Lactancia materna, acto de vida

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra en 170 naciones.

Lactancia materna
Más del 40 % de las madres de todo el mundo obvian los beneficios y retiren la lactancia materna antes de los 6 meses de vida. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1619

Una novedad presenta este año la Semana Mundial de la Lactancia Materna, al destacar el papel principal que desempeña el padre en función del bienestar de la madre y la criatura.

Según los expertos, las responsabilidades compartidas en ese período en el cuidado del recién nacido y en los quehaceres del hogar le facilitan a la madre el tiempo necesario para dedicárselo al bebé y a su propio cuidado después del alumbramiento.

Se insiste en que la leche materna constituye el alimento ideal durante los primeros seis meses de vida o más; sin embargo, es lamentable que más del 40 % de las madres de todo el mundo obvien los beneficios y retiren la lactancia, al alegar diversas hipótesis que algunas carecen de fundamento científico.

El hecho de lactar evitaría la muerte de 1,3 millones de niños cada año, y está demostrado que resulta la mejor fuente nutritiva desde la primera hora de nacer y a libre demanda.

Con ella no es necesario suministrar agua ni otro tipo de alimentos, porque contiene los nutrientes vitales, además de fortalecer el sistema inmunológico ante diarreas y neumonías frecuentes en los primeros tiempos posteriores al nacimiento.

«Empoderémonos, hagamos posible la lactancia ¡ahora y en el futuro!», rige como lema de esta jornada, prolongada hasta el 7 de agosto, y cuya aspiración es que el acto de lactar alcance hasta los dos años o más, combinada con una dieta balanceada a medida que transcurre el tiempo y orientada por los galenos.

Además de sus ventajas nutritivas, la leche materna influye en el aspecto emocional, pues el vínculo establecido entre la progenitora y su hijo ofrece una experiencia de intensa afinidad.

Contiene, además, los anticuerpos para proteger al infante de enfermedades infecciosas como catarros, otitis, neumonías y diarreas, entre otras, e incluso de futuros padecimientos como la obesidad, el asma o los estados alérgicos.

A las madres les posibilita menor riesgo de sufrir depresiones posparto y anemias, a la vez que facilita la pérdida de peso adquirida durante la gestación y reduce el riesgo de padecer cáncer de mama o de ovario en un futuro.

Esta semana la celebran 170 naciones a instancias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Cuba se incluye entre los países que la desarrollan en busca de incrementar la calidad de vida de la madre y su criatura.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.