Díaz-Canel: «#EEUU no tiene moral para hablar de Derechos Humanos» (+ Infografías)

El presidente cubano señaló que Estados Unidos actúa deshonestamente cuando plantea preocupación por la situación de los derechos humanos en Cuba o en cualquier lugar.

Cancillería de Cuba desmiente falsas imputaciones del Departamento de Estado de los EE. UU.

Visto: 1026

La Habana, 11 dic (ACN).― Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, manifestó hoy en su cuenta de Twitter que Estados Unidos no tiene moral para hablar de Derechos Humanos y mantiene un discurso hipócrita, deshonesto y de doble rasero.

¿Alguien conoce una violación más cruel, prolongada y masiva de los Derechos Humanos, que el #Bloqueo económico, financiero y comercial a #Cuba? preguntó en el mismo tuit.

Tuit del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, sobre declaraciones del secretario de Estado de los EE. UU.

El mandatario cubano, minutos antes había publicado en esa misma red social que mientras otros exportan armas y guerras, #Cuba comparte conocimientos y servicios.

Agregó que sus médicos y maestros han iluminado e iluminan regiones remotas. Nuestra divisa es la solidaridad. #CubanosConDerechos #SomosCuba.

Todo esto ocurre después de las declaraciones del Secretario de Estado de la nación norteña, Michael Pompeo, quien dice haber enviado a Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, una carta, en la cual acusa al país caribeño de violaciones de los derechos humanos.

Infografía sobre los derechos humanos en Cuba.Ese texto ha recibido múltiples críticas y rechazos, como la de Carlos Fernández de Cossío, Director General de EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, quien calificó el hecho como falta de decoro, algo usual en el gobierno estadounidense.

Expresó que ese país actúa deshonestamente cuando plantea preocupación por la situación de los derechos humanos en Cuba o en cualquier lugar, y precisó que su trayectoria histórica, sus abusos constantes y flagrantes contra su propia población y la de muchos países en el mundo, y su alianza a lo largo de la historia con regímenes dictatoriales, autores de los crímenes más oprobiosos, descalifican la autoridad moral de los gobernantes estadounidenses.

Rodríguez Parrilla también se pronunció en Twitter al publicar que EE. UU. es un opresor global y carece de autoridad moral para señalar a Cuba en materia de derechos humanos, en declaraciones reproducidas por la Cancillería en ese espacio digital, donde también dijo que Pompeo miente y calumnia.

Exigió que EE. UU. levante el bloqueo, restablezca visados para cubanos, y cese represión de migrantes, minorías y pobres.

A esos sucesos se añade que este lunes el gobierno norteamericano cerró la oficina en La Habana del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

Desde el triunfo revolucionario, el 1 de enero de 1959, Cuba avanza significativamente en el disfrute pleno y universal de todos los derechos humanos para cada uno de sus hijos, que incluyen la consolidación de sistemas de salud y educación universales y gratuitos, la lucha por la total igualdad entre los géneros y la eliminación de cualquier forma de discriminación.

Resalta también el nivel de participación política ciudadana en la construcción de un modelo de sociedad más justa y próspera.

Miles de sus pobladores brindan amor y conocimientos en diferentes países, salvan vidas y despiertan abrazos en esos pueblos, por su profesionalidad, desinterés y cariño, incluso en situaciones muy difíciles. 

Infografías:

Infografía sobre el impacto del bloqueo de los EE. UU. contra Cuba.

Infografía sobre el impacto del bloqueo de los EE. UU. contra Cuba.

Infografía sobre el impacto del bloqueo de los EE. UU. contra Cuba.

Infografía sobre el impacto del bloqueo de los EE. UU. contra Cuba.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.