«NasobucArte»

El uso del nasobuco o mascarilla, que se ha ido convirtiendo en un accesorio más a la hora de vestir hasta el punto de que la industria de la moda podría incluirlo pronto dentro de sus colecciones y pasarelas.

Visto: 1604
Nasobucarte, caricatura de Martirena
(Ilustración: Martirena)

Ya lo dijo el doctor Durán, el nasobuco llegó para quedarse. Y, como las demás prendas de vestir y accesorios existentes, deviene otro elemento a tener en cuenta por la industria de la moda. Así es, no dude de que en cualquier momento lo observemos muy orondo en las pasarelas del universo top fashion.

La mismísima reina de Inglaterra ha causado furor al aparecer en público con nasobucos que hacen juego con vestidos del mismo color. La vieja monarca no se deja caer ni por la pandemia ni por las siete plagas egipcias. Y así se han visto por ahí mascarillas de los más diversos diseños, gracias a la iniciativa de muchos ocurrentes.

No se asombre si ve en una revista de moda la promoción de nasobucos Luis Vitton, Versace, Armani, Christian Dior, Coco Chanel, Prada, Carolina Herrera, Oscar de la Renta o de la inefable Junko Koshino, por solo citar algunos.

En ese sentido, imagino que ese pudiera ser el tema central del próximo Festival de la Moda Artesanal Exuberarte, uno de los eventos más populares en Villa Clara, organizado cada año por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC). Debido al protagonismo del nasobuco no sería nada descabellado que, por esta ocasión tan «pandémicamente» sui generis, se renombre «NasobucArte». ¡Lo máximo!

Para mantener el control higiénico-sanitario se colocarán hermosos frascos de cristal con hipoclorito al 5 %, adornados con cintas de encaje, a las entradas de las áreas donde se sentará el público. Todo el mundo con nasobuco a la altura del evento, y se premiará al más original al finalizar cada noche de pasarela.

Los integrantes del comité organizador del FCBC tendrán mascarillas que les identifiquen. Por ejemplo, así veremos a la directora Niurka Fonseca con la suya diseñada con los colores del evento y el eslogan central bordado a todo lo largo: «NasobucArte, la belleza estampada en tu rostro»; a la especialista Katia Álvarez, con una mascarilla con la frase «Con pandemia, pero con glamour»; o a la encargada de la promoción de la entidad, Tania Ramos, con otro que reza: «Siempre perra nunca imperra». ¡Apoteósico!

Como siempre, el plato fuerte lo pondrán los diseñadores con sus colecciones de originalísimos cubrebocas, exhibidos por las bellas modelos. El público quedará encantado con los diseños únicos del maestro Oscar de la Portilla, con sus nasobucos pintados a mano; de Isabel Cristina, con ejemplares de hilo finísimo; de Mailé Misa, con mascarillas de hilo engomado; de Guido y Pavel, con cubrebocas con dibujos de ensueño; y del grupo Manos, con la imaginación desbordada de Fide, Obniel y Nedel; entre otros creadores.

Sí, no sería una mala idea, pues si la COVID-19 pensaba amargarnos la vida para siempre, le haremos saber que se cogió el dedo con la puerta. Porque en esta hermosa isla de hombres y mujeres maravillosos, un maldito virus no nos dejará perder la elegancia.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Grg

    Excelente articulo y genial caricatura