Rebrote, cifras y el esfuerzo de todo un país

A la situación epidemiológica de La Habana, Ciego de Ávila, Matanzas, Sancti Spíritus, Holguín y Artemisa, se dedicó la reunión en la que se toman las decisiones gubernamentales para controlar la epidemia de la COVID-19 en Cuba.

Reunión de análisis de la COVID-19 en Cuba, encabezada por el presidente, Miguel Díaz-Canel, el 22 de septiembre de 2020.
(Foto: Estudios Revolución)
Visto: 608

Este martes 22 de septiembre en los hospitales de Cuba permanecían ingresados 597 pacientes con diagnóstico de la COVID-19, de ellos 81 reportados en el último parte oficial ofrecido por el Ministerio de Salud Pública. Ambas cifras dan cuenta de la permanencia en el tiempo del rebrote de la epidemia en el territorio nacional que comenzó a finales de julio.

En los cerca de 200 días que han transcurrido desde que el 11 de marzo se informaran los tres primeros casos en el país, se han reportado 5222 positivos al SARS-CoV-2, de los cuales 4506 han logrado superar esa peligrosa enfermedad. En las unidades de cuidados intensivos se atienden actualmente a tres personas con una condición crítica de salud a causa del virus y a ocho en estado grave.

Hasta el momento de reunirse el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno —que encabezan el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz— en la Mayor de las Antillas habían fallecido 117 personas, una de ellas informada precisamente este martes y que correspondió a un avileño. Al respecto, el Jefe de Estado volvió a alertar sobre la letalidad en la provincia de Ciego de Ávila, el territorio de más alta tasa de incidencia de casos positivos por cada 100 000 habitantes en los últimos 15 días y que suma cinco jornadas con reportes de muertes, algo que, dijo el mandatario, hacía mucho tiempo no sucedía en nuestro país.

Al análisis de la situación de La Habana, Ciego de Ávila, Matanzas, Sancti Spíritus y Holguín —las cinco provincias que confirmaron nuevos casos este martes—, así como de Artemisa, se dedicó la reunión que cada tarde tiene por sede el Palacio de la Revolución: espacio donde se toman las decisiones gubernamentales para controlar la epidemia.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, explicó que en la capital se habían realizado en la última jornada 3753 pruebas PCR, de las cuales 42 fueron positivas. De ellas, solo una no tenía fuente de infección conocida al momento del diagnóstico, con lo cual se acumulaban tres casos en esa misma condición.

Al respecto de ese importante indicador, la viceministra de Salud Pública, Regla Angulo Pardo, destacó el trabajo que se ha hecho en la capital para dar solución a los casos sin nexos epidemiológicos, que en un momento de la epidemia llegó a superar la cifra de 55.

García Zapata informó sobre el cierre de dos eventos de transmisión local: uno en el Instituto Cubano de Radio y Televisión, ubicado en el municipio Plaza de la Revolución; y otro en la comunidad La Brisas, del Cotorro. Con la culminación de esos hechos, La Habana concentra su atención en 11 eventos y prepara el cierre de tres de ellos en los próximos días, al no confirmar positivos en más de 14 jornadas.

Por otra parte, desde Ciego de Ávila, el gobernador, Tomás Alexis Martín Venegas, actualizó la situación del territorio, donde el contagio ha llegado a sus diez municipios; se mantienen activos 180 pacientes con la COVID-19; han recibido alta clínica 132; y se atienden a cuatro personas en estado grave y a dos en condición crítica.

En esa central provincia continúan abiertos cinco eventos de transmisión local: dos de ellos en las principales instituciones de salud de los municipios de Ciego de Ávila y de Morón; y los otros tres están repartidos en siete consejos populares de la ciudad cabecera, además de otras dos localidades pertenecientes a Venezuela y Majagua.

Martín Venegas explicó que actualmente tienen 143 zonas bajo medidas de cuarentena. En tanto, se han habilitado 1500 capacidades para el aislamiento de contactos, contactos de contactos y sospechosos.

Una mirada particular tuvo el evento abierto en la provincia de Matanzas, correspondiente a varias obras constructivas del Turismo, que ha generado hasta la fecha 57 casos. Según detalló el gobernador, Mario Sabines Lorenzo, el universo a estudiar abarca a más de 2200 personas, de las que a 2113 se les ha hecho la prueba PCR. Aseguró que se continúa la identificación de contactos en los campamentos de constructores y en comunidades, y se aíslan a todos los implicados.

En Matanzas también permanece activo un evento en Santa Marta, que sigue tendiendo al control después de varios días sin nuevos casos.

En esta sesión de trabajo intervinieron además los gobernadores de Artemisa y Sancti Spíritus, territorios con 33 casos cada uno en los últimos 15 días, así como el de Holguín, con cuatro positivos en el mismo periodo, realidades distintas que apuntan a un mismo objetivo: atajar el contagio antes de que la situación se salga de control. Una indicación reiterada este martes por la dirección del Gobierno cubano. (Leticia Martínez Hernández) 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.