Presentan en Senado de EE. UU. proyecto de ley de viajes a Cuba

La legislación pondría fin a restricciones impuestas bajo normativas de 1996 y 2000 a los ciudadanos norteamericanos y residentes legales en ese país, y eliminaría las prohibiciones de transacciones relacionadas con viajes a la Isla

senador Patrick Leahy
El senador Patrick Leahy. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 681

Washington, julio 29. — Encabezados por el senador demócrata Patrick Leahy, un amplio grupo de 46 legisladores republicanos y demócratas presentaron este lunes en el Senado de Estados Unidos un proyecto de ley destinado a eliminar las restricciones de viajes a Cuba, reportó Prensa Latina.

Esta propuesta, bautizada como Ley de libertad para que los estadounidenses viajen a Cuba 2019, si se discutiera y aprobara, pondría fin a restricciones impuestas bajo normativas de 1996 y 2000 a los ciudadanos norteamericanos y residentes legales en ese país.

Según expresó Leahy en un comunicado, la normativa tiene el objetivo de que los norteamericanos puedan visitar la isla caribeña de la misma manera en que pueden ir a cualquier otro país del mundo, excepto a la República Popular Democrática de Corea.

La legislación también eliminaría las prohibiciones de transacciones relacionadas con viajes al país caribeño, incluidas las bancarias, precisó la declaración de Leahy.

De acuerdo con el legislador por Vermont, sobre la base de sus conversaciones con otros senadores, está seguro de que si se les brinda la oportunidad de votar este proyecto, más de 60 de los cien miembros de la Cámara Alta lo apoyarían.

Además de plantear que «la política de la Administración Trump hacia Cuba está completamente en desacuerdo con sus políticas hacia otros países», señala que «la libertad de viajar es un derecho» y «los estadounidenses apoyan abrumadoramente la expansión de los viajes a Cuba. El Gobierno federal no debería decirles a los estadounidenses a dónde pueden o no viajar, especialmente a un pequeño país a solo 90 millas de Florida».

En una declaración del pasado 25 de julio, Leahy dijo que las restricciones de viaje «no están justificadas ni por nuestra seguridad nacional o intereses económicos» y agregaba que «si bien este proyecto de ley no levanta el embargo, al menos restablecería a los estadounidenses la libertad de viajar a la que tienen derecho en una democracia».

En la declaración de ahora, afirma que en un momento en que las aerolíneas estadounidenses vuelan a Cuba, ¿alguien aquí, honestamente, piensa que evitar que los norteamericanos vayan allí es un rol apropiado del Gobierno federal? ¿Por qué solo Cuba? ¿Por qué no Venezuela, Rusia, Irán, o cualquier otro lugar?, cuestionó Leahy.

Los estadounidenses favorecen abrumadoramente los viajes a Cuba. La última encuesta que vi, de CBS, encontró que el 81 por ciento de los norteamericanos apoya expandirlos. Sin embargo, los funcionarios de la Casa Blanca tienen una agenda diferente, impulsada por cálculos políticos puramente internos, manifestó.

El senador lamentó que la administración del republicano Donald Trump no solo ha hecho retroceder los pasos tomados por el ejecutivo previo para alentar el acercamiento a Cuba, sino que ha ido más lejos al imponer prohibiciones todavía más onerosas al derecho de viajar a ese destino.

La introducción de este proyecto en el Senado ocurre después de que el pasado jueves un grupo bipartidista de diez miembros, encabezado por Jim McGovern (demócrata por Massachusetts) y Tom Emmer (republicano por Minnesota) presentaron una iniciativa idéntica en la Cámara de Representantes.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Guillermo

    Poco a poco la luz se ve al final del tunel, nada tenemos contra el pueblo estadounidense, nuestra única falta es no dejarnos doblegar ni querer vivir de rodillas, no importa si aprueban o no este Proyecto de Ley, lo que importa es que cada vez más personas en los propios EEUU entienden lo absurdo de sus políticas hacia nuestra Patria, Sí por Cuba.