Diputados realizan intensa jornada de intercambio sobre proyecto de reforma constitucional (+Fotos y Video)

En la jornada previa a la sesión del Parlamento, los diputados cubanos analizaron el proyecto de Constitución con las modificaciones resultantes de la consulta popular.

Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular durante el debate del proyecto de Constitución por uno de los grupo de diputados. (Foto: Marcelino Vázquez Hernández)
Visto: 623

La Habana, 20 dic (ACN).― Una intensa jornada de intercambio colectivo desarrollaron hoy en esta capital los diputados cubanos sobre el proyecto de reforma constitucional con las modificaciones realizadas por la Comisión redactora, a partir del proceso de consulta popular efectuado entre los meses de agosto a noviembre pasados.

 

Diputados cubanos durante el análisis del proyecto de Constitución.
(Foto: Marcelino Vázquez Hernández)

Los parlamentarios se integraron en tres grupos para aclarar dudas, hacer propuestas y recibir información sobre el documento, en el que se incluyeron alrededor de 760 enmiendas, y se tuvieron en cuenta más del 50 por ciento de las proposiciones realizadas por la población. 

En una de las salas de reunión del Palacio de Convenciones, el diputado Eusebio Leal propuso incluir en el preámbulo de la Carta Magna una referencia a la Asamblea y Constitución de Guáimaro, hecho fundacional de la historia constitucional cubana, toda vez que dicho texto se someterá a referendo en el año del aniversario 150 de ese suceso histórico.

Eusebio Leal interviene en debate de los diputados sobre el proyecto de Constitución.
Diputado Eusebio Leal. (Foto: Omara García Mederos)

Al respecto los diputados propusieron llevar a la sesión plenaria de este viernes la posibilidad de que el 10 de abril de 2019 se proclame la Constitución si resulta ser aprobada por la ciudadanía.
La diputada Yuleidys Cruz planteó su duda sobre la ausencia de una referencia a los atributos nacionales en el texto constitucional, lo cual, al decir de Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, responde a que se consensuó rango constitucional solamente a los símbolos nacionales: bandera, escudo e himno, y dejar para una definición posterior estos otros complementarios.

Elier Ramírez, integrante de la Comisión redactora, señaló que en el propio proceso de consulta popular se recibió una extensa lista de propuestas de nuevos atributos nacionales, los cuales no aparecen recogidos en ninguna norma y son resultado de una construcción social que todavía no está bien definida.

Incluir el ejercicio de la soberanía en el ciberespacio fue una propuesta de la diputada Regina Sánchez, luego de que existieran varias observaciones sobre el tema durante las asambleas de consulta y ante el crecimiento de la penetración de Internet en el país y la implementación de la política del perfeccionamiento de la informatización en la Isla.

Al respecto, Acosta explicó que la soberanía y jurisdicción se ejercen sobre un espacio físico determinado, que en el caso del ciberespacio es mucho más amplio y sobrepasa los que corresponde a los límites territoriales del Estado, por lo que se puede regular es, a lo interno del país, la manera en que se accede e interactúa con él.

Durante este jueves los diputados, reunidos en tres grupos aclaran dudas, realizan propuestas y reciben información con el propósito de estar en mejores condiciones para participar mañana viernes en la sesión plenaria de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que tiene en su orden día la discusión del proyecto de reforma constitucional. 

En la mira de diputados ciudadanos que no aportan a la sociedad

La Habana, 20 dic (ACN).― Diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular insistieron hoy, durante una reunión previa al debate plenario sobre el proyecto de Constitución, en la necesidad de que se adopten medidas con los ciudadanos que no aportan a la sociedad, quienes actualmente reciben los mismos beneficios sociales que los trabajadores.

El diputado por La Habana Víctor Manuel Gutiérrez afirmó que es momento de que se les exija a quienes no laboran, pues la población tiene mucha inquietud al respecto, debido a que muchos de ellos viven de actividades ilícitas.

Diputados cubanos debate proyecto de Constitución.
(Foto: Marcelino Vázquez Hernández)

Otros planteamientos versaron sobre la preocupación de que las nuevas generaciones vean en esta forma de vida una buena alternativa para su realización en sociedad, lo cual provocaría daños a la Revolución.

La diputada Yohana Odriozola, miembro de la Comisión redactora del proyecto de Constitución, explicó que en caso de poner el trabajo como obligación conllevaría a que se tomen medidas judiciales con quienes lo incumplan, lo cual va en contra de los convenios internacionales de los que Cuba es signataria.

Comentó que el trabajo debe constituir la fuente principal de ingresos, un incentivo para satisfacer las necesidades individuales y familiares, un deber social y un compromiso.

Diputados cubanos durante el análisis del proyecto de Constitución.
(Foto: Marcelino Vázquez Hernández)

Es una realidad que debe ser revertida, pero no desde la obligatoriedad, sentenció.

José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea, explicó que para resolver tal problemática lo que se requiere es un enfrentamiento por parte de las instituciones que el Estado tiene definidas para ello.

Sobre el trabajo se emitieron durante la consulta popular 51 414 propuestas ―6,56 por ciento del total― en lo esencial sobre establecer su carácter obligatorio.

El nuevo proyecto de Constitución recoge que este es un valor primordial de la sociedad, y constituye un derecho, un deber social y un motivo de honor de todas las personas en condiciones para hacerlo.

El trabajo remunerado debe ser la fuente principal de ingresos que sustenta condiciones de vida dignas, permite elevar el bienestar material y espiritual y la realización de los proyectos individuales, colectivos y sociales, plantea el ahora artículo 31, en su segundo párrafo. (Jeniffer Rodríguez Martinto) 

Diputados reconocen avances en las garantías constitucionales a la libertad religiosa

La Habana, 20 dic (ACN).― El reconocimiento explícito de  que Cuba es un Estado laico es uno de los avances más significativos del proyecto de constitución respecto a las garantías para la libertad religiosa, opinaron hoy en esta capital los diputados que debaten sobre el texto legislativo en las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, interviene en análisis sobre proyecto de Constitución.
Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado; Ulises Guilarte, secretario general de la CTC, y el presidente del Parlamento, Esteban Lazo, durante el análisis sobre proyecto de Constitución. 

A juicio del reverendo Pablo Odén Marichal, la definición de la laicidad del Estado significa que este no se inmiscuye en los asuntos internos de las instituciones religiosas, las cuales tampoco lo hacen en el gobierno, sino que circunscriben su participación a la perspectiva del ciudadano.

La separación se realiza en los dos sentidos y sienta las bases para construir una cultura de respeto mutuo entre las entidades y organizaciones religiosas y entre estas y el Estado.

Jóvenes diputados cubanos.
Jóvenes diputados cubanos.

Homero Acosta, Secretario del Consejo de Estado, dijo que la inclusión de este aspecto en el texto constitucional responde a una evolución del tema dentro de la Revolución, que en la Constitución de 1976 declaraba el ateísmo, lo que a los efectos prácticos significaba que era un Estado confesional.

En el IV Congreso del Partido Comunista de Cuba, el Comandante en Jefe Fidel Castro llevó a discusión la posibilidad de que las personas que profesaran una religión pudieran ser militantes del Partido y se dio un salto hacia la unidad de la nación, explicó.

Añadió que en la reforma constitucional de 1992 se eliminó la referencia al ateísmo y ahora aparece explícitamente que Cuba es un Estado laico, lo cual garantiza que no exista ninguna preferencia por determinada religión al declararla oficial, ello se refrenda, además, con los derechos que se reconocen en el propio texto a elegir, profesar y practicar cualquier culto.

Durante la jornada de este jueves los diputados realizan un ejercicio de intercambio colectivo y debate para estar en mejores condiciones de participar mañana en el II período ordinario de sesiones de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la que el proyecto de reforma constitucional será sometido a análisis.

Diputadas cubanas en análisis de proyecto de Constitución.

Esta etapa estuvo precedida por la presentación de un informe sobre los cambios fundamentales recogidos durante las consultas con la población, y el estudio individual realizado por los parlamentarios este miércoles. (José Armando Fernández Salazar) 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.