«Kifangondo y Cuito Cuanavale son entrañables para los cubanos»

Afirmó el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, quien recorrió el Museo Nacional de Historia Militar, en Luanda, como parte de su estancia en Angola.

Miguel Díaz-Canel
(Foto: Tomada de Internet).
Visto: 189

LUANDA.–«Kifangondo y Cuito Cuanavale son espacios de la geografía e historia angoleñas entrañables en la sensibilidad patriótica de los cubanos», afirmó ayer el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel.

Díaz-Canel recorrió el Museo Nacional de Historia Militar, en Luanda, como parte de su estancia aquí desde el lunes pasado para la toma de posesión del presidente Joao Lourenço.

En la visita guiada estuvo acompañado por Cándido van Dunem, ministro de Antiguos Combatientes, y Silvestre Antonio Francisco, director de la institución, la que atesora unas 10 000 piezas relacionadas con el devenir de este país, especialmente en la lucha por su independencia.

«Este museo, a nuestro modo de ver, tiene la enorme responsabilidad de dar a conocer esa hermosa y heroica historia a las futuras generaciones», escribió el alto dirigente cubano en el libro de visitantes.

Los cubanos, aseguró, sentimos orgullo por esa historia. Es un orgullo sano y sin vanidad, remarcó.

«A esta tierra, junto a los hermanos angoleños vinimos a luchar por su independencia y después a contribuir a la paz y restauración del país», expresó.

Con posterioridad se reunió con parte de los colaboradores cubanos que prestan misión en este país africano.

La agenda del primer vicepresidente cubano incluyó este miércoles un homenaje al comandante internacionalista Raúl Díaz Argüelles, muerto en combate el 11 de diciembre de 1975, a un mes de la proclamación de la soberanía.

Igualmente mantuvo un encuentro con Lourenço, en el que ambas partes reconocieron los lazos históricos de amistad entre los pueblos y gobiernos de Cuba y Angola.

Hoy, antes de concluir su estancia de cuatro días aquí, Díaz-Canel recorrerá el monumento a los héroes de la batalla de Kifangondo, el 10 de noviembre de 1975.