Dos pasiones de un joven santaclareño

El historiador, profesor e informático Judiel Reyes fue galardonado con el Reconocimiento Provincial «Manuel Dionisio González Yanes» al Joven Historiador, otorgado por la UNHIC Filial Villa Clara. 

Judiel Reyes fue galardonado con el Reconocimiento Provincial «Manuel Dionisio González Yanes» al Joven Historiador, junto a integrantes de la filial de la Unhic.
Judiel Reyes junto a varias compañeras de la filial villaclareña de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (Unhic). De derecha a izquierda: Magalys Bárbara Hernández Pérez, secretaria de la organización; Hedy Águila Zamora, historiadora de la ciudad, y Arelys Pérez Ruiz, presidenta de la Unhic en Villa Clara. (Foto: Cortesía del entrevistado)
Visto: 1976

Judiel Reyes Aguilar, con tan solo 34 años, ha sido capaz de vincular su profesión al inmenso amor que siente por su patria, pues llena el campo de la informática del más bello contenido: la historia. Es un joven con una fuerte solidez en sus argumentos, de verbo fácil y preciso, con un vasto conocimiento tanto de historia como de ciencia.

Judiel Reyes Aguilar, joven galardonado por la Unión Nacional de Historiadores de Cuba.
Judiel en el sitio donde cayó el Apóstol. (Foto: Cortesía del entrevistado)

Graduado de Ingeniero en Telecomunicaciones y Electrónica en 2012 por la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, con una Maestría en Ciencias Telemáticas otorgada por la propia UCLV en 2017, ejerce como profesor del Centro Provincial de Superación para la Cultura de Villa Clara «Angel Román González Borell», donde realiza una excelente labor. Desde sus aulas, defiende y plasma la historia de la localidad, además de ahondar en personalidades relevantes.

Es vicepresidente de la Unión de Historiadores Filial Villa Clara (Unhic) en la Sección de Base de la Cultura, y desde su desempeño como informático y miembro de la sede social del cuerpo auxiliar de la citada organización, aporta su experiencia y saberes mediante la divulgación y tratamiento de la historia a través de las redes sociales, antídoto contra los que pretenden tergiversarla y desatar fake news.

Este año ha sido galardonado con el Reconocimiento Provincial «Manuel Dionisio González Yanes» al Joven Historiador otorgado por la Unhic Filial Villa Clara. El reconocimiento lleva el nombre del primer historiador de Santa Clara, quien fue un pionero en el campo de la investigación histórica en el territorio.

—¿Cómo asumió haber recibido el premio al Joven Historiador?

—Me sorprendió enormemente. En los últimos años la Filial ha tenido un gran crecimiento en sus filas de jóvenes muy talentosos, muchos de ellos graduados de la carrera de Historia en la Universidad de Cienfuegos, los cuales realizan aportes de gran significación para la ciencia histórica. Por eso no esperaba este galardón. Es una alta responsabilidad y un gran compromiso con la organización y con la labor que desempeño.

—¿Qué labor realiza como informático en la filial villaclareña?

—Desde mis funciones tanto en la Unhic como en el Centro de Superación, participamos en varios proyectos para la promoción de la historia en las redes sociales y otras plataformas digitales, además de participar en la elaboración de las páginas de la historia provincial y de los municipios de Villa Clara para la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured, meta trazada por la Unión de Historiadores de Cuba a nivel nacional, siendo Villa Clara una de las primeras provincias en concluir.

—¿Y como docente en el Centro de Superación?

—En los últimos años he participado en la confección y desarrollo de varias acciones con la tutoría de la MSc. Hedy Águila Zamora, Historiadora de la Ciudad de Santa Clara, y con ella realizamos aplicaciones (Apk) para dispositivos móviles, destinadas como medios de enseñanza en la docencia y para la promoción de la historia local de Santa Clara. Las experiencias en el campo educativo de estas aplicaciones las presentamos mediante ponencia en el XXIII Congreso Nacional de Historia, celebrado en Bayamo en 2019.

«Tenemos las APK «Santa Clara y su historia», «Marta», sobre la vida y obra de Marta Abreu de Estévez, «Las luchas por la independencia en Villa Clara», una compilación de textos de la historiadora Migdalia Cabrera relacionados con investigaciones sobre las guerras por la independencia en la región, y Ayer en Santa Clara, libro de Florentino Martínez Rodríguez sobre leyendas y costumbres en la ciudad.

Diploma que acredita a Judiel Reyes Aguilar como ganador del Reconocimiento Provincial «Manuel Dionisio González Yanes» al Joven Historiador otorgado por la Unhic Filial Villa Clara.
El reconocimiento Provincial «Manuel Dionisio González Yanes» al Joven Historiador otorgado a Judiel Reyes por la Unhic Filial Villa Clara. (Foto: Cortesía del entrevistado)

—Estudiaste una carrera vinculada a las ciencias técnicas, sin embargo, recibes el premio de la Unhic al Joven Historiador

—La pasión por la historia viene de mi padre Ramón Augusto Reyes Lunas, profesor de Historia de la Enseñanza de Adultos, ya jubilado, y desde niño bebí de esa fuente. Mi formación en el campo de las ciencias informáticas y las telecomunicaciones, las he tratado de vincular al amor que siento por la historia de mi país.

«Me apasiona mucho la historia de Santa Clara y la vida me dio la suerte de encontrarme con la profe Hedy Águila Zamora, con la cual colaboro en varias investigaciones. Pertenezco, además, a la Catedra Marta Abreu, liderada por Hedy, donde tratamos de potenciar las investigaciones sobre la benefactora de la ciudad y en segundo lugar generar acciones para promover su legado en las futuras generaciones».

—¿En cuáles espacios ha difundido y publicado sus investigaciones?

—He tenido la satisfacción de participar en varios eventos provinciales, nacionales e Internacionales, también publicar en libros y revistas científicas como: Umbral (No.78), revista Estudios Culturales, de la Casa de Investigaciones Samuel Feijóo; Tino, de los Joven Club, revista Tecnología Educativa, el libro digital XXIII Congreso Nacional de Historia. Ponencias, Ediciones Unhic, la revista Infociencia. IDICT Sancti Spíritus, revista digital El Directivo al Día. IDICT Villa Clara, así como en memorias de eventos y libros en procesos editoriales. 

—¿Algún proyecto en concreto asociado a la Unhic y la promoción de la historia?

—Con la Unhic estamos potenciando la promoción de la historia en las redes sociales y las plataformas digitales, labor reconocida por el Comité Ejecutivo Nacional. Contamos con un blog nombrado «Historiadores del Centro» en la dirección URL: http://delcentro.cubava.cu y el boletín digital Eco, donde publicamos artículos sobre el resultado de investigaciones de nuestros afiliados y noticias sobre el quehacer de la organización.

Judiel Reyes junto a la tumba del Héroe Nacional de Cuba José Martí.
«El conocimiento de la historia regional y local permite al individuo una mayor identificación con el sentido de identidad cultural», expresa el joven historiador.  (Foto: Cortesía del entrevistado)

«Seguimos trabajando en la corrección de artículos históricos publicados en Ecured y la elaboración de nuevas páginas para enriquecer esta enciclopedia con información de rigor científico sobre la historia del territorio. Además de nuevas aplicaciones móviles sobre la historia local».

— Desde su posición e influencia en las redes sociales, ¿cómo enfrentar la actual guerra mediática y las fake news?

—En mi criterio, la mejor acción para enfrentar la guerra cultural es generando contenidos en la redes sociales y plataformas digitales que cuenten la verdad de Cuba, que resalte sus valores culturales y patrimoniales, la riqueza espiritual de su pueblo, su historia y tradiciones. La mejor manera de desmontar una fake news es contando la verdad.

«Las organizaciones e instituciones sociales y culturales tienen hoy un compromiso mayor con la comunicación, se deben publicar los resultados de las investigaciones históricas y humanísticas realizadas, hacer llegar a todos los públicos esa información para formar un ser humano que pueda discernir entre lo que tiene un valor científico cultural y humanista o no. No obstante, para ello debemos estar presentes en las redes, es necesario estar capacitados en buenas prácticas para sacar el mejor provecho de ellas y constantemente generar contenidos».

—¿Qué legado ha dejado Martha Abreu a los jóvenes y perdura a pesar de los años?

—La vida de Marta Abreu es apasionante, en general solo se habla de su obra social, la cual fue muy significativa para Santa Clara, pero se conoce muy poco de su labor patriótica. Estas contribuciones fueron mucho más allá que donar cuantiosas sumas de dinero o el apoyo a prisioneros y emigrados. Se destaca su papel táctico en la obtención de información valiosa para las tropas cubanas.

«Sobre su vida queda todavía mucho por estudiar e investigar, cada vez te encuentras con más personas que descubren documentos e información la cual no se conocía o no se había analizado antes. Incluso, de aportes plasmados que aún desconocemos. Muchas de las informaciones están también en la Biblioteca y en el Archivo Nacional o en manos de sus familiares en el exterior».

—¿Cómo puede contribuir la prensa a que los santaclareños conozcan su historia local?

—Por suerte, en los últimos años los historiadores se han volcado más al estudio de la historia local y eso ha contribuido también a descifrar grandes enigmas de la historia nacional, porque la nación se constituye también de todas esas localidades que muchas veces no se mencionan, pero aportan mucho al país. Y justamente creo, tanto la prensa como los medios de comunicación tienen aún una deuda en la promoción de la historia de esos pedacitos, de esas localidades.

«El conocimiento de la historia regional y local permite al individuo una mayor identificación con el sentido de identidad cultural. Esta relación se sustenta en la integración de los valores culturales, geográficos, patrióticos y sociales en general, con los cuales se sienten identificadas y representadas las personas en su localidad».

«En la medida en que se promueva más el conocimiento de las historias locales ayudamos también a mantener y enriquecer la identidad de los individuos de esas localidades, al desarrollo de la gestión cultural y la defensa de la nación. Y no solo los medios, todos debemos aportar desde nuestro pedacito, en los procesos de enseñanza y en diversos espacios culturales».

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.