Recobrar la vida de la nación y cortar caminos a la epidemia

En la reunión que encabezan el Presidente de la República y el Primer Ministro, se conoció que el 94% de los diagnosticados en Cuba con el SARS-CoV-2 ya está recuperado. Además se analizó la situación en las provincias de La Habana, Mayabeque y Matanzas.

Reunión de análisis de la COVID-19 en Cuba, encabezada por el presidente, Miguel Díaz-Canel, el 14 de julio de 2020..
(Foto: Estudios Revolución)
Visto: 648

El 94% de los diagnosticados en Cuba con el SARS-CoV-2 ya está recuperado y este martes solo se reportaba una persona en estado grave; el resto de los confirmados hoy con la enfermedad —67— permanecía con evolución clínica estable, según informó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, en la reunión del grupo temporal de trabajo que encabezan el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

Con La Habana en la primera fase de la recuperación y el resto del país en la segunda, Cuba tiene hoy una tasa de incidencia de 21,4 casos positivos por cada 100 000 habitantes. La capital, agregó el Ministro, con los cuatro casos informados en la última jornada crece discretamente su tasa a 63,8. En la Mayor de las Antillas, durante los 15 días precedentes, se han diagnosticado 86 casos, la mayoría en La Habana y en menor medida en Mayabeque, las demás provincias están en cero.

Precisamente en voz de la vicegobernadora capitalina, Yanet Hernández Pérez, se conoció que el mayor procesamiento de muestras PCR sigue estando en los laboratorios de La Habana, con 2592 muestras realizadas el lunes. El territorio, aseguró, cumple con los cinco indicadores establecidos por el Ministerio de Salud Pública para permanecer en la fase uno de la recuperación, relativos a la tasa de incidencia en los últimos 15 días (3,89), el índice reproductivo (0,66), los casos activos (64), los positivos con fuente de infección demostrada (94%) y los eventos abiertos de transmisión (2).

Hernández Pérez subrayó que se continúan con las medidas de reforzamiento en los consejos populares afectados, donde están activados todos los grupos de trabajo y se chequean constantemente. Al propio tiempo, los demás lugares de la provincia van recuperando su cotidianidad, dentro de los límites estipulados para esta fase uno.

De nuevo fue punto de debate en la sesión de trabajo la alta afluencia de personas hacia las playas, fundamentalmente en La Habana y Varadero, sobre lo cual el Primer Ministro indicó a las autoridades de ambas provincias diversificar las ofertas gastronómicas a la población, abrir nuevos puntos de ventas y separar físicamente esos espacios de servicio, para no generar aglomeraciones en las áreas recreativas.

Asimismo, Marrero Cruz insistió en la necesidad de ajustar los horarios del transporte que va hasta las playas del este de la capital, para que funcionen como un regulador de la estadía en esas zonas y se evite la permanencia allí hasta altas horas de la noche.

En la reunión correspondió rendir cuenta también a las provincias de Mayabeque y Matanzas, en fase dos de la recuperación. En el caso del primer territorio se conoció que desde el 5 de julio no se reportan nuevos casos de la COVID-19; aunque fuera de la ciudad capital —San José de Las Lajas— hace 75 días no se contabilizan enfermos.

La gobernadora de Mayabeque, Tamara Valido Benítez, apuntó que desde el inicio de la epidemia en la provincia suman 56 casos confirmados con el SARS-CoV-2. Particularmente, en la primera fase de la recuperación se diagnosticaron cinco y en la segunda, tres. Significó que «en la última semana el Consejo de Defensa Provincial decidió levantar las medidas de restricción de movimiento que se habían establecido en el asentamiento El Roble, teniendo en cuenta criterios relativos a la situación de salud, la no aparición de nuevos casos y el hecho de que la mayoría de los enfermos relacionados con este evento ya se encuentran de alta clínica en su lugares de residencia».

Por su parte, el gobernador de Matanzas, Mario Sabines Lorenzo, detalló que en los últimos 30 días la provincia no registra nuevos casos; permanecen dos personas ingresadas en condición de sospechosos; diez en centros de bajo riesgo; 25 contactos aislados y 31 viajeros cumpliendo la cuarentena. En el territorio solo queda un paciente por recibir su alta epidemiológica; a los restantes 193 contagiados de la provincia ya les fue otorgada esa condición.

Según se supo, en las dos provincias se continúa cumpliendo la segunda fase de la recuperación tras la epidemia de la COVID-19. Al tiempo que se priorizan la pesquisa activa en las comunidades y la exigencia de las medidas higiénico-sanitarias, se abren aún más las actividades productivas y de servicios para una vuelta lo más rápido posible a la nueva normalidad. La estabilidad de la situación epidemiológica en Matanzas y Mayabeque reafirma la posibilidad de recobrar la vida de la nación, mientras se cierran todos los caminos a la epidemia.  (Leticia Martínez Hernández)  

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.