La imagen del día: Anochece en Sao Paulo en pleno día por incendios en el Amazonas

En la tarde del lunes cuando Sao Paulo quedó a oscuras por las llamas que devoran el Amazonas

Ciudad de Sao Pablo
Los numerosos incendios que queman la Amazonia han emitido un fuerte humo que han dejado la ciudad brasileña a oscuras. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 2507

La semana pasada todo el mundo se sorprendió por la forma en que el Sol desapareció del cielo en Siberia, sin que ocurriera un eclipse. El motivo, la nube de cenizas provenientes de los masivos incendios forestales que asolaban en ártico y que destruyeron gran parte de la vegetación de Groenlandia y Siberia.

Y aunque muchos pensaban que nunca vivirían un fenómeno así, ocurrió en nuestro continente la tarde del lunes cuando Sao Paulo quedó a oscuras por las llamas que devoran el Amazonas.

La situación, que llamó la atención en las redes sociales, sucedió cerca de las tres de la tarde del lunes, cuando una fuerte nubosidad, formada por vientos marítimos del sur y sureste cubrieron el cielo, dejando la ciudad a oscuras.

A través de su cuenta de Twitter, la ONG Greenpeace publicó una foto del hecho, apuntando que “el humo de los incendios en el Amazonas volvió a los cielos de Sao Paulo, a más de 3000 km de distancia, oscuro. Lo que sucede en el Amazonas no se queda en el Amazonas”. Esta imagen se hizo viral en esta jornada.

(Con información de Publímetro)

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Guillermo RoCar

    Terrible lo que sucede en la Amazonía, igual de terrible los incendios de Siberia y Groenlandia, lo más terrible es que cuántas de estas catástrofes son generadas por la mano del hombre, el principal enemigo de su casa grande, la Tierra, otra cosa terrible es todo el dinero que donaron aquellos que quieren verse bien ante el mundo y quizás ante El Señor para reparar la catedral de Notre Dame en París y que hoy no han dado un sólo centavo para ayudar en la extinción del fuego y la recuperación de todas esas especies de fauna y flora que habitan el pulmón del mundo y que se están perdiendo, qué decir de aquellos que lejos de donar dinero, lo gastan comprando marfil de contrabando, lo que ha diezmado la población de elefantes, o cuernos de rinoceronte, o aletas de tiburón, o que simplemente pagan para matar algún gran carnívoro sólo por el "placer" de la cacería, cuánta maldad e hipocresía soportará este planeta que nos cobija a todos, pobres y ricos, ¿qué pretendemos legarle a las futuras generaciones?.