El himno a la memoria de su autor

A 200 años del natalicio de Perucho Figueredo, se impone conocer qué movió a su generación a emanciparse por la independencia de la Isla.

Visto: 713

BAYAMO, Granma.— Pobladores de esta ciudad oriental y personalidades invitadas rindieron homenaje el domingo al patriota Pedro Figueredo, Perucho, autor de la música y letra del Himno Nacional cubano, en ocasión de conmemorarse el bicentenario de su natalicio.

Ante el busto que preside ―junto a la estatua en pie de Carlos Manuel de Céspedes― la Plaza de la Revolución de la Ciudad Monumento, fue colocada una ofrenda floral y entonado el canto patrio que Figueredo compuso y escribió; cuyo estreno en la voz del pueblo aconteció a pocos metros del sitio el 20 de octubre de 1868.

«Rendir tributo a Perucho es rendir tributo a lo más grande, noble, generoso y patriótico que podría darse en nuestra patria», sentenció el doctor Eduardo Torres Cuevas, presidente de la Academia de Historia de Cuba y orador en el acto principal por la efeméride.

Torres Cuevas lo exaltó como paradigma de rebeldía, de la búsqueda de la independencia y como fragua de cultura a la par de los propósitos libertarios.

«No se podía tener patria sin tener cultura», destacó al valorar a Perucho como ejemplo de una generación de patriotas que labraron la cubanía en todas las manifestaciones: «Pudo hacer un himno porque era un hombre que cultivó exquisitamente su alma cubana».

El también director de la Biblioteca Nacional José Martí afirmó que la presencia de Figueredo se siente cada vez que vibran las notas del canto insigne; pero insistió en la necesidad de estudiar más allá del himno, lo que fue su vida ejemplar, a fin de conocer las raíces que lo movieron a él y a su generación a emanciparse por la independencia de la Isla, 150 años atrás.

Al acto, presidido por Wilber Jerez, miembro del Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido en Granma, y Manuel Sobrino, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, le sucedió la cancelación de un sello postal conmemorativo por los dos siglos del nacimiento del patricio el 18 de febrero de 1818.

Maimir Mesa, diputado por Bayamo y ministro de Informática y Comunicaciones, encabezó la cancelación, acontecida en el portal de la oficina de Correos, ubicada donde antes estuvo la casa natal y vivienda de Figueredo; a la vera de la plaza en que el prócer escribiera, sobre el lomo de su caballo, la letra de la marcha guerrera, símbolo nacional.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.