Un artista que regresa a sus raíces

El humorista gráfico Ricardo Reyes Ramos regresó a su natal Ranchuelo con una exposición en conmemoración del 286 aniversario de la fundación del pueblo.

Caricatura de Richar
En esta colección de obras, Richar quiso hacer razonar al público sobre los problemas básicos de la comunicación. (Ilustración: Richar)
Visto: 2414

No hay mayor satisfacción para un artista que sentir el calor del pueblo que lo vio nacer, quizás porque la tierra natal atrae y te recuerda las primeras musas de tu inspiración, o porque sabes que siempre sentirás el orgullo de los tuyos al verte haciendo lo que te gusta, y haciéndolo bien.

Ricardo Reyes Ramos es uno de esos artistas que han triunfado en su país e incluso en otras latitudes, pero siempre, cada cierto tiempo regresa al Ranchuelo que no olvida sus primeros pasos como dibujante e historietista.

Al artista le impresionó la cantidad de personas, en su mayoría jóvenes, que asistieron a la Galería de Ranchuelo. (Foto: Tomada del perfil de Facebook del artista)

En esta ocasión trae consigo una muestra de su arte: la exposición Richar Propone, para sumarse a los ranchueleros que celebraron el pasado primero de octubre el aniversario 286 de la fundación de este pueblo de la geografía villaclareña.

«La esencia de mi trabajo es el ser humano, con todas sus contradicciones, frustraciones, logros, alegrías y tristezas; trato de traducir lo sicológico a una manera gráfica», asegura Richar, que en esta colección quiso adentrarse en un tema muy polémico actualmente: las consecuencias que puede traer consigo un uso irracional de las redes sociales.

Richar trata de que las artes del dibujo sean mucho más que líneas y rellenos para su público, por eso plasmó sobre cartulinas un mensaje de alerta que va dirigido principalmente a las nuevas generaciones y que abarca aristas homogéneas en el tema de estas nuevas tecnologías de la comunicación, como las relaciones interpersonales, las problemáticas entre parejas, el racismo y las desigualdades de género.

«El humor es un proceso catártico, de acción depuradora y libertaria. Rompe con sus propios esquemas constantemente», por eso, este es un artista que no se conforma con hacer reflexionar cada vez más al público con su obra, sino que se enmarca en el concepto “crear”, que para él va mucho más allá de hacer arte, es un proceso de superación personal y artístico.

«Cuando uno hace humor gráfico y ese producto le gusta al receptor, el creador se siente satisfecho e intenta que su trabajo surta el mismo efecto, entonces se trata de hacer casi lo mismo, y es ese el punto al que no se puede llegar: el artista tiene que ser creador, y por tanto, innovar, romper cada vez con sus propios esquemas».

(Ilustración: Richar)

Este creador ranchuelero, miembro de Melaíto desde el año 1986 y colaborador de publicaciones seriadas cubanas como Juventud Rebelde, Signos, entre muchas otras, también ha trabajado como ilustrador para la editorial colombiana Ediciones San Librario y para varios libros de editoriales provinciales cubanas. En el año 2012 realizó la obra y el diseño de la portada y el interior de un CD del cantante danés Sebastian.

Uno de los proyectos que más han marcado la vida artística de Ricardo es el de una colaboración con un editor colombiano que le propuso hacer las ilustraciones de un libro que recogería las traducciones al español hechas por el mismo Eliseo Diego de dos cuentos del reconocido escritor danés Hans Christian Andersen.

(Ilustración: Richar)

«Este proyecto me hizo investigar mucho más de la vida y obra de este magnífico escritor, conocer su país natal y constatar el amor y la admiración de los daneses hacia ese hijo ilustre de su país.

«En el año 2005, también en Dinamarca tuve la oportunidad de participar en un evento grandísimo que pretendía homenajear la obra de este escritor con motivo del 200 aniversario de su nacimiento. El proyecto acogió a dibujantes y escultores de Latinoamérica, pues se quería reflejar un fenómeno danés desde el punto de vista de artistas que venían de otra parte del mundo».

(Ilustración: Richar)

Al ver la obra de Richar, desde las primera hasta la última de sus creaciones, parece incierto que se trate de un artista autodidacta, un Licenciado en Economía que desde pequeño gustó del arte de dibujar y fue forjando su talento nato en la casas de cultura, por eso considera indispensable el trabajo constante con los pequeños que se interesen por las artes plásticas.

Resulta quizás irónico que de parte de un humorista gráfico se escuche la palabra «seriedad», pero para Richar, esto es lo más necesario para quienes deseen incursionar en este género. «El artista necesita de la lectura, ampliar los conocimientos que fomenten su cultura personal, conocer los recursos gráficos que cimienten su trabajo, pero sobre todo, necesita seriedad, ejercitar el dibujo diario, necesita investigar, crear y superarse todos los días».

Se han publicado 4 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Hector Martin

    Me gustaría conocer más la obra de Ricardo, por lo pronto enviarle Felicidades y desear éxito.
    Muy acertada la idea de regresar a su Ranchuelo.
    Martí dijo:
    Ningún artista puede desconocer su fecundidad, su cuna humilde, su pobre infancia y subrillante juventud.

  • Luisa

    Felicidades Caquito, orgullo de nuestro pueblo. Excelente persona, muy respetuoso, educado y cariñoso.

  • Luisa

    Muchas felicidades, Caquito, cómo te conocemos tus coterráneos, siempre te recuerdo como el muchacho callado, respetuoso y muy educado. Se te admira y quiere.

  • Margel Perez Avello

    Muy bonita tu obra Caquito,muchas Felicidades.