Identificar fuentes de infección con agilidad, vital para cortar la transmisión de la COVID-19

Durante la reunión del grupo temporal de trabajo se informó acerca de la apertura de tres nuevos eventos de transmisión local de la COVID-19 en el país: uno en la capital y dos en Sancti Spíritus.

Reunión de análisis de la COVID-19 en Cuba, encabezada por el presidente, Miguel Díaz-Canel, el 15 de septiembre de 2020.
(Foto: Estudios Revolución)
Visto: 380

Ante el riesgo que genera la confirmación de casos positivos a la COVID-19 en los cuales no se puede identificar inmediatamente su fuente de infección, el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, insistió este martes en la precisión con que se debe trabajar para determinar con rapidez las cadenas de transmisión.

Tras más de medio millón de muestras PCR procesadas en Cuba desde que fueran detectados los primeros pacientes, a principios del mes de marzo, este 15 de septiembre se acumulaban un total de 4803 casos positivos. Setenta y siete de esas personas fueron informadas en la última jornada, de las cuales al momento de su diagnóstico en 11 no se había podido determinar su fuente de contagio, cifra que en los últimos 15 días ha ascendido a 69.

Así lo confirmó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, al actualizar sobre la situación epidemiológica nacional al grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezado por el presidente Díaz-Canel; el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa; y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

En medio del complejo escenario por el que transita en estos momentos el país, donde en las últimas dos semanas se han diagnosticado 736 casos autóctonos positivos a la COVID-19, durante la sesión de trabajo el Titular de Salud Pública informó, además, acerca de la apertura de tres nuevos eventos de transmisión local: uno en La Habana y dos en Sancti Spíritus, sumando así 22 los sucesos de este tipo que se mantienen activos en el territorio nacional, de los 81 que se constatan desde el inicio de la epidemia.

Según detalló, el nuevo evento de transmisión local en cuarentena abierto en la capital se ubica en el Centro de Elaboración de Alimentos de Boyeros y Camagüey, en el municipio del Cerro. Hasta el momento de la reunión allí se acumulaban 13 casos —12 informados este martes— y se había identificado una población a pesquisar de 195 personas. Doscientos veintiuno eran los contactos que al cierre de la jornada se encontraban en centros de aislamiento.

Los otros dos eventos son en los municipios espirituanos de Jatibonico y Trinidad, que sumaban 10 y 9 casos, respectivamente. El primero de ellos en un consejo popular de la Comunidad Bernal, que abarca un universo de 431 personas, y el segundo en el hotel trinitario Costa Sur, donde se estudian 979 personas.

En momentos en que diez provincias cubanas han reportado transmisión del virus durante los últimos 15 días, siguen siendo La Habana y Ciego de Ávila las que informan el mayor número de confirmados en las más recientes jornadas. A la compleja situación que en ellas se evidencia, con los consecuentes riesgos que entraña para los territorios vecinos, estuvo dirigido en lo fundamental el análisis vespertino del grupo temporal de trabajo este martes.

De manera particular sobre la capital, con 12 eventos de transmisión local activos y 145 focos con medidas de refuerzo en sus 15 municipios, el gobernador Reinaldo García Zapata, aseguró que al momento del encuentro solo mantenían cuatro pacientes en los cuales no se había podido precisar la fuente de infección, en cuya determinación se continuaba trabajando.

Al referirse al nuevo evento de transmisión local abierto en el municipio del Cerro, detalló que ha generado un total de 223 contactos —todos en centros de aislamiento— e impacta directamente en diez municipios de la provincia. Según aseguró, persisten las acciones para continuar identificando contactos y lograr que no avance más la transmisión.

En una jornada donde la provincia de Ciego de Ávila reportó 33 nuevos casos positivos a la COVID-19 y se mantenían ingresadas 183 personas que padecían la enfermedad —tanto en instituciones hospitalarias avileñas como camagüeyanas—, el gobernador, Tomás Alexis Martín Venegas, puntualizó que se encuentran activos 13 controles de foco y cuatro eventos de transmisión local, el más trascendente de ellos en el hospital provincial Antonio Luaces Iraola, que acumula el 50,3% de los 206 pacientes diagnosticados en el territorio tras el nuevo brote de la epidemia.

Con 45,07 de tasa de incidencia por cada cien mil habitantes en los últimos 15 días —la cual tiende al incremento—, en ese periodo se han diagnosticado 197 casos autóctonos con la enfermedad, dispersa ya por los diez municipios de la provincia avileña.

Según especificó Martín Venegas, ante el incremento del número de personas que son ingresadas para atención y vigilancia, en el territorio se crean condiciones para habilitar tres nuevos centros de aislamiento. Este martes permanecían en estos lugares 1097 contactos y 229 sospechosos.

Por otra parte, desde Sancti Spíritus, provincia donde en las pasadas dos semanas se han confirmado 21 casos positivos, la gobernadora, Teresita Romero Rodríguez, aseveró que en los eventos de transmisión local y controles de foco activos se han estudiado más de 2400 personas. En estos lugares —dijo— se continúa la vigilancia activa de la población y el estricto cumplimiento de todas las medidas diseñadas ante el reto de disminuir las posibilidades de propagación de la enfermedad.

De igual manera, durante el encuentro rindieron cuenta los gobernadores de Artemisa, que aun cuando continúa reportando casos aislados mantiene una situación epidemiológica estable; y Camagüey, donde en los últimos 15 días se han diagnosticados siete pacientes, seis de ellos con fuente de infección sin precisar, algo en lo que se debe continuar trabajando con agilidad para cortar cuanto antes las cadenas de transmisión.

Contener el contagio sigue siendo uno de los principales retos del país, y para ello resulta vital, entre otros muchos elementos, mantener el riguroso cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias; la realización de pesquisas de calidad en las comunidades; la rápida identificación y aislamiento de contactos y, sobre todo, el actuar responsable y disciplinado de cada uno de los cubanos.  

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.