Gobierno catalán anuncia pasos hacia la independencia

Pese a que fue declarado ilegal por el gobierno español, la Generalitat da validez a los resultados del referéndum de este domingo.

Bandera de Cataluña
(Foto: Tomada de Internet).
Visto: 192

El presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, proclamó la victoria del «sí» en el referéndum de independencia que los tribunales declararon inconstitucional y el gobierno español intentó impedir con un fuerte dispositivo policial.

Puigdemont dijo que el «sí' a la independencia es mayoritario» y anunció que trasladará ahora los resultados al Parlamento de Cataluña «para que se implementen».

Según cifras difundidas por las autoridades catalanas, cerca del 2,3 millones de ciudadanos de esa región (en torno al 30% de la población catalana) votaron este domingo en el referéndum. De ellos, el 90% se inclinó por la independencia de la Cataluña.

En una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat en Barcelona, Puigdemont afirmó que Cataluña ha «conseguido celebrar el referéndum que el Estado se ha esforzado tanto en impedir» e hizo una «apelación directa» a la Unión Europea para que intervenga ante la «intransigencia y la represión» con la que, a su juicio, actuó el gobierno español. Puigdemont aseguró que «el gobierno español escribió hoy una página vergonzosa de su relación con Cataluña».

También dijo que «con esta jornada de esperanza y de padecimientos, los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de República».

Según los datos del Departamento de Sanidad catalán, los enfrentamientos entre policiales y manifestantes dejaron más de 800 heridos.

El Ministerio del Interior desde Madrid aseguró que 33 policías también sufrieron heridas de diversa consideración. De acuerdo con las denominadas "leyes de desconexión", aprobadas por la mayoría independentista en el legislativo regional, el Parlament, y suspendidas después por el Tribunal Constitucional español, tras el referéndum, la cámara catalana deberá proclamar la independencia de Cataluña en un plazo de 48 horas.

La pregunta ahora es si se producirá la declaración unilateral de independencia, una posibilidad respecto a la que el propio Puigdemont no se había mostrado concluyente en las jornadas previas al referéndum.

El secretario de la presidencia de la Generalitat de Cataluña, Jordi Turull, aseguró que durante el referéndum se contabilizaron 2.262.424 papeletas, en las que el «sí» a la independencia de Cataluña alcanzó el 90% de los votos, frente a un 7,8% de votos en contra.

Las autoridades catalanas dijeron que 319 de unos 2.300 centros de votación en la región habían sido cerrados por la policía, mientras que el gobierno español dijo que se habían cerrado 92 estaciones.

Pese a que, al haber sido declarado ilegal, la votación no pudo contar con el censo oficial de electores y a que muchos colegios permanecieron cerrados por orden judicial, la Generalitat da validez a los resultados del referéndum de este domingo.

Entre los detractores de la votación, se subraya que se llevó a cabo sin garantías y que en los colegios que permanecieron abiertos se produjeron diversas irregularidades. Varios medios españoles reflejaron casos de personas que pudieron votar varias veces y hubo denuncias de urnas que llegaron ya llenas de votos a los colegios.

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró en una comparecencia que «ha prevalecido la democracia» y culpó de los incidentes violentos a quienes, a su juicio, «han promovido la ruptura de la convivencia y la legalidad».

Mientras que Puigdemont planea activar el procedimiento para la secesión en el Parlamento regional, Rajoy anunció que convocaría a todos los partidos a un proceso de diálogo en el Congreso español.

Tras los resultados de este domingo, distintas entidades sociales de Cataluña anunciaron la convocatoria de una huelga general en respaldo de la reivindicación de una república catalana independiente.

Grandes multitudes de partidarios de la independencia se reunieron el domingo por la noche en el centro de la capital regional, Barcelona, ​​agitando banderas y cantando el himno catalán.

Los manifestantes antiindependencia también realizaron manifestaciones en Barcelona y otras ciudades españolas.

Cataluña es una región rica de 7,5 millones de habitantes ubicada el noreste de España que tiene su propia lengua y cultura.

También tiene un alto grado de autonomía, pero no es reconocida como una nación separada bajo la Constitución española.

(BBC-MUNDO)