Díaz-Canel: La meta es erradicar la enfermedad, destruir su alta letalidad y que nos podamos inmunizar

Tras lamentar la muerte de otro cubano este viernes, Díaz-Canel comentó que «esta indudablemente ha sido una semana compleja, yo diría que la semana más compleja que hemos tenido desde que enfrentamos la pandemia».

Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en reunión diaria de análisis sobre la COVID-19 en el país.
(Foto: Estudios Revolución)
Visto: 1086

«A seguir razonando, a seguir pensando, a seguir apropiándose de los argumentos que se han estado dando para explicar las complejidades de este momento», convocó a nuestro pueblo en la tarde de este sábado el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al encabezar junto al primer ministro, Manuel Marrero Cruz, la habitual reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y el control de la COVID-19.

Y en función de eso —reflexionó el mandatario— que «se actúe con responsabilidad, se actúe con obediencia, se actúe con sentido de unidad, y que entre todos, nos defendamos todos».

Al recordar que este encuentro sucede en vísperas de «conmemorar un nuevo aniversario de la victoria de Playa Girón, que como todos conocemos está recogida en la memoria del país como la primera gran derrota del imperialismo en América», el Jefe de Estado señaló la pertinencia de, cuando ya llevamos más de un mes de trabajo en el enfrentamiento al nuevo coronavirus, detenernos en el análisis de cómo hemos ido avanzando, en qué momento estamos y cómo necesitamos trabajar para la etapa que debemos empezar a afrontar.

Tras lamentar la muerte de otro cubano este viernes, Díaz-Canel comentó que «esta indudablemente ha sido una semana compleja, yo diría que la semana más compleja que hemos tenido desde que enfrentamos la pandemia».

Es una semana —dijo— en la que hemos tenido fallecimientos consecutivos en los últimos cinco días, contabilizándose un total de 14 hasta el momento.  

A su vez valoró que también ha sido la semana en la que más altas se dieron, con el consecuente reflejo en las vidas humanas que hemos salvado a partir de las atenciones que se han estado brindando en nuestras instituciones hospitalarias y de todo el trabajo que se ha organizado.

Con las 35 altas que se concedieron hoy —acentuó— ya suman 277 las personas que han sido salvadas de la pandemia después de haber estado padeciendo la enfermedad.

Por otra parte, significó el nuevo encuentro sostenido en la mañana con el equipo de científicos que aborda diversos temas en nuestro país para apoyar las acciones contra la COVID-19, el tercero de este tipo que se realiza luego de que el país comenzara su batalla contra la pandemia.

«Es muy alentador porque va demostrando cómo la ciencia cubana sigue abriendo caminos que nos permiten no solo estar mejor preparados para enfrentar la pandemia a partir de recursos y tecnologías propias, sino que también está preparando toda una base para enfrentar eventos de este tipo o similares en el futuro con más eficiencia».

El trabajo de modelaje que se ha realizado —apuntó— nos ha permitido contar con un instrumento para la toma de decisiones y el análisis diario, a partir de la modelación que se ha hecho del comportamiento de esta enfermedad.

Destacó que con el trabajo realizado desde los territorios hasta el nivel nacional, y también con la participación que ha tenido nuestro pueblo en la implementación de las medidas, hemos venido avanzando de manera que en los propios ajustes que se le van haciendo a este modelo, semana tras semana, los escenarios han cambiado.

Incluso hasta hace dos días, valoró el Presidente Díaz-Canel, habíamos estado muy cercano al escenario más favorable, lo cual lamentablemente tuvo un punto de inflexión a partir del incidente en el Hogar de Ancianos de la ciudad de Santa Clara, «que es el que más casos positivos ha reportado y con mucha intensidad durante dos días seguidos en el país».

Ahora la curva real —abundó— está más cercana al escenario medio, pero por debajo de él, y esto nos indica que las medidas han tenido efecto y que si seguimos trabajando así, si seguimos teniendo más apoyo en lo relacionado con el aislamiento social, que tiene mucho que ver con la disciplina y la responsabilidad de las personas, nosotros podemos también seguir controlando el comportamiento de la pandemia y lograr cortar la transmisión y evitar la prolongación de la misma en el tiempo.

Fue enfático al destacar que para lograr eso «hace falta trabajar ahora de manera muy intensa en los focos y eventos que tenemos abiertos, para evitar que provoquen expansión de la pandemia; por lo tanto, tenemos que insistir en el control de los brotes y seguir trabajando en el tema de la movilidad social, en el tema del aislamiento social, que es lo que más nos ha costado lograr».

Este es un momento —acentuó— en el que podemos reconocer a los que han contribuido a que se aplane la curva con todo el aporte que han realizado desde su trabajo a las principales medidas aplicadas, como también a quienes han ayudado a que esa curva se aplane por su disciplina y la manera en que han adquirido responsabilidad, tanto social, como familiar, como personal.

Con igual intensidad criticó luego a los que «con su indisciplina e irresponsabilidad empujan la curva hacia arriba». De ahí el llamado hecho por el Jefe de Estado a mantener e incrementar el aislamiento social, a que las salidas que tendrá que hacer un grupo de personas en representación de sus familias, por determinados motivos, sean de una manera más prudente, más racional, con un mejor comportamiento y una mejor actuación.

Nosotros tenemos que entender —apuntó— que «la pelea contra esta pandemia es una carrera de fondo, donde la meta la ponemos al llegar, y precisamente al estadío que nosotros queremos llegar como meta es a erradicar la enfermedad, a destruir su alta letalidad y que nos podamos inmunizar contra este virus».

«Todo eso requiere el esfuerzo coordinado de científicos, de médicos, de estudiantes, de trabajadores, de personas que voluntariamente están participando en cada una de las actividades y medidas que se han aplicado y por supuesto de funcionarios y los dirigentes», reiteró.

Ese esfuerzo —enfatizó— tiene varios niveles: el social, el familiar, el  comunitario, el de los centros de investigación y asistenciales, e incluye a los organismos de la Administración Central del Estado y a los órganos locales de Gobierno. Pero hay un factor, subrayó, «que actúa en todos los niveles y en todos decide, que es el factor personal, cómo cada uno de nosotros actúa, cómo cada uno de nosotros aporta, cómo cada uno de nosotros se entrega, cómo cada uno de nosotros defiende, bajo el rigor que lleva, la comprensión de esta situación para salvar vidas y para que el país pueda en el menor tiempo posible salir de ella».

Hay que decir que muchos, la mayoría, actúan coordinada y responsablemente para que las cosas salgan bien, pero a veces una sola persona puede hacer que algo salga mal y la vida nos dice que cuando se cometen imprudencias, cuando hay un mal procedimiento, cuando hay una mala actuación, se nos complica siempre una determinada situación, reflexionó.

Al señalar que en las próximas tres semanas se pronostica entremos en la fase más difícil de la pandemia en el país, el Jefe de Estado insistió en la necesidad de trabajar para intensificar los esfuerzos y aplanar la curva de contagios y de letalidad.

En contraposición a la tensión de trabajo que requerirán los días que se avecinan, el Presidente de la República  insistió en que también hay otro modo de apreciar esa misma situación, que es cuando vemos cómo cada día que pasa se produce un aprendizaje, encontramos algo nuevo que nos ayuda a potenciar acciones, al tiempo que se descubren nuevas reservas y la enorme fuerza de que trabajamos unidos por lograr un mismo objetivo.

De ahí su vuelta a la reflexión de considerar la actual situación como una carrera de fondo, donde la meta la alcanzamos cuando lleguemos: «Hoy todos somos corredores de esa carrera, lo importante no es saber cuánto falta hasta la meta, lo importante es llegar lo más rápido posible a la meta y en las mejores condiciones», evaluó.

«Para eso hay que emplear racionalmente  las energías y los recursos, que siguen siendo escasos, porque ratifico que seguimos estando bloqueados, que siguen arreciando contra nosotros esa política cruel, asesina y prepotente del Gobierno imperial y seguimos necesitando recursos que no tenemos en las magnitudes en que los necesitamos».

Es una carrera de fondo —insistió— y el éxito depende del modo en que los corredores administren su fuerza, y yo creo que todo nuestro país y todos nuestros ciudadanos, todas las cubanas y los cubanos que hoy defendemos desde Cuba nuestra Revolución estamos en condiciones de ser unos buenos corredores de fondo y llegar de la mejor manera a esa meta que nos hemos propuesto.

Acciones en las que también se decide la vida

Como habitualmente sucede en estos encuentros vespertinos con sede en el Palacio de la Revolución, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, realizó una actualización acerca del comportamiento del nuevo coronavirus en la Mayor de las Antillas, donde este viernes fueron confirmados con la enfermedad 63 nuevos pacientes, el 80,9% de los cuales fueron asintomáticos.

Refirió que en el país se han abierto 27 eventos de transmisión local de la COVID-19, de los cuales permanecen activos 26, ubicados en 22 municipios de 12 provincias, y la mayoría de ellos se encuentran en cuarentena. Especial seguimiento se dio al evento del Hogar de Ancianos Nro.3 de la ciudad de Santa Clara, un asunto de gran sensibilidad y en el cual se han desarrollado todas las acciones correspondientes.

Relacionado con ese hecho, las autoridades de la provincia de Villa Clara informaron que se han reforzado las medidas de seguridad en todas las instituciones similares que existen en esta central provincia. En tanto, aseguraron que en el territorio se han creado todas las condiciones para garantizar los adecuados medios de protección a los trabajadores del sistema de salud.

De igual manera, las provincias de Camagüey y La Habana actualizaron a los participantes sobre la situación epidemiológica y las acciones que se acometen en sus respectivos territorios para enfrentar la enfermedad.

En particular sobre la capital cubana, donde se manifiesta la mayor cantidad de casos contagiados, se explicó que a los esfuerzos para enfrentar el nuevo coronavirus se suman otros como el mejoramiento del suministro de agua, fuertemente afectado a causa la depresión que ha causado la intensa sequía en las fuentes de abasto.

Igualmente, se comentó respecto al suministro de energía eléctrica en la ciudad, donde en los últimos días se han registrado varias interrupciones. Al respecto, autoridades del Ministerio de Energía y Minas informaron que el incremento de la demanda en el sector residencial, provocado por las altas temperaturas y la presencia de mayor cantidad de personas en las viviendas, ha ocasionado el colapso de algunas subestaciones con la consecuente falta de fluido eléctrico. El trabajo en este sentido ha sido intenso, se aseguró.

El Presidente Díaz-Canel insistió en que se debe brindar en todo momento información oportuna y veraz al pueblo sobre los esfuerzos que se realizan para restablecer ese tipo de fallas en el servicio eléctrico y las acciones que para ello se adoptan. A su vez, urgió a la población a continuar redoblando las medidas de ahorro en sus hogares. (Yaíma Puig Meneses) 

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Yudmila Perez Toledo

    Que manera de trabajar nuestros dirigentes. Que esfuerzo hace nuestro país para salir adelante. Felicitaciones. Fidel estaría muy orgulloso de todos nuestros dirigentes. En especial estaría felicitando a nuestro presidente por la forma en que conduce al pueblo e informa. Días Canela es como Fidel, está en todas partes, previendo, dando indicaciones, dando la cara a los problemas y al pueblo. Así se hace. Tomen ejemplo los malos gobernantes, que no toman al pie de la letra letra las indicaciones. Cuba una ves más VENCERÁ