Cuba, su única victoria mundialista

Hace 80 años Cuba obtuvo su único triunfo en campeonatos mundiales de fútbol, al derrotar a Rumania en la tercera cita efectuada en París.

Saludo de los capitanes de Cuba y Rumania.
Los capitanes de Cuba, Manuel Chorens (a la izquierda, con camiseta blanca), y de Rumania, Gheorghe Rasinaru , en el saludo previo al partido de octavos de final. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1038

Sucedió hace tanto tiempo que los que nacieron ese día y aún viven celebrarán su 80 cumpleaños. El 9 de junio de 1938, Cuba obtuvo su única victoria en la historia de los campeonatos mundiales de fútbol, una página que desempolvamos ahora antes la cercanía de la XXI Copa del Mundo en Rusia, el próximo 14 de junio.

Cuba estuvo presente en la tercera versión efectuada en París, en 1938, con la asistencia de 15 selecciones. Varias naciones del Nuevo Continente, encabezadas por Argentina, México y Estados Unidos, renunciaron a participar, y los criollos aprovecharon la oportunidad para realizar su única incursión en estas lides.

La justa arrancó el 4 de junio, pero los cubanos tuvieron su debut el 5 frente a Rumania con un resultado decoroso en octavos de finales, pues igualaron a tres goles en tiempo extra con el once europeo.

Debieron celebrar entonces un choque de desempate para buscar el pase a cuartos de finales y los nuestros se llevaron la victoria —su única en citas planetarias—, dos dianas a una, el 9 de junio, hecho del cual se cumplen este sábado ocho décadas.

En la siguiente fase cayeron por goleada, cero a ocho ante Suecia. Esto fue el 12 de junio de 1938 y desde entonces como dirían a dúo Clara y Mario: «si te he visto no me acuerdo».

El equipo de Cuba concluyó en la séptima posición, por delante de Francia (octavo), Alemania (décimo), Polonia (onceno) y Holanda, que terminó alojada en el peldaño número 14, entre otros.

Fue el mundial en el que antes del partido por la discusión del título frente a Hungría, el dictador Benito Mussolini envió a los italianos un mensaje de advertencia: «Vencer o morir». Se dice que después de caer dos goles a cuatro, el portero húngaro Anta Zsabo exclamó: «Estoy feliz por la derrota. Los cuatro goles que permití salvaron 11 vidas».

Así, Italia, que había salido triunfadora cuatro años antes, se convirtió en el primer elenco en reinar dos veces consecutivas —hazaña que después igualó el gran Brasil—, y Vittorio Pozzo (1886-1968)  se erigió en el único DT en llevar a su plantel a la conquista de dos mundiales.

Como dato curioso, de los 16 cubanos que asistieron al mundial parisino, el último sobreviviente fue Juan Tuñas Bajeneta, quien falleció en México el 4 de abril de 2011 a los 93 años de edad.

El histórico equipo:

El conjunto lo integraron Juan Alonzo, Joaquín Arias, Juan Ayra, Jacinto Barquín, Pedro Berges, Benito Carvajales, Manuel Chorens, Tomás Fernández, Pedro Ferrer, Arturo, José Magriñá, Carlos Oliveira, José Antonio Rodríguez, Héctor Socorro, Mario Sosa y Juan Tuñas. DT: José Tapia. 

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • la_esquina_del_home

    Muy buen articulo periodistico

    • pedron

      Efectivamente, muy bueno y además publicado en el momento exacto en que el mundo entero se enfoca a otro Mundial.
      Es un suceso que casi nadie sabía, yo mismo había oido algo al respecto pero nada en concreto.
      Felicidades Osvaldo !!