autor: María Luisa García Moreno | internet@granma.cu
      19 de julio de 2017 22:07:54
      Un error muy común lo constituye el empleo del término latente, que significa «oculto, escondido o aparentemente inactivo» en lugar de patente, «manifiesto, visible».
      Dicho error parte de la asociación con «algo que late» –en sentido recto, el corazón; pero en sentido figurado, algo vivo, activo, palpitante o con energía–; sin embargo, el adjetivo apropiado para esta acepción es latiente y no latente.
      Le reitero las gracias y continue dando sus opiniones.

  • Konstantinov

    Hace falta la URL para descargar la versión digital "gratuita" porque por lo que se dice es un libro de consulta obligatoria en estos tiempos y no está mal que se "socialice" por esta vías o de lo contrario quedará en el olvido de los olvidos porque desde mediados de los 80 para acá nunca lo he tenido como bibliografía.

    No me critiquen la ortografía ni la redacción, lo que preciso es la URL para descargar el libro de forma "gratuita" y "compartirlo" con mis colegas.

  • Francisco

    El hombre si ese mismo ser humano deja morir todo aquello que no funciona. Y si hay que estar motivando a los estudiantes a conocer materiales de estudios que por si mismo ha sido poco práctico en otros países que incluso una vez practicaron ese marxismo, es porque no es nada relevante que atraiga la atención de muchos. Si quedó en el olvido es porque nosotros mismos lo hemos dejado en el olvido. Lo jóvenes práctican lo que ven. Ellos no viven en el mundo de nosotros, nosotros vivimos en el mundo de nuestros hijos. Pero de todos modos les dedico una frase.
    "El libro más leído se vuelve práctico "
    Od